Cervezorama, Cervezas Yria y Fábrica Maravillas...

Miro la foto y no entiendo por qué pasé de largo
repetidas veces...
O lo que es lo mismo: visita a una tienda, degustación de una birra que se me resistía desde hace tiempo y descubrimiento de una nueva cervecera con ganas de ampliar la oferta de estilos en Madrid.


Este lunes salí de currar a una hora aceptable, y con ganas de probar algo nuevo y seguir con mis rutas por la capital, pensé en Cervezorama (Delicatessen Beer Shop), una tienda de cerveza que abrió en 2011 y que, como no, está en la zona de Bilbao. A parte de cervezas, tienen material de homebrewing, libros y accesorios diversos para que los madrileños estén bien provistos cerveceramente.


Tengo que confesar que pasé de largo de la tienda un par de veces, porque la acera es estrecha, la fachada no muy grande y además porque hay una cervecería semi-irish a la esquina, y estaba pendiente de demasiadas cosas a la vez. Situado ya enfrente de la puerta, al cruzarla me encontré dentro de un local pequeñito pero acogedor, lleno de estanterías de color vengué (sí, es un color), a su vez llenas de cerveza. Justo en medio, al entrar, una columna traidora, tapada elegantemente con otra estantería vengué que contenía básicamente lo que buscaba: las Cervezas Yria.


Estuve un rato admirando la variedad, que es bastante destacable, y dista suficientemente de lo que se encuentra generalmente por Barcelona y alrededores (la cual cosa es muy interesante para mí, por supuesto). Una de las rarezas que encontré fue una Saison española (!), hecha en Madrid, y con una etiqueta colgada del cuello de la botella con el logo de Fábrica Maravillas (FM).

Admirado mi entorno, me dirigí al contador y entablé una interesante conversación con Javier, de Cervezorama, que me habló de la tienda, de su experiencia desde que abriera y de esta curiosa cerveza (FM) que tenía entre manos. Me aconsejó, y yo le hice caso, que probara también las otras FMs, y cogí la Triple. De esta manera, me iba cargado con una Yria Prima, una Yria Oscura, una FM Saison II y una FM Triple I.


Las Yrias no son novedad para muchos, pero para mí lo eran, y aunque tenía referencias no sabía que me iba a encontrar. La Prima es una cerveza con una nariz bastante compleja y dulce, afrutada e intensa, con un trago algo más apagado pero correcto, y de cuerpo medio-ligero. La Oscura es bastante más directa, con los toques maltosos típicos de una Brown Ale, dulce, con lúpulos suaves y, para mi gusto, con un pelín demasiado de incidencia de la levadura. Según el feedback que tenía de ambas, la Oscura superaba a la Prima, pero yo me quedo con la doradita, que me resultó más original y equilibrada. (La mermelada Yria no me la quedé, pero tendré más ocasiones).

Respecto a Fábrica Maravillas, se trata de un proyecto recién nacido en Madrid, de la mano de David Rodríguez, Thierry Hascoet, Estefanía Pintado y Lavinia Oancea. Su idea es la de montar un brewpub en la ciudad y ofrecer sus cervezas en barril directamente allí, pero por ahora han embotellado 4 variedades distintas: Saison I, Saison II, Malasaña Ale y Triple I . Todas ellas se pueden encontrar, en exclusiva, en Cervezorama (para más información, podéis ver el post que colgaron al respecto).

Primero ataqué la Saison: nariz muy compleja aunque un punto desequilibrada, con un alcohol bastante notorio como marca el estilo. Me gustaron unos originales toques a frutos secos en contraste con la miel y los toques más afrutados y especiados. Me pareció una cerveza interesante, pero faltaría pulirla un poco en temas como el aspecto (turbidez extraña y, especialmente, poca retención de espuma) o el paladar.

Mi botín... y la buena copa que muy amablemente
me prestaron en el Hotel.

La Triple I, por su parte, era más balanceada que su hermana, pero perdía originalidad respecto a ella. Se trata de una cerveza más previsible, un pelín demasiado dulce para mi gusto, con mejor paladar que la Saison II pero de aspecto igualmente mejorable. El aroma es intenso, frutal, especiado y con un alcohol bien integrado; en boca la sensación es muy similar. La Triple es también una cerveza con ganas alborotar un poco el panorama madrileño, pero creo que debería trabajarse en diferenciarla más de su hermana, quizás mediante una incidencia suave pero más notoria del lúpulo o quitando la miel como ingrediente en una de las dos.

En definitiva, que he tenido una semanita bien entretenida, descubriendo cervezas paisanas. A los compañeros de Yria les deseo que sigan creciendo como hasta ahora, además de restar a la espera de su nueva IPA, de la que en otros blogs han hablado muy bien. A Fábrica Maravillas les deseo mucha suerte en esta nueva aventura y espero visitarles pronto en su local para probar sus creaciones directamente en barril.

¡Ah! Y un abrazo para Javier; nos vamos viendo, que pasaré a repostar por Cervezorama habitualmente :-).

Comentarios

  1. Cervezorama la tengo fichada desde hace tiempo, y ahora que veo la Steve's Best Bitter incluso más. Muy apetitosa :)

    En cuanto a las Yria, es también una de las marcas nacionales que quiero probar, al menos desde que Pau las recomendó.

    Un saludio

    ResponderEliminar
  2. La tienda muy bien, y además muy majetes. Estar desplazado por curro tiene sus partes buenas, y es que no voy a dejar birra de sus estanterías sin probar :-). A ver cuando sacan la IPA comercialmente los de Yria y puedo dar mi veredicto. Saludios Embracing ;-)!

    ResponderEliminar
  3. Bones, mestre! La verdad que me has dejado sorprendido con esa Maravillas. Así a bote pronto, y aunque seguramente no tenga nada que ver, recuerdo que en el Fes-t'hi conocimos a una parejita de okupas que tenían algo que ver con el Patio Maravillas, también tenían una cervecería y hacían cursillos de elaboración.... No se si estarán relacionados...

    En cuanto a Yria, pues la IPA me gustó mucho, por algo lo de ponerlo como una de las del mes, jeje! Lo sorprendente es que siendo una cerveza aún en "fase de pruebas" (como si estuviera haciendo las prácticas de empresa o algo así...que mal me suena...jaja!) en mi opinión está por delante de las otras dos, las primigenias, que las veo muy correctas y hay algunas cosillas que les faltan por redondear, en mi opinión claro. Pero bueno, supongo que es cuestión de tiempo viendo la IPA.

    Una abraçada!!

    ResponderEliminar
  4. Tal como pinta mi horizonte laboral, creo que voy a poder probar las Maravillas en su brewpub, así que ya le dedicaré un buen post a todo :-). La IPA de Yria espero hacerme con ella tan buen punto la saquen. Por cierto, mañana verás porqué (post), pero cuando te acerques por aquí de nuevo, a ti que te va todo lo gastronómico, tienes que ir al Racó d'en Cesc... ¡una gozada!

    Vagi molt bé!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Planta Piloto

Un breve comentario...