BierCab, un avance...

El próximo 19 de septiembre no será un día más del mes en el que nos toca, a la mayoría, retomar la actividad habitual; es una fecha ilusionante. Después de meses de trabajo y unos cuantos-muchos litros de cerveza consumidos por el camino, arranca un proyecto que me atrevo a decir que marcará un antes y un después en la ciudad de Barcelona. Efectivamente, se trata de la apertura de BierCab.

Pero... ¿qué es BierCab? Se trata de una iniciativa de la sociedad TheBeerBock SL, formada por un Drink Team de sospechosos habituales del mundillo: grandes profesionales y amigos que he tenido el placer de conocer y disfrutar personalmente, y que han unido fuerzas para crear este nuevo local cervecero que promete establecer un punto de inflexión. Así, los socios de esta nueva empresa son la cervecera Naparbier, Manuel Baltasar (ex Freiburg), Gabriel Bocanegra (Zombier) y Sven Bosch (The Drunk Monk y Naparbier).

Su apuesta es la de una oferta simple pero contundente: 30 grifos de cervezas de aquí y del resto del mundo,  con grifos fijos de Naparbier y series especiales exclusivas para el local, además de una carta de cervezas con codiciadas referencias para el que quiera algo especial. Para complementar tan buena oferta cervecera, BierCab cuenta con el asesoramiento de Sergio Ruiz Nieves, chef del Hotel Melià Barcelona de la capital catalana, a fin de acompañar el buen líquido apuntado con elementos sólidos que estén a la altura de las circunstancias. A ver si la hostelería de este país toma buena nota de ello y empieza a atreverse a dar este paso tan lógico y necesario (a la inversa, claro está).

Podéis consultar la carta provisional de BierCab en el siguiente enlace: Carta BierCab. En cuanto a horarios, de lunes a miércoles se abrirá de 12pm a 12am; mientras que de jueves a sábado, la franja será de 12pm a 2am. La dirección es la siguiente: Carrer Muntaner 55, 08011 Barcelona.


Pero como el objetivo de este post no era daros la lata sólo con información fácilmente publicable en redes sociales, y que además muchos ya conocíais más que de sobras, quería dotar el post de cierto contenido adicional. Es por eso que hablaba, anteriormente, de un antes y un después, o de un punto de inflexión en el panorama cervecero de la ciudad condal.

Con cierto riesgo, pero a sabiendas de cómo se han planteado ciertos aspectos del proyecto BierCab, me atrevería a decir que este nuevo local conllevará un avance en la apreciación de la cerveza en todos sus aspectos: no sólo en términos de captación de nuevos aficionados, sino también de cuidado hacia el producto. Cervezas bien producidas, refrigeración de barriles, guarda de las botellas, limpieza de los tiradores y los vasos, concienciación sobre el servido y, tal como se apuntaba anteriormente, acompañamiento de comida digno. Se dice y se escribe mucho sobre cervezas que, por deficiencias producidas en alguno de los puntos de la enumeración anterior, no están en su estado óptimo; aquí, el listón de profesionalidad no tengo duda de que será máximo, sumando en pro de la profesionalización de todo el sector, para la que ya hace tiempo que algunos trabajan.

La internacionalidad será otro punto caliente: las conexiones exteriores con las que cuenta el proyecto son potentes, y pueden ser de utilidad para que el local se convierta en un interesante sitio de intercambio cultural y cervecero, ayudando a su vez a promocionar el producto autóctono fuera de nuestras fronteras. Habrá que estar atentos a las oportunidades que presentará la vocación global que ofrece una iniciativa de estas características, y en una ciudad como es Barcelona.

Para mí, la gran incógnita es el ambiente. La estética será moderna y atractiva, y el local es muy céntrico; además, mucha gente entrará, sin duda, por la moda de la cerveza. Espero, aún así, que el local disponga de ese punto acogedor de los pubs británicos, de los biergarten germanos, de las tabernas centro-europeas o, porque no, del mismo Drunk en Mataró, pues es en ese punto donde reside la clave para que la experiencia sea completa: "como bien, bebo bien y, encima me quedaría toda la noche". No hay una manera única de conseguirlo y sin duda será, a mi entender, el mayor reto de BierCab.

Esperar asimismo que, tal como ocurre en el Barcelona Beer Festival (y que tanta controversia genera), este nuevo proyecto dé buena oportunidad a las cervezas locales que recién empiezan, pero que a base de trabajo y esfuerzo están sacando un producto bien hecho con los medios de que disponen. La escena microcervecera de aquí necesita de un escaparate como éste para seguir creciendo. Personalmente no dudo que, aunque con exigencia, habrá sitio para todo aquel que merezca estar.

Pero bueno, todo lo que escriba ahora son puras especulaciones. Antes de emitir un veredicto sobre el sitio trataré de asomarme unas cuantas veces para poder (ya que puedo) probar BierCab sin ningún tipo de presión ni estrés; con absoluta tranquilidad, gozando de todo lo que se ofrezca tangible e intangiblemente. Será entonces cuando escriba una reseña de mi experiencia; por ahora, quedémonos con esta buena noticia. 

Desde aquí sólo me queda desear mucha suerte a todo el equipo, esperando nos hagáis disfrutar de grandes veladas cerveceras y nos asistáis en el descubrimiento de lo cervecero, pero también de las personas y de la vida en general. Que por eso tomamos cerveza, al fin y al cabo.


Salut i birra! Sort companys.


PD: la inauguración oficial será el 18 de octubre. En rojo en el calendario desde... ya.


(podéis leer la entrada de opinión sobre el local, publicada el 21 de octubre, justo aquí: BierCab, certificando el avance...).

Comentarios

Entradas populares de este blog

El año de la lata

2016, el sector en datos

De botas, mujeres y cerveza