Entradas

The Sub - Test de producto

Imagen
Como antiguo usuario de una Krups BeerTender, me había generado cierta curiosidad la aparición de un nuevo electrodoméstico para emular la experiencia de tener cerveza de barril en casa: una aspiración que, quien más quien menos, muchos aficionados cerveceros hemos tenido en alguna ocasión. Si bien, salvo que vivamos en un piso de estudiantes o tengamos una familia numerosa y muy cervecera, es algo que no parece muy factible.
Precisamente, aprovechando este vacío de ilusión no satisfecha, Heineken y Krups decidieron colaborar en la creación de aparatos que permitan, a escala hogareña, reproducir de manera cómoda el servicio de cerveza a través de un tirador. Su última creación, The Sub, guarda algunas diferencias con su predecesora, y he tenido ocasión de probarla -ver disclaimer de transparencia, abajo- para evaluar su funcionamiento. Aprovechando mi conocimiento y experiencia con la anterior máquina, repasaré a continuación los principales puntos destacables de la experiencia, comp…

Precio y especialidad

Imagen
Cuando supimos de la adquisición de una participación sobre Nómada Brewing Co por parte del Grupo Mahou-San Miguel, no era difícil imaginar que se presentaba un nuevo escenario para el conjunto de la industria cervecera local. Tal como algunos esperábamos, poco se hicieron esperar nuevas adquisiciones -La Virgen por ABI, Sagra por MolsonCoors-, pero posiblemente uno de los efectos colaterales que de forma inmediata se ha empezado a notar ha sido la reducción del importe de la cerveza.


"¿Quién se beneficia del nuevo margen creado por la bajada de precios de la cerveza en distribución?"


Un tick histórico

Imagen
Vamos a hacer un ejercicio. Pongamos que retrocedemos 15 años en el calendario, en ese espacio temporal en que triunfaba Messenger como herramienta para ‘socializarse’ online, y en el que lo más parecido a los smartphones de hoy eran las iPAQ de HP. Habías probado algo más que las Lager de alta comercialización gracias a las cervezas belgas y alemanas de importación, que llegaban a supermercados y a algunos selectos garitos regentados por auténticos militantes cerveceros, así como también gracias a los pseudo-Irish pubs, unos con más gracia que otros, que estaban en pleno apogeo. En este contexto pretérito, piensa cuál habría sido tu respuesta al siguiente enunciado.

“Lista, por orden, aquellas cinco experiencias cerveceras que quieres tener a lo largo de tu vida”


Madrid 2017 - Día 3 - Miscelánea

Imagen
Tras dos intensas noches de rutas cerveceras, con sospechosos habituales de la escena local, la última noche sirvió para visitar algunos sitios que no habían entrado en los anteriores itinerarios por motivos diversos, así como para reencontrar a algunos ilustres ex compañeros de trabajo de mi época vital en Madrid entre cervezas.

“Cuando el ciudadano medio se toma con absoluta normalidad el hecho de que haya una oferta amplia, variada y atrevida de cerveza, no hay marcha atrás

Madrid 2017 - Día 2 - Embajadores y Cortes

Imagen
Otro buen y productivo día de trabajo fue precedido, nuevamente, por un atardecer y una noche cervecera más que interesante por distintos locales de la ciudad de Madrid. En esta ocasión, la ruta trazada contemplaba seis paradas, de las que se cayó una nada más empezar, si bien la cosa acabó con un bonus track final de nivel.

“Algunos de los locales visitados en esta segunda noche están llamados a liderar un cambio de paradigma en Madrid”

Madrid 2017 - Día 1 - Universidad

Imagen
El día empezó movido: por circunstancias ajenas a mi control, perdí el AVE de las 7:04 desde Lleida a Madrid. Nunca antes lo había perdido, y en el momento me afectó simbólicamente. Al hacer el cambio de billete, me afectó también económicamente. Pero esa primera parte de día se desarrolló sin más incidencias, tras un plácido viaje y una jornada de trabajo productiva.

“El protagonismo de la escena se ha desplazado al sur de la Glorieta de Bilbao, incluso más allá de Universidad” 

Madrid 2017 - Intro

Imagen
Hacía tiempo que buscaba la oportunidad de volver, y ese momento llegó ni más ni menos que en los últimos días antes de disfrutar de tres semanas de vacaciones. Con mis mujeres en pleno parón estival, en la playa, el incentivo de llegar a casa por la noche era claramente menor, así que cuadré mi agenda profesional para pasar cuatro días y tres noches por la capital de España.

"Podría parecer la misma, pero cerveceramente Madrid ha cambiado para siempre"