Fondo de Armario - Mayo 2020, Resumen del #FFdA


Llegamos al post de resumen del Fin de Semana Fondo de Armario -FFdA-, que como sabéis de las anteriores entradas se trata de un evento virtual colectivo consistente en sacar cervezas que, por un motivo u otro, accidental o voluntario, llevan tiempo esperando su momento en lo más profundo de nuestros armarios o bodegas.

Tras su celebración, y ante todo, destacar la satisfacción de ver la buena acogida que ha tenido la convocatoria, con un número de participantes y cervezas muy notable. Si bien lo más positivo, en mi opinión, es la generación de contenido y reflexiones alrededor de la cerveza que ha provocado, con intercambios de impresiones y experiencias entre todos, recordando momentos pasados en que la comunidad online era una fuente potente de divulgación, creación de opinión y discusión constructiva. Muchos lo echamos de menos.

Está claro que esto es un mero divertimiento periódico, si bien en el sentido de lo expuesto existen a mi parecer motivos para plantear una nueva convocatoria dentro de unos meses. Pero no nos avancemos: vayamos a por el resumen de la actual.


Resumen


Los eventos de nostalgia pueden convertirse en un simple reencuentro de viejos rockeros con ganas de recordar, pero en el caso de esta edición confinamiento del #FFdA me atrevería a decir que hemos conseguido alguna cosa más. Con una participación de 22 personas, a las puertas del mejor registro anterior, considerando una promoción nada intensiva y un menor margen para apuntarse que antaño, las sensaciones en este sentido han sido muy positivas.

Cabe destacar, además, que del número anterior se contaban hasta 9 participantes nuevos: Beer Labs, Ca la Neus, Chafarda Vulgaris, Diego Cotoya, Gaudint Cervesa, Jorge Arza, Kamon IPA, Lautaro Cozzani y Street Experience. Bienvenidos todos. Entre todos, han sacado 14 cervezas del fondo de sus armarios, sobre un total de 47 durante todo el fin de semana.

Sobre éstas, un 40% fueron Imperial Stouts, seguidas por estilos de Belgian Strong Dark Ales y, a más distancia, Barley Wines. Desde luego, tratándose de estilos que pueden envejecer con mucha gracia, podemos rápidamente identificar que muchas de estas guardas fueron voluntarias. Como curiosidad a nivel de estilos, la aparición de un Braggot, concretamente la colaboración entre Reptilian e Yria que sacó Chafarda Vulgaris.

Por origen, me complace ver que casi la mitad fueron cervezas nacionales, seguidas de cerca por las belgas, y el 21% restante de países variados. Las más exóticas, en este caso, fueron las dos Barley Wines argentinas que sacó Lautaro Cozzani, de Triskell Brewing Co. y de Juguetes Perdidos con Somos Cerveceros.

Si os preguntáis por qué ha habido 7 cervezas de una sola cervecera durante la convocatoria, comprad unas botellas de De Struise y apartad algunas para tomar dentro de unos años. En segunda posición por cerveceras está La Pirata, gracias a una cata vertical de 5 botellas, y a continuación siguen una clásica de la convocatoria como De Molen y una de sorprendente, El Oso y El Cuervo, que a pesar de estar extinta se demuestra la relevancia que tuvo para la escena, paseando hasta 3 referencias distintas en esta edición de FFdA.

A nivel de cervezas, hay que destacar dos catas verticales: la apuntada de La Pirata, con 5 Black Blocks -2016 a 2020-, por parte de Mikel Rius; y otra de 3 Pannepot Reserva -2014 a 2016-, por parte de Fran Encarnación. Asimismo, subrayar que una misma cerveza, la Pannepot Grand Reserva, ha sido sacada en distintas añadas por tres participantes distintos, Rodrigo Valdezate, Oliver Jimeno y Gaudint Cervesa.

Contrasta con el número de cervezas que han salido del fondo del armario de los participantes los pocos maridajes planteados. Sin embargo, destacaría un par de ellos: uno de clásico, el de Ca la Neus con su Brewdog Paradox Jura con tiramisú -desvanecido tras las 24 horas en Stories de Instagram, así son las nuevas tendencias-, y uno de divertido y delirante planteado por Kamon IPA, que mojó rosegons en la Skoria de El Oso y El Cuervo e Implik2.

En cuanto a guarda, si sumamos el tiempo acumulado de las cervezas nos saldría que entre todos los participantes nos hemos bebido 3.461 meses de guarda propia, equivalente a 288 años. Sacando la media, estas cifras serían de 73,6 meses, o 6,1 años. La cerveza más antigua la sacó Txema Millán, una Rodenbach Classic con fecha de caducidad en 1998, la única del siglo XX de toda la convocatoria. Esto es fondo de armario.

Mikel Rius, con su vertical de cinco cervezas y dos botellas más, ha sido el participante más prolífico. En el segundo peldaño, hay un triple empate entre Carlos Portolés, Jorge Arza y un servidor, si bien el caso de Jorge merece comentario a parte, dado que se enteró de la convocatoria a escasas 4 horas de cerrar. Dedicación pura.

Finalmente, comentar que la mayoría de las publicaciones han sido a través de Facebook, que demuestra seguir siendo la red social por excelencia de nuestra escena cervecera, con un crecimiento notable de Instagram y poca repercusión en Twitter. Oliver Jimeno fue el único en publicar audiovisualmente a través de su canal de Youtube, y aguantan la blogosfera las participaciones de Carlos Portolés, Jose Benedicto, Luis Blasco, Miguel BaúlRodrigo Valdezate y de un servidor.


Destacados

Fotos de Beer Labs, tomadas de su cuenta de Instagram

Justo encima de este párrafo tenéis la que bajo mi juicio subjetivo ha sido la mejor foto de la convocatoria, la de una cerveza de Naparbier que muchos disfrutamos en su momento, y que muy recientemente han tomado desde Beer Labs.

En cuanto a texto, me gustaría destacar el de Luis Blasco en Medium, que lejos de escribir sólo su experiencia con las dos cervezas tomadas ha aprovechado para sacarse un buen artículo en el que visita aspectos de la larga y romántica historia de las Lambic, y de la corta pero prometedora trayectoria de uno de las cerveceras de moda: Península.

A nivel de experiencia, me quedo con el relato de un veterano y apasionado del #FFdA, Carlos Portolés, que se toma una Black Albert 2015 a la salud de su padre. Estoy seguro que dentro de la escala de valoraciones que nos describe, tan representativa del carácter y talante de una generación de personas en nuestro país, él habría valorado la cerveza y la compañía como 'es fuerte'.


Participantes

Más allá del resumen, si queréis echar un ojo a todas las publicaciones generadas durante el pasado #FFdA, os dejo a continuación en enlace a cada una de ellas, con el nombre de la persona o perfil participante.


Espero que os resulten interesantes todas las aportaciones, y que puedan dar pie a que conozcáis a nuevos compañeros y poder así ampliar y fortalecer la red de apasionados por la cerveza.


Salut i birra!

Comentarios

  1. Bonito ffda, espero el próximo para despues del verano. Es mas, estaría bien convocar una "compra" de futuro ffda, es decir, poner una fecha, comprar 4 cervezas iguales (con su ticket incluido) y emplazarnos a disfrutarlas recién comprada, dentro de 3, 5 y 7 años. ¿Que te parece?
    Saludoooos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cuestionando el modelo actual de las Micros...

1er FFdA...

Artesanía y localidad - con Jordi Sánchez Puig, de Lupulina