Birrasana 2012 - La Crónica...

Llegó finalmente el domingo 29 de abril, y con éste el final de mi terrible maldición con el Birrasana, festival al que aún no había podido asistir nunca. Vale, quizás haya exagerado con lo de "terrible maldición" al tratarse sólo de la segunda edición, pero si lo miramos en porcentajes, me he perdido el 66% de días de todos los Birrasanas. Ahora ya entendéis mi sufrimiento, ¿verdad?

Desgraciadamente, aquel domingo no estaba muy en forma por culpa de una semana complicada, y empecé el festival algo perezoso y apático; algo que me dispuse a remediar enseguida, buscando el stand de Alvinne para tomarme una buena Bitter introductoria. Pero los malditos borrachos del sábado se la habían pimplado toda, y mi miseria crecía por momentos.

Ante una emergencia tal, tuve que acudir al recurso seguro, a un curandero de El Vendrell, de nombre Isaac; punto de partida de muchísimas de las ferias a las que asisto. Doctor Reptilian me recetó una suave pero sabrosa Red Ale que tuvo un efecto muy positivo en mí, apartando paulatinamente mi sombriedad para activar el modo birra.

Yo también pensé wtf? cuando
vi como había quedado la foto...
La medicina (va, me dejo de chorradas) La cerveza más o menos la conoceréis todos: suave y fresca, afrutada y floral, con un toque acaramelado y algo de miel. Al final, salen ligeros toques tostados, muy interesantes, dando carácter a una agradable cerveza. Garantía de éxito.

Ya más entonado, y con la buena compañía de Jordi Expósito y Jorge Bort, fui a probar uno de los must del Birrasana: la "Garrapinya Ale - Tropical Party IPA", de la Nómada Brewing Co., que se presentaba en sociedad. Para quien no sepa quién esta detrás de esta nueva iniciativa, citaré el nombre de los sospechosos: Javier Aldéa, Sami Claret, Ramon Sorribes (o, lo que es lo mismo, Kitsch, Humala y Cervezalandia).

En cuanto a la birra, que se presentaba como fruto de una Jam Session en Ca l'Arenys, no cabe duda que era tropical... ¡qué bestia! Sólo al acercar la nariz empezaron a sonar bachatas a mi alrededor, y Blanes empezó a oler a mango, piña, fresa, naranja, un poco a pomelo y uva, aunque también había un fondo maltoso y toques algo florales. La fiesta tropical seguía en mi boca, aunque con matices herbales más notables, siendo dulce y, como podéis imaginaros, especialmente amarga (si bien no extrema). Muy refrescante y de final seco, la alegría que me dió esta birra pude imaginar que no es nada comparado a lo increíble que lo pasaron sus "padres" mientras la creaban.

La sensación...
En este punto, me fui al teatro donde se estaban celebrando las distintas actividades del Birrasana, ya que justo después del maridaje especial preparado por el equipo de El Racó d'en Cesc con cervezas Marina, era el turno de Jordi Expósito y Jorge Bort, que presentaban sus nuevos libros en sociedad, y de un servidor, que iba a exponer brevemente el concepto de la Gacetilla Cervecera y sus últimas novedades. Lamentablemente, Andrés Masero no pudo acompañarnos, al final.

La actividad no fue precisamente la que registró un mayor número de personas, si bien estuvo bien entretenida. Más que una presentación acabó convirtiéndose en una interesante mesa redonda en que cada uno pudo dar su punto de vista sobre el panorama cervecero actual, y en la que contamos con la inestimable presencia de Edgar Rodríguez, Toni Romero e Irene Garcés, profesionales (muy profesionales) del mundillo que nos dieron su muy interesante visión y testimonio, así como también de algunos miembros de Cerveceros de España. Lo pasamos bien (al menos yo; espero que los demás también).

Cabe destacar que, mientras esperábamos para empezar, la pareja de Pep (Cervesa Marina), que estaba organizando las actividades en el teatro, tuvo la amabilidad de dejarnos probar una de las novedades más esperadas de la feria: la Marina Devil's IPA, que pasa a formar parte de la gama habitual de la casa. Con un diseño más al estilo Grim North, esta Indian Red Ale tenía un aspecto fenomenal en el vaso con su tono ámbar oscuro y una buena retención de espuma de color beige clarito. Siguiendo con las inercia, destacaban todo tipo de frutas tropicales, aunque ya en nariz destacaba mucho más el toque herbal que en la Garrapinya, más amarga y seca, con matices a pino y un puntillo especiado. La verdad es que está deliciosa, y me encanta saber que podremos disponer de ella todo el año. Recuerda su nombre.

