En Casa #3 - América y el sentido de localidad


A finales de 2013, en plena celebración del Fes-t'hi de Vilanova i la Geltrú, aparecieron dos estadounidenses -Scott y Alan- que anunciaban que abrirían una cervecera en el barrio de El Poblenou de Barcelona. En pleno auge de la fascinación por la cerveza norteamericana, la popularidad que consiguió alcanzar el proyecto de Edge Brewing fue tal que logró ser la mejor puntuada como nueva cervecera en los premios Ratebeer Best 2014 -antes era muy relevante-. El enfoque totalmente vanguardista, con recetas de corte americano, diversas ediciones limitadas y colaboraciones de alto voltaje marcaron el inicio de aquello que hoy consideramos habitual.


'Paradójicamente, Edge se convirtió en un potentísimo embajador de la cerveza catalana y española'


Edge Hoptimista

Si tuviera que escoger mi cerveza favorita de la marca sería poco original, seguramente, pero me quedaría con una de las veteranas, la Hoptimista. Una West Coast IPA situada en el peldaño más alto de tonalidad y sensación maltosa del estilo, con el lúpulo delante en nariz y ese amargor intenso y persistente que hizo que toda una generación de bebedores de este país nos enamoráramos de las IPAs.

Al servirla se presenta de un color entre dorado y ámbar brillante y claro, con una buena corona blanca, esponjosa y duradera. El aroma a lúpulo domina con los clásicos matices a pomelo, naranja, pino o resina, si bien viene acompañado por toques más ligeros a caramelo, tostada, magdalenas y el habitual punto de mermelada, más propio del perfil de fermentación. Viva y seca, de final largo y amargo, que deja un interesante retrogusto a hoja de té negro.

Clásica con todo el buen sentido de la palabra, con todo lo que esperas en una IPA de estilo americano en su justa medida. En la era de las Hazy IPAs y las DDH IPAs, aparecen nuevas cervezas reivindicativas de un pasado en que el amargor no molestaba a nadie -más bien todo lo contrario-, pero poco hacen falta nuevas West Coasts cuando se puede acceder a excelentes referencias ya existentes. Respira americanidad por todos los lados, pero considero que un lote fresco de esta cerveza es una de las mejores experiencias locales que uno puede tener.


Edge Juggernaut

Juggernaut es un nombre muy descriptivo y francamente adecuado -como veremos- para designar a la que podríamos considerar como hermana mayor de la anterior. Se trata de una Doble IPA de 9,2% ABV, también de talante clásico, con un recorrido de más de cuatro años en la oferta de la marca a pesar de no formar parte del core range, estrictamente.

En el vaso se muestra muy atractiva, de color entre ámbar y cobrizo, cristalina y con una buena espuma blanquecina. En aroma, guarda grandes paralelismos con la Hoptimista, si bien con una gama cítrica más subida y compleja, a la que podríamos sumar recuerdos de fruta con hueso; principalmente melocotón. Sube, asimismo, la riqueza e intensidad de la malta, con un abanico de matices de caramelo bastante completo. Mermelada, pino y resina complementan el conjunto, que consigue mantener una sensación de dulzor moderada y un cuerpo medio que le da ligereza sin tener que recurrir al uso de dextrosa. Suave, sedosa y de final largo y bien amargo, como antaño.

Siempre he pensado que la clave en este tipo de cervezas es encontrar la armonía entre el frescor del lúpulo, los matices dulzones más asociados a la malta y el grado alcohólico, del que se espera que aporte intensidad a la cerveza pero no excesiva calidez. En este sentido, me parece una cerveza muy bien hecha, placentera y peligrosamente fácil de beber. Sin freno, posiblemente te destruya: he aquí el sentido de juggernaut.

---

Dejando a parte consideraciones relacionadas con su perfil sensorial, hay dos aspectos comunes a las anteriores cervezas que me parecen muy destacables: una buena relación calidad-precio -en su tienda online, los packs de 12 están alrededor de 3€ la botella- y su absoluta representatividad de dos estilos propios de la tradición cervecera estadounidense. Paradójicamente, en un escenario de americanización como el descrito, fue con cervezas como las dos anteriores, y con su capacidad para comunicarse más allá de nuestras fronteras, que Edge Brewing se convirtió en un potentísimo embajador de la cerveza catalana y española.

En buena parte, también, porque el proyecto ha tenido un claro empeño en relacionarse con las cerveceras existentes, sus consumidores y demás agentes. Su evolución demuestra hasta qué punto ha sido permeable, integrando en la actualidad gran diversidad de perfiles en su plantilla, y con un portfolio de cervezas francamente variado en cuanto a tradiciones. Más allá de haber echado raíces profundas en su barrio y en su ciudad, la actitud inclusiva de todo el personal que ha formado parte del grupo, su absoluta predisposición a colaborar y su voluntad de crecimiento en común les hace una de las mejores muestras de localidad de nuestra escena cervecera.

Y ya cerrando, recordad que si queréis disfrutar de cerveza americana con acento de El Poblenou como la de Edge Brewing podéis adquirirla en su tienda online.


Salut i birra!

Comentarios

Entradas populares de este blog

1er FFdA...

Cuestionando el modelo actual de las Micros...

#MCV2012 - Introducción...