La Ronda #27: Prejuicios con las Micros

Fue en el marco de la II Feria Internacional El Arte de la Cerveza Sana, en Gasteiz, que tuvo lugar un encuentro de bloggers nacionales al que por desgracia no pude asistir, pero del que salieron ideas e iniciativas variadas por parte de la comunidad bloguero-cervecera que se congregó. Una de ellas fue resucitar la mítica iniciativa de colaboración "La Ronda", que aunque dejó de celebrarse ha seguido viva con convocatorias digitales varias como el #FFdA (sexta convocatoria esta misma semana), el #MBC de Lúpuloadicto, #LNMO del Observatorio o el #IntStoutDay promovido por Rubias, Morenas, Negras..., que han emulado el espíritu de las entradas participativas.

Antes de entrar al trapo, me gustaría unirme a otros compañeros y hacer una micro-protesta con el título de este post, reivindicando la historia de La Ronda, de sus creadores y de sus contribuidores en las 26 anteriores aportaciones; es por eso que, si estamos hablando de "resucitar" o "recuperar" la Ronda, mantengo el número que debería preceder la última convocatoria celebrada.

Dicho esto, para esta primera/vigésimo-séptima Ronda, Rodrigo nos propone hablar sobre qué prejuicios tenemos antes de beber una cerveza de micro española. El tema amarillea por todos lados: a mi juicio es poco constructivo y va enfocado a sacar comentarios generalistas que no llevan a nada más que al morbo de criticar y desfogarse por cuatro perras gastadas en cervezas que no han cumplido expectativas. Aunque hay quien afirma sentir placer por echar pestes de aquello que no le ha gustado, no es mi caso. No obstante, sí me parece interesante que desde EJDL se hayan dispuesto a liderar el relanzamiento de estos eventos históricos de la comunidad blogger, y es por eso que aunque el tema me guste más bien poco he decidido participar igualmente en esta convocatoria para dar soporte a su iniciativa, y a La Ronda en general. Así que vamos allá.

En mi caso, no tengo prejuicios de por sí ante una cerveza de microcervecería española: he probado una grandísima variedad de cervezas que entrarían dentro de este bloque y, si bien hay casos en que algunos patrones se repiten, no puedo generalizar. Yo mismo pedía, hace una semana, que no se metiera a todos los blogueros cerveceros en el mismo saco; hoy tenía una oportunidad para contradecirme, para contribuir a la generalización de los problemas que algunas micros, por inexperiencia, falta de recursos o por un poco de todo, tienen individualmente. Me niego a aprovechar dicha oportunidad y, seis días después, me dispongo a citar nuevamente al sargento de policia Bruce Robertson: "las mismas reglas para todos, señores".

¿A alguien le apetece descubrir?
A mí sí...
Mi experiencia tomando cerveza de muchos otros países, importada o in situ, me dice que cuando sales de las marcas más conocidas te aventuras en un mundo en el que te puedes encontrar de todo: gratas sorpresas, cervezas mediocres o productos totalmente imbebibles. Si tuviera prejuicios sobre un colectivo no habría descubierto grandes cervezas; también me habría ahorrado beber mediocridades, así como gastarme pasta en cosas que no cumplían con unos mínimos exigibles: pero la experiencia que supone para mí experimentar y conocer cervezas y realidades distintas seguro que me la habría perdido. Allí está el valor.

¿Prejuicios? Tengo, como todos; pero son individuales. Toda mala experiencia anterior levanta banderas rojas cuando uno se dispone a meter la pata de nuevo; pero ¿cómo podría yo negarme a probar el producto de alguien de quien aún no he podido probar nada, basándome en el hecho de que con otros compañeros de profesión veo más banderas que en un gran premio de motociclismo? Que alguien haga mal su trabajo no debería hacer daño, de por sí, al panorama cervecero local; los prejuicios colectivos, contrariamente, sí manchan a todos, y eso es lo que hay que evitar.

Por último, me gustaría reivindicar (hoy me ha dado por aquí, mira) la cerveza de aquí como un producto de calidad. Como todos los aspectos de nuestro mundillo cervecero, no me cabe duda de que puede mejorar, pero estoy seguro de que su evolución en el tiempo, como hasta ahora, será positiva. Creo que podemos estar orgullosos de lo que a día de hoy podemos tomar en no pocos bares y ferias de toda la geografía. Gente venida de Reino Unido, Irlanda o Bélgica me ha transmitido, durante el último año, su admiración por lo que se está consiguiendo por estas latitudes del globo. ¿Por qué no nos lo creemos un poco, de vez en cuando?

Agradecer, ya para cerrar, la convocatoria a Rodrigo y al resto del equipo de El Jardín del Lúpulo, que aunque no compartamos en muchas ocasiones, como la presente, ni las formas ni los medios, todos tenemos al menos un objetivo en común.


Salut i birra!


PD: para aportar al menos un prejuicio, ahí va uno: "me preocupan los fallos de calidad, porque las cervezas de micro se hacen en garajes" - by Mr D.

Comentarios

  1. Como ya he comentado en otros blogs, yo no he participado por las mismas razones que expones aquí, no me gustó ni el tema ni, sobre todo, las formas de plantearlo. Así que me espero a posteriores rondas a ver como evoluciona esto :-)

    Por cierto, hoy creo que he comentado en alguna entrada antigua del #FFda dejándome llevar... serán las ganas de sacar algo del armario jajaja

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tratándose del relanzamiento, yo consideraba interesante participar y por eso mi aportación; pero vamos, ya digo en el post el tema para mí no era interesante, y entiendo que para muchos otros tampoco lo ha sido.

