lunes, 21 de mayo de 2012

AMCA 2012 - La Crónica...

El viernes 18 de mayo, Madrid se vistió para la ocasión (vaqueros, camiseta y zapatillas) de su primer festival cervecero de dimensiones notables. Aprovechando que pude combinarme la semana para quedarme en la capi hasta el mismo viernes hasta tarde, pasé dos horitas disfrutando de un evento en el que pude encontrarme con viejos conocidos y conocer otra buena gente de este mundillo.

Llegué a la Cámara Agraria, en Casa de Campo, un poco antes de las cinco y media. La feria empezaba a las seis, y ya había gente dentro; casi todos con la acreditación colgada del cuello. En esos momentos, pensé que quizás mi reticencia a sacarme acreditaciones o etiquetas identificativas daría como resultado que tuviera que esperarme media hora fuera del recinto, pero la puerta estaba abierta para realizar los últimos preparativos y, con el pecho hinchado y sobrado de confianza, entré con cara de este tío sabe lo que hace ante la atenta mirada de un segurata.

Una vez dentro, vi rápidamente a Mikel Rius (BBF, Zionita...), con quien nos habíamos citado previamente. Después de hablar un rato, fui a dar una vuelta de reconocimiento a fin de estudiar las posibilidades para cuando dieran el pistoletazo de salida. Se me encogió el corazón al ver que había muchas cosas que quería probar y poco tiempo para hacerlo, así que saqué mi faceta más pragmática y empecé a descartar cervezas en función de si las podía encontrar con facilidad cerca de casa.

Javier y David sacaron
cosas muy serias.
Durante el reconocimiento, pude saludar a Javier y David de Cervezorama, que aunque están hartos de verme el jeto por su tienda no tuvieron reparo en saludarme, igualmente. Aproveché para felicitar a David por las Guinea Pigs y estuvimos hablando un buen rato sobre novedades que irán llegando (os adelanto que la cosa promete). Justo en el stand de Cervezorama conocí a Pau de Spigha Cervesa, con quien pude conversar tranquilamente sobre el panorama cervecero actual, ferias y festivales, etc.

Ya más situado, volví cerca de la puerta y me junté nuevamente con Mikel, de quien no me separaría hasta la hora de marcharme de Madrid. A las seis y pocos minutos empezó el festival de una manera que, a mi parecer, fue un poco postiza: un político de turno cortó una cintita con las tijeras y se fue con un grupillo a visitar la feria con el vaso oficial antes que nadie. Que conste que no tengo nada contra ese señor (que no sé ni quien era), ni el grupillo de personas que le seguían fielmente; ni tan sólo siento envidia porque tuviera vaso antes que yo (aunque no lo vea justo): pero sí tengo una gran desafección por la clase política en general, así como por las formalidades y el protocolo. Me habría parecido más lógico ver a algún cervecero cortar la cinta... o mejor, tomarse una pinta. En fin, mejor que hable de cerveza.

Después de nuestro pack de vaso+guía+consumición por 5 lerus, fuimos con Mikel a probar una cerveza a la que tenía ganas desde hacía un tiempo y que me habían recomendado efusivamente: Na Valora de Spigha. Las buenas expectativas fueron cumplidas con una Pale Ale suave y muy bebible, afrutada en nariz, con toques de melocotón y cítricos suaves, redondeada con algo de caramelo y con matices herbales. En boca muy similar, sin ser muy dulce y bastante amarga, aunque no extrema. Muy equilibrada y agradable; un gran inicio.

En La Cibeles se trajeron un
buen arsenal...
En otras circunstancias, las otras dos variedades de Spigha, la Gurugú y la Voramar, habrían pasado por mi vaso, boca y sistema digestivo; pero la falta de tiempo en este festival me obligó a mirar hacía otros stands.

Con ganas de probar una buena rareza, nos dirigimos al stand de La Cibeles. Con más de 10 birras disponibles, su presencia en el festival era realmente imponente. Yo iba con ganas de probar la cerveza que habían preparado especialmente para el festival, con el misterioso nombre de Cibeles X-Files. Con 1,5% de alcohol, era una apuesta muy arriesgada. Con muy buen aspecto en el vaso, el aroma presentaba matices de lúpulo fresco interesantes, aunque se echaba en falta la malta y sobraba un poco para mi gusto el agua. Su sabor muy similar, con suaves toques afrutados y bastante aguada; resinosa, de cuerpo ligero y final seco, le faltó un poco más de carácter (y de alcohol; pero la gracia de esta cerveza era precisamente su carencia).

