II Trobada de Cervesers Artesans de Molins de Rei - Resumen...

Quiero empezar este post destacando una de les grandezas del movimiento cervecero en nuestro país: hasta hace un año no había estado nunca en Molins de Rei. Anteayer, visité esta ciudad del Baix Llobregat por segunda vez, y esto es gracias a la II Trobada de Cervesers Artesans que organiza Zulogaarden. En las ferias y festivales conoces sitios, gente, productos, ideas... ¡más incentivos no puede haber!

Después de una semana bastante dura laboralmente, el sábado por la mañana me desperté con ganas de pasar unas horitas tranquilas y relajadas en Molins, entre cerveza y cerveceros. Después de unas cuantas vueltas para dejar el coche, tuve la suerte de aparcar al lado del Parc de la Cadena, el nuevo emplazamiento de la Trobada este año, justo al lado del Casal de Joves del año pasado.

Al llegar, fui a por el vaso y encontré rápidamente a Andrés y a Jordi, con quien pasé básicamente la mañana. Esta feria fue especial para ellos: flanqueados por Cerberus y Glops, presentaron sus nuevos libros cerveceros en comunidad, en un stand en el que se podían encontrar, además, números antiguos impresos de la Gacetilla Cervecera y copias de alguno de los más nuevos que los asistentes podían llevarse.

Libros y Gacetillas :-)
La mañana fue muy tranquila, especialmente por las amenazas de lluvia (que, finalmente, quedaron sólo en eso). Pronto, aún antes de coger mi primera cervecita, tuve el placer de saludar a un nuevo colaborador de la Gacetilla, Pedro Gómez, que es un apasionado de la pintura y la cerveza (y que en breve va a presentar sus creaciones en l'Espumossa). Él, además, es el responsable de los diseños de las portadas de los nuevos libros de Andrés, Jordi y Jorge. Un crack.

Mi sed cervecera me pedía rellenar el vaso para proceder a vaciarlo, y es por eso que fui a lo seguro y me acerqué al elegante stand de Isaac Beltrán. Después de ponderar mis opciones, aposté por un inicio tranquilo con una Thymus d'Espelta Bio. Deliciosa, tal como marcan los estándares mínimos de Reptilian, con el toque del tomillo muy bien integrado (como en la Thymus normal) y un sabor muy marcado y rico a cereal. Lo más curioso (e interesante) fue encontrar, entre las aromas más frutales, toques de melón. Sería capaz de pagar bastante dinero para que el chiringuito de la playa a la que mayoritariamente voy tuviera esta cerveza todo el verano.

Los autores y sus libros.

Antes de ir a por otra, conocí a Carles, uno de los responsables de una nueva empresa de Terrassa que vende material para homebrewing: Elaboradors.com. Estuvimos un buen rato charlando delante de su stand, y hasta me regaló un pequeño poster que había preparado para la Trobada de Homebrewers, con una rueda de aromas y sabores (gracias :-). Justo al lado, los homebrewers estaban a lo suyo, degustando sus cervecitas e intercambiando botellas entre ellos. Entre los asistentes pude ver a los amfitriones Zulogaarden, Ester i Marc, Cervesa Bou (compatriotas del Bages) y Mikel Rius (¿a alguien le suena?) con su Zionita. Tenéis más detalles sobre esta trobada paralela en la web de Cervesers.cat.

El stand de Elaboradors.com

Ya con ganas de más cerveza, me dirigí al stand de La Font del Diable, donde Pepe me sirvió una de sus deliciosas cervezas bajas en carbonatación: la Inipi. Se trata de una Pale Ale de color ámbar brillante, turbia, con 5,5% ABV y carácter afrutado, pero también aromático y algo especiado. De aroma era interesante, en boca simplemente genial. Creo que, desde hace un tiempo, Pepe ha demostrado estar entre los grandes del panorama local, con unas cervezas con mucha personalidad propia, que llevan un sello inconfundible marca de la casa. Felicidades.

Ahora no me quedará
ninguna para probar...
Disintas, pero las dos
etiquetas me encantan.
No pude probar nada más, exceptuando unos pequeños tragos de La Pirata Bitter, Cerberus Blat y Glops d'Hivern. La mañana pasó tan rápido que pronto tuve que plantearme qué cervezas llevarme. Aprovechando que tenía la ocasión, saldé una de mis lagunas históricas y me llevé una interesante Sovietic Porter, de Cervesa Maquis. Asimismo, cogí la chillona novedad de los amfitriones, la Zulogaarden Arruganukas. Y aprovechando la posibilidad de adquirir 9 cervezas a 2€ cada una, me traje 9 de las 10 variedades de Glops a casa (tuve la suerte de tener una de ellas en casa, así que la elección fue sencilla). Al menos 5 o 6 de ellas las he probado en una u otra ocasión; ahora tendré la oportunidad de dedicarles tiempo y atención desde casa.

Y un poquito antes de marcharme, llegó Jorge Bort, que se unió al grupo para presentar también su libro de breweriana, y con quien pude hablar brevemente antes de marcharme para cumplir con obligaciones familiares.

En definitiva, fue una mañana bien empleada: a primera hora fue demasiado tranquila quizás, pero al mediodía parece que la gente se empezó a animar. Por proximidad y por ser un encuentro mucho más relajado, el año que viene repito seguro.


El miércoles colgaré algunas fotos de cada elaborador presente en la Trobada. Salut!

Comentarios

  1. Me parece fatal q no pareses a saludar y probar la zionita que llevabamos. Vas a la lista negra!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ei Mikel! Ya nos habíamos visto antes un momentín, y además yo me fui al mediodía y vosotros estabais a lo vuestro con vuestras cervezas homebrewed. No era mi intención entrometerme :-), si bien te digo que no me habría importado probar un poco de cada una.

      A ver si algún año me siento en la mesa con vosotros... pero uff, por más que me esfuerce no consigo divisar una fecha próxima :-P. Salut company!

      Eliminar
    2. Puges a Blanes? Jo estaré de cervesa en tertulia i tiro xq em toca. Com penso gaudir d'aquesta fira!!

      Eliminar
    3. I tant! Llàstima que no podré ser-hi tots dos dies! Ens veiem allà, doncs! :-)

      Eliminar
  2. Un evento muy nutrido de novedades! Me quedo sin duda con la Zulo y la Maquis! Qué chulada de etiquetas!

    Y me sumo a la moción por tener la Thymus siempre cerca! Mira que me gusta esa cerveza! ;P

    Salut company!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pau! Las etiquetas sin duda son buenísimas; y si lo que me han dicho sobre ellas es cierto, su contenido está a la altura :-).

      La Thymus en todos los chiringuitos playeros significaría el fin de las Shandys, jeje. El mundo sería un poquito mejor.

      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Suscribo lo dicho por Mikel!, deberías haberte pasado un ratito con los Homebrewers hombre, te hubiera obsequiado con alguna botellita de las que me sobraron de la cata.:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya hombre, ¡si lo sé me quedo un rato más! Me habría encantado probar las birras que rulaban por allí :-).

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Precio y especialidad

The Sub - Test de producto

Post-verdad mediterránea