El stand de Edbeer, con sus
camisetas.
Saliendo del teatro tocaba atacar, y después de buscar algún sitio más o menos tranquilo quedaba hacer cola para pillar comida. Mientras esperaba, pude tomarme una EdBeer Torrada, una buena Brown Ale, sin complicaciones, tostada y con toques afrutados y almíbar en nariz, en boca más completa con unas pequeñas reminiscencias de madera adicionales, algo de café y lúpulo herbal. Mi espera para comer tuvo más buen sabor gracias a esta cerveza.

Ya con el vientre satisfecho, empecé a repasar todo lo que me faltaba, lo que quería llevarme, el tiempo del que disponía... y vi que tenía que apresurarme. También comprobé de que, como yo era de esperar, no me daría tiempo de probar todo aquello que me habría gustado. Sin más dilación, me fui a por los bascos, que hacía rato que tenía en mente.

Al llegar al stand de Laugar, con Eneko Neira como capitán, lo primero que hicieron fue dejarme probar las dos birras que estaban pinchadas: primero la Pasote, una tostada con pasas muy curiosa e interesante. De hecho, ya había indicado que me rellenaran el vaso con ésta, pero me dejaron probar la de trigo, y me quedé con la última. La Trigoteno es una triguera muy turbia y de bastante cuerpo, con la particularidad de llevar centeno y, especialmente, jengibre. De inicio fue atractiva; al final un vicio, y más si me la imaginaba con unos makis al lado. Muy original y equilibrada, fue un placer probar esta cerveza.

El stand de la alegría.
No obstante, os aseguro que aún más placentero fue poder hablar tanto rato como estuvimos hablando con la gente de Laugar; especialmente con Sergio, al que le mando un fuerte abrazo desde aquí. De propina, pude probar un culín de Gorri, una cerveza con anís estrellado de la que podía esperarme la calidez de una navideña; pero nada más lejos de la realidad, al tratarse de una birra muy fresca. Espero hacerme con ella para probarla tranquilamente en otra ocasión.

Me gustaría destacar que yo a las ferias voy, básicamente, a por cerveza; pero encontrar tipos tan geniales como este quinteto de cerveceros norteños es sensacional, y suma en la experiencia tanto como tomar grandísimas referencias.

Gran cervecero, cachondo y más chulo
que un ocho: ¿1.000? ¿10.000? No,
¡0 IBUs!
Me estaba quedando sin tiempo (algo que no lamento por haber pasado un muy buen rato hablando), pero tenía que darme prisa. Fui a por Glenn de Alvinne para poder probar su cerveza 0 IBUs, 0 lúpulos (contra la moda actual, vamos): la Undressed Monzabillac Barrel Aged. Esta Sour flamenca se presentaba sin espuma, de color entre ámbar oscuro y marrón, con un aroma algo vinoso, con frutos rojos, algo de maltas oscuras, levaduras y madera. Sensaciones que se repetían en boca, con una acidez destacable, un dulce sutil y un final muy seco. Me pareció muy refrescante y curiosa; una cerveza de copa fantástica.

Y con ésta, me fui de compras ya en vistas a marcharme. A parte de algún encargo particular, mi botín tenían que ser, a priori, la Pacific Lager de Domus y Marina, y la Edgard de Ales Agullons. La Edgard, sin embargo, me la regaló Montse, y yo pagué por un vaso de la misma cerveza; así que la Undressed no fue mi última birra. La cerveza, que lleva por nombre el del hijo pequeño de la Masia Agullons, es una Pale Ale monovarietal de Cascade, con aquella naturalidad y saber-hacer propio de Carlos; una cerveza superlativa, fresca, deliciosa. Haceros con ella tan buen punto os sea posible.

En la breve conversación que pude entablar con Carlos y Montse, me comentaron que habría una muy interesante sorpresa en Mediona, a parte de la presentación de una nueva cerveza. ¡Se me acumula el trabajo a casi un mes vista!

Ya con mis botellas, pensaba despedirme de los laugars al pasar por delante. Ellos seguían cantando, bailando y dando buen rollo. Al acercarme, nuevamente Sergio me dijo que tenía que probar una de sus cervezas, y me excusé por tener que conducir. Su reacción no podría haberla anticipado: ante mi argumentada negativa, cogió una CCVIII y una TrIPA y me las metió en la bolsa junto con las otras botellas que me llevaba. Un detallazo que le agradecí un montón. Será genial poder probar estas birras en casa.