      Sí, vi tu mensaje, impaciente :-). Nada, espero mañana convocaros a todos ya. ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Quizás si en vez de prejuicio, la palabra fuera "expectativas", hubiese sido más acorde con lo que muchos queríamos expresar. No obstante, si se hace de manera constructiva, como pienso que se ha tratado en la mayoría de los posts que he leído, siempre puede ser beneficioso para todos, principalmente para los elaboradores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Rul. Con la palabra "expectativas" el sentido habría sido el mismo, aunque quizás se habría cuidado más la forma y subjetividad a la hora de enfocar la convocatoria. "Prejuicio", aunque no sea obligatoriamente así, ya lleva una carga negativa implícita.

      Creo que los elaboradores que saben lo que se hacen son los primeros que conocen perfectamente dónde están fallando, y sino ya estamos algunos dando feedback en ferias o en mensajes privados (o públicos). Dudo que necesiten de una convocatoria extraordinaria de expertos para que se lo cuenten. Como digo, el tema en sí tiene poco de constructivo en mi opinión, porque se mete a todos los elaboradores en un mismo saco.

      Eliminar
    2. Yo creo que ha quedado muy diferenciado que hay elaboradores que hacen las cosas muy bien y otros que no tanto.
      Por poner un ejemplo concreto y positivo. Si veo una birra de Naparbier empiezo a salivar; mis expectativas, por mi experiencia es que va a ser cojonuda.
      Las nuevas referencias que pruebo, pues ni idea, pueden ser buenas, normales, o malas; como con cualquier otra cerveza de cualquier otro lugar que pruebe.

      Eliminar
  3. Muy acertado Joan, mi 'Ronda' está en cierta manera aparcada por los mismos temas que comentas pero sobretodo por un trancazo inesperado. Espero que vea la luz hoy pero coincidimos en muchos aspectos. Una abraçada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Txema. Espero leer tu aportación cuando la publiques :-). Salut!

      Eliminar
  4. ME ALEGRA QUE HAYAS ESCRITO UN POST A PESAR DE TU NO CONFORMIDAD CON EL TEMA A TRATAR EN CUESTIÓN.
    AL TEMA DEL TÍTULO Y NUMERACIÓN DE LA RONDA, QUE TANTO POR SACO PARECE QUE OS DA A LOS MAS VETERANOS ( NO SE PORQUE DE TANTA IMPORTANCIA, LO DE MI TÍTULO CON MARVEL IBA POR AHÍ, POR LAS PATALETAS ) INTENTARÉ DARLE OTRO ENFOQUE EN LA PRÓXIMA, QUE ME TOCA A MI.
    SOBRE EL TEXTO, PUES OK, QUE VOY A DECIR, YO ESTOY PROBANDO CONSTÁNTEMENTE Y HAY DE TODO. CIERTO QUE CADA VEZ HAY MENOS "BODRIOS" Y MAS "PEPINACOS". LAS EXPECTATIVAS, COMO BIEN DICE RUL MAS ARRIBA, SON TRAICIONERAS. ESTO VA A MEJOR, ESPEREMOS QUE EL CRECIMIENTO Y LA MEJORA SEA EXPONENCIAL.
    SALUDOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Jorge. Creo que era importante participar en el relanzamiento para que pueda cuajar nuevamente La Ronda.

      A mí no me da por saco personalmente, ya que no participé en ninguna de las anteriores 26 rondas. Pero, como en todo, me parece de justicia no obviar el trabajo que otros han hecho, y si se trata de "resucitar" La Ronda no es justo enterrar lo de antes. Si la llamáramos distinto, o el enfoque fuera otro, sería otra cosa.

      Yo tengo tendencia a tener buenas expectativas cuando voy a probar algo: rara vez me lanzo a por nada si no me genera buen feeling desde el inicio. Aquí entra la parte de sensaciones personales y visuales (etiquetas, presentación de un stand en ferias...), que esto da para otro post bien largo. Pero vamos, como cuento en el post, prejuicio general ni uno; individual con ciertos elaboradores seguro, pero siempre basados en malas experiencias previas.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  5. Un punto de vista muy interesante, la verdad, y con muchas coincidencias que lo que explico yo en el mio.

    Los prejuicios que mostramos se basan siempre en experiencias objetivas previas, con lo cual no deberían llamarse prejuicios, ¿no? Y evidentemente deberíamos conceder el mismo beneficio de la duda a un producto desconocido que el que en su momento concedimos a aquellos que nos ayudaron a obtener esa experiencia.

    Personalemente creo que esta ronda puede resultar más constructiva de lo que algunas reacciones iniciales hubiesen augurado. Creo que las opiniones vertidas son todas coincidentes, e implican que todos tenemos nuestros miedos... Y nuestras confianzas. Todos reconocemos que en algún momento nos hemos enfrentado con experiencias desagradables que nos pueden predisponer (o no) en contra de un producto en concreto. Y todos reconocemos que hay productos libres de toda duda o resquemor en cuanto a su calidad intrínseca, generalmente producto de las excelentes experiencias previas.

    Por otro lado, considero que ha sido un acierto el que nadie identificase prejuicios concretos con productos concretos. No creo que el objetivo de la ronda fuese tirar piedras al tejado de nadie, y espero que algunos de los cerveceros que, evidentemente, saben (o pueden llegar a sospechar) que algunas de las opiniones negativas son fruto de malas experiencias con sus productos, tomen nota de que no trata de una opinión puntual, sino de algo generalizado. Y que les sirva para tener un feedback mucho más amplio que una o dos opiniones en privado.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El año de la lata

2016, el sector en datos

De botas, mujeres y cerveza