¡EPA!
Siguiendo con el panorama de Pale Ales, que siguiendo la tónica general festivalera eran la mayoría de las cervezas, fui a por la Domus Europa, definida por los toledanos como una European Pale Ale por usar, exclusivamente, lúpulo europeo. La Europa se presentaba con una pintaca fantástica en el vaso, aroma muy fresco a lúpulo, especialmente herbal, con pino, un punto cítrico, maltas muy suaves y toques de levadura. En boca se animó cuando ya se había asentado, añadiendo al sabor a pino generalizado matices de caramelo quemado y naranja confitada. Con bastante cuerpo y buena sensación en boca, sólo le faltó un poco más de redondeo de la lupulización general.

En el rato que pasó entre la Domus Europa y la siguiente, pudimos saludar a Albert Sanchís de Cerveses Almogàver, a parte de a David de Homo Lupulus (que andaba buscando a alguien y ya no le vi más) y  al Barón de la Birra (El Jardín del Lúpulo), con quien charlamos y reímos un rato.

Para terminar mi andadura por la feria de Alimentación de Madrid y Cerveza Artesana, pasé a ver a Javier y David para que me tiraran una birra que llevaba en mente desde el inicio y que además ellos me habían recomendado de manera efusiva: la Choklat de Southern Tier. Negra en el vaso, con poca carbonatación, densa como pocas. De aroma parecía, tal cual, un batido de chocolate (un Cacaolat, concretamente), con notas de chocolate con leche, chocolate negro y suave vainilla. En boca muy similar, con un toquecito de café y un punto herbal al final. Baja de carbonatación y con un cuerpazo, escondía no sé donde 11% de alcohol. Una Imperial Stout muy bestia; rara pero muy sabrosa y bebible. Si alguna cosa se le puede achacar es su falta de complejidad, al tratarse de una birra con pocos matices (pero riquísima).

La cosa se iba animando, y mi tiempo se iba agotando.

Llegaba el momento de coger botellas, pero al tener que viajar no podía irme muy cargado. Igualmente, el tiempo se me había echado encima y no podía irme de compras tranquilo, así que sin pensarlo fui rápidamente a buscar la edición aniversario (1 año de Yria, 2 de la hija) de la Yria Golden Ale, con un Dry Hopping y la particularidad de que parte de los beneficios de su venta se destinan a causas sociales (y ya sabéis que comprar cerveza para buenas causas es algo que me motiva). A parte de comentar la bonita etiqueta con Ernesto, pudimos hablar brevemente de otras cosillas, como una feria cervecera que tendrá lugar dentro de un tiempo y de la que ya os daré más detalles en otra entrada.

Sin tiempo, sufriendo ya, fui a por la Jamonera, la cerveza que preparó La Virgen para presentar en la AMCA. Destacar, respecto de esta cervecera, que uno de sus componentes iba con un tarro lleno de chapas nuevas de sus cervezas con una imperdible detrás para colgarla en la solapa, repartiéndolas entre los asistentes. ¡Un bonito detalle! A mí me tocó la chapa del lúpulo (tienen 4 de distintas; muy chulas todas ellas); y en la botella tengo la de "Amor".

Me olvidé de alguna edición especial (y me duele) pero era esto o comprar un billete nuevo de vuelta. Finalmente me fui contento por haber podido estar en este primer festival cervecero madrileño, aunque con ganas de conocer más cervezas y cerveceros.

Botín madrileño.

Con dos horas y poco no me dio para realizar un veredicto completo, pero aquí van mis impresiones en el clásico "Me gustó" / "Se puede mejorar":



Me gustó:

  • El vaso. Mucho :-).
  • Guía muy completa y con información de maridajes; muy útil en una feria que, aunque no se note por mi post, también tenía la parte de alimentación (de la que me habría gustado disfrutar si hubiera dispuesto de más tiempo, por supuesto).
  • Presencia de cerveceros de muchos puntos de la geografía.
  • Un sitio ideal (al menos el viernes); con espacio y arcadas que parecían hechas a medida para los stands.
  • Barriles interesantes de cerveza internacional.
  • La ilusión de mucha gente implicada en tirar adelante este festival.