Este fue, finalmente, mi botín particular.

Y así terminó un día que, al final, acabó mejor de lo que había empezado. Durante mi estancia, pude saludar a los compañeros bagencs de Cervesa Bou, Jaume de BeerCentre y Alex de Play&Beer; así como también al equipo entero de Cervesa Alpha: Heiko (a quien finalmente conocí), Toni y Rajesh.


Para finalizar el post, el típico "Me gustó / Se puede mejorar":

Me gustó:

  • Emplazamiento de lujo. ¡Que bonita que es la Costa Brava!
  • Guía del festival muy completa.
  • Gran presencia de cerveceros, nacionales e internacionales (y algunos de impresionantes), con novedades muy interesantes.
  • Fuente perfecta para la limpieza de los vasos; práctica y con suficiente potencia. Tomar nota para otros festivales.
  • Distribución de stands y carpas con mesas y sillas idónea. El paseo de Blanes podría hacerse estrecho si no estuviera bien pensado.
  • Actividades paralelas de gran interés (Cerveceros de España, El Racó d'en Cesc, etc.).


Se puede mejorar:

  • Especificar formatos (botella, barril) en la guía. Única pega de una muy buena guía.
  • Local para las actividades un poco lejos del festival. Aunque me imagino que es complicado encontrar un espacio para albergar las actividades más cerca y en condiciones óptimas.
  • Disponer de más tiempo y llegar menos cansado. Pero esto, es mea culpa.

¡Gracias, familia!

En resumen, muchas felicidades a Pep, Kevin y a todo el equipo de Marina por montar un festival tan completo, en el que creo que funcionó todo perfectamente.

Comentarios

  1. Echaba en falta éste post, pero como siempre la espera ha merecido mucho la pena. Estupendo evento este peazo Birrasana, a ver si el año que viene no me lo pierdo! Y en cuanto a las cervezas y novedades, me temo que Mediona va siendo casi imprescindible para no perder el hilo de algunas de ellas!

    Salut mestre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué tal Pau! Justo ahora pasaba por tu blog, jaja. Sí, el Birrasana fue genial; lástima que no pude darlo todo por cansancio. Ya sabes, si te pasas por Mediona tenemos que hacer alguna rutilla previa :-). Salut!

      Eliminar
    2. Sí, ya me he dado cuenta que estábamos escribiendo al mismo tiempo, jeje! Sobre Mediona, ahora mismo las opciones son mucho mayores de que vaya que hace 1 mes, así que si todo sigue igual es fácil que por fin compartamos esa rutilla y unas birras! Salut!

      Eliminar
    3. ¡Me alegro un montón! A ver si se acaba confirmando :-)

      Eliminar
  2. Guau, ¡qué buena pinta con el mar de fondo! Menudo entorno perfecto para darle a unas buenas cervezas...

    Por otro lado, mis ganas de probar alguna Agullons siguen aumentando :-).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué tal Deigote!

      Pues sí, Blanes es un sitio cojonudo para celebrar una feria cervecera. Para los que nos vuelve locos la playita y el mar es fantástico.

      Y en cuanto a tu apunte sobre las Agullons, no me da miedo que tus ganas de probarlas y tus expectativas crezcan, porque te aseguro que no te van a decepcionar. No voy a descubrirlas yo, pero decir que son de lo mejorcito del panorama nacional no es nada arriesgado.

      ¡Salud compañero!

      Eliminar
  3. Estuvo fantástico el Birrasana ¡qué bien lo pasé! Tendría que haber uno Bimensual como poco :) Excelente el post como de costumbre, tomo nota de algunas birras que comentas que no caté y espero hacerlo en breve. ¿Llegaste a catar la Imperial IPA y la Porter de Guinea Pigs & Yria? Me gustaron mucho. No me considero un experto y de hecho acumulo pocos años como aficionado a la buena cerveza, pero en éste poco tiempo es alucinante el crecimiento que he visto en el sector, la innovación constante y los cervezones que se están haciendo, cada vez más y mejor, el futuro es sin duda realmente prometedor y eso mola mucho, mucho ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas señor, y gracias por el piropo :-). Las Guinea Pigs pude probarlas esta semana pasada en Madrid y sí, a mi también me satisfacieron. Si tengo que quedarme con una, la GP 95 (Imperial IPA).

      El sector, efectivamente, está creciendo mucho, y empezamos a tener grandes cervezas en nuestro panorama. Disfrutemos de la gran variedad que tenemos y tendremos :-).

      Salud Dámaso!

      Eliminar

Publicar un comentario