Se puede mejorar:
  • El formato de la Guía era bonito pero poco práctico para llevarlo en el bolsillo.
  • Presencia internacional sólo a través de tiendas e importadores. Sería bueno para futuras ediciones que hubiera stands propios de internacionales.

Curiosidad:
  • Es la primera feria cervecera a la que asisto en la que no están Reptilian, Ausesken, Popaire y Glops. Un poco extraño sí que se hizo.


En resumen: muy buena organización para una primera edición a nivel de Comunidad. Felicidades a todos aquellos que han trabajado para que Madrid empiece a presentar un panorama cervecero más completo.

A continuación, otras fotos del evento:

El sitio, como ya he apuntado, muy bonito para la
celebración.

Sí, había comida (¡y la buena pinta que tenía!). Al
lado, Domus.

Les Clandestines (como en casa) y Bresañ.

Espectacular ver el bricolaje de última hora.

El stand de Almogàver.

Salut i birra!

17 comentarios :

  1. Hola!. Hombre hay una cosa clara, aprovechaste el tiempo muchísimo jejeje. Nosotros en las casi 11 de festival del sábado pudimos probar casi todo de lo qu no habíamos probado.

    De lo que tú comentas probamos las spighas en su versión Voramar, la más suave y refrescante de todas. La domus europa me encantó más que la pacific lager.

    Una pena que ya no tuvieramos barriles de souther, aunqu ahí pude tomar la Brewdgog Punk IPA, y en el caso de cibeles, el sabado tocaba la colaboración con zulogarden que además me la llevé a casa.

    A ver si para otro festival podemos coincidir, a lo largo de esta semana intentaremos subir nuestras impresiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué tal Alberto! Pues a mí me pasó volando y me quedé con la sensación de que habría podido apretar más... pero bueno, ya más en frío no estuvo nada mal por ser sólo 2 horas :-).

      Yo la Pacific la tengo en casa pendiente, y la Zibeles no he tenido aún ocasión de hincarle el diente. A ver cuando las pruebe qué tal!

      Una lástima que no pillaras Southern porque estaba bien rico.

      Espero vuestras impresiones para ver lo que fue un día entero de AMCA. Lástima de la lluvia.

      Un saludo a los dos gatos.

      Eliminar
  2. Me encantan las Spigha sobretodo Na Valora y Voramar, además son amigos y tanto Pau como Toni me parecen unas excelentes personas y se lo están currando... las otras birras españolas espero ir probándolas (bueno, la Virgen ya ha caído -abstenerse chistes fáciles)!!!! Menuda envidia!!! La Southern Tier en botella está ya buenísima así que en barril debe de ser espectacular!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Txema! Realmente me gustó mucho la Na Valora y me queda pendiente probar las demás. Y el rato que estuve con Pau me pareció un tipo majísimo.

      Yo aún no he atacado a La Virgen, pero la Jamonera me pide marcha (abstenerse chistes fáciles también, que estoy hablando de birra ;-).

      Y Southern, efectivamente, en barril estaba deliciosa. Gran detalle los Cervezoramos de traerse ese barril.

      Salut Txema!

      Eliminar
  3. Se me ha hecho corto el post pero veo que aprovechaste bien el tiempo! Jeje! Estupendo evento en un marco incomparable y muchas, muchas novedades presentadas que a ver si en breve podemos ir encontrando y sobretodo probando, jejeje!! Envidia especial por algunos de los barriles internacionales... Salut mestre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Pau! Internacionales había muchas cosas de las que con tiempo y en otro escenario me habría puesto morado. Fue corto pero tan intenso como pude; lo mejor es que lo pasé bien con la cervecita, Mikel y la demás gente con la que pude charlar un rato.

      Salut!

      Eliminar
  4. Yo también pude estar sólo el viernes (iba a ir también el domingo pero se
    me torció el plan), aunque al volverme en metro en las 3 horas que
    estuve pude probar 6 cervecitas y otra compartida 0:-)...

    Comparto las mayoría de buenas y malas impresiones, aunque en mi caso
    no eché de menos más gente de fuera, dada la gran oferta, pero supongo
    que con un par de stands de algún grande de moda atraerían a más público.

    Eso si, a propósito de lo que dices de la guía, deberían incluir en que stand se servía cada birra, ya que me quedé sin probar unas cuantas de las que no tenían stand propio porque no las encontré xD!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, y no nos vimos! Seguro que habrá otras ocasiones para compartir alguna birrilla juntos.

      Hombre, la presencia de gente de fuera siempre es muy interesante. Poder hablar con ellos del panorama de su país, de que están haciendo, planes, panorama nacional, etc. siempre es interesante.

      Y sobre el detalle que comentas de la guía no me había dado cuenta. Pero hombre, tampoco había tantos stands! Estás seguro de que sólo tomaste 6 cervecitas? ;-).

      Saludos Deigote!

      Eliminar
    2. Jajaja... pues el caso es que buscando una foto que tiré y que subí al untappd he visto que fueron 7 0:-).

      Es verdad que tampoco había tantos stands como para no encontrarlos, pero no sabía que había gente sirviendo cosas de otras cerveceras (por ejemplo la Dougall's, que la servía la gente de Yria), y cuando me dí cuenta tampoco era plan de acercarme uno por uno "oye, servís la NoSeQue? ah, no, pues me voy" :-D.

      Y en el caso de la Dougall's, porque la vi cuando fui a probar la Flow, pero sigo preguntándome dónde andaban esas Steve's Best Bitter o Naparbier que tenía en mi lista de cosas por beber :P!

      Eliminar
    3. Pues la Steve's estaba en Cervezorama, y la Napar recuerdo haberla visto, pero ahora me falla la memoria de dónde estaba...

      Veo que tenía razones para sospechar de tus 6 cervecitas ;-). Ahora quizás lo repases otra vez y te salgan 8 o 9, jaja. Saludos!

      Eliminar
    4. perdonad que me meta, mas que nada porque ya poco se puede hacer, Naparbier tenía un stand propio, si recuerdo bien, entre el de naturbier y el de Bresañ. De las que tenían yo probé la ZZ+, el Raval y la Yang, a cada cual mejor, por cierto...

      Eliminar
    5. ¿Sí, verdad? Es que me sonaba un montón, pero pensaba que me equivocaba si Deigote no lo había visto... La cuenta de cervezas tomadas veo que realmente no era realista, jajaja. ¡Contrólate macho! :-)

      Eliminar
    6. Joder, flipo xD. ¿Y dónde estaban el de Naturbier y Bresañ? ¿Todos esos estaban el viernes? Prometo que me dí más de una vuelta y que las 7 fueron 7, y no más (¡que con un vaso de este tamaño tampoco es tanto :P!). En serio que no los vi, tampoco los busqué como un sabueso pero joer, el recinto no era tan grande...

      En fin, se ve que no era problema de nadie más que yo :-(, que soy un desastre y un despistado xD...

      Eliminar
  5. Yo también estuve finalmente el viernes, de principio a fin, y por más que te busqué, no logramos coincidir. Y eso que me dijeron varias personas que te habían visto, pero yo no lograba localizarte. De lo que probé en el festival, coincido con Alberto, me gustó más la Domus Europa (de las mejores del festival), que la Pacific. También me gustaron mucho la Guinea Pigs Flow, la ZZ+ de Naparbier y esa Southern Tier Choklat. Las Spigha eran otras que no estaban nada mal. Ya dejaré mis impresiones en la entrada que dedique en el blog. Y a ver si nos organizamos mejor para la siguiente y logramos compartir una birra juntos. Salu2!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Una pena no haber coincidido! No me lo explico, porque el recinto tampoco es tan enorme, y a las 18 no estaba a tope ni mucho menos. A ver si fijamos un día de estos para tomar unas birrillas, por ejemplo, en el Irreale (¡digo yo que habrá que probarlo! :-)

      Cervecísticamente, estamos alineados en gustos. ¿Encontraste el alcohol en la Choklat? Yo, como con los chicles, "sigo buscando".

      Un abrazo JAB.

      Eliminar
  6. Un plaer compartir converses i cerveses!!

    ResponderEliminar