Innovar...


La innovación ha sido hasta ahora uno de los motores que ha permitido el creciente cambio de panorama cervecero en muchos países. Un cambio que sin duda ha encontrado una fuente de inspiración en las craft estadounidenses, pero que en Europa lleva ya años dando muy buenos frutos a los consumidores de cerveza, especialmente en mercados emergentes como el nuestro.

Para la ocasión, me dispongo a describir brevemente las impresiones que tuve al tomar las cervezas de tres cerveceras distintas que, desde sus inicios, y en puntos muy variados del tiempo, han apostado claramente por innovar. Por explorar, cada una a su manera, los límites de la cerveza y la interpretación de sus estilos.



Brewdog Prototype Lizard Bride

 
Una de las manera de innovar es apostar por creaciones rompedoras, y Brewdog ha hecho desde siempre una apuesta importante en este sentido. En este caso, la Lizard Bride es una cerveza bastante extrema, con una base de IPA que recuerda vagamente la Punk, y supuestamente una gran cantidad de fruta roja. Su aspecto de color borgoña es sumamente atractivo, así como su aroma a fruta, si bien la fruta acaba tapando un poco el resto de cerveza, al menos hasta que no se calienta notablemente. Deja una agradable sensación aterciopelada en la boca reminiscente, junto con su acidez y su equilibrio entre amargor y dulzor, de la sensación de comer ciertos frutos rojos silvestres. Al final, te das cuenta de que, como reza la etiqueta, es ni más ni menos que un prototipo de Sour Berry IPA. Pero un prototipo bien divertido para el paladar, lleno de sabor a sólo 5,7% ABV.
 
 

La Micro Calavera Mad Cows

 
Colaboración entre La Calavera e Ivan Bertran, de la Microcervesera de Porqueres. La Mad Cows es una atrevida mezcla entre dos tipos de cerveza habituales como las oximorónicas Black IPA y las Milk Stout. Difícil de imaginar, sobre el papel, un equilibrio entre el carácter propio de ambos estilos, y no obstante la combinación es francamente original y bien lograda. La cerveza consigue lo mejor de ambos mundos, con su perfil cítrico con puntos tropicales y la cremosidad de las cervezas con lactosa, con cierta complejidad en los sabores a cereal y con un final muy amargo y lupuloso, marcando ostentosa sus 85 IBUs, aunque con un punto de aspereza, como ocurre en ocasiones en recetas con Galaxy. Sorprende que llegue a 8,4% ABV, ya que el alcohol está fantásticamente integrado. Mención especial a la inclusión de cada uno de los ingredientes utilizados en la etiqueta.



Birra Baladin Isaac


Junto con la Super, fue la primera cerveza de Birra Baladin en salir al mercado, en 1996 -y, casualmente, también la primera que probé, hace casi cinco años-. En aquel entonces, recuperar sabores perdidos por las grandes referencias de Witbier fue efectivamente innovador, y a día de hoy la Isaac es posiblemente una de las mejores en su estilo. En este caso, no se encuentran excentricidades, sino una gran intensidad aromática y gustativa a pesar de su baja graduación. Mantiene el equilibrio en todos los flancos, destacando tanto en las notas especiadas que aporta la levadura y la inclusión de cilantro en la receta, como en cuanto a los matices a cereal. Suave, ligeramente seca y con una fina carbonatación, deja una fantástica sensación atercipelada en su paso por boca. Atractiva con su tonalidad entre dorada y ambarina, es el aperitivo perfecto.
 
 
---

Para cerrar el post, sólo me resta agradecer a Crusat el envío gratuito de estas tres referencias de su catálogo.


Salut i birra!


---
Distribuciones Crusat, S.A. → Carrer Lleida 19. 08901, L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

Comentarios

  1. REPASANDO FICHA CATAS LA ISAAC ME SALÍA BIRROTE Y LA MAD COWS PEPINACO JIJIJI, MUY BUENAS AMBAS. LA LIZARD LA HE VISTO ESTA SEMANA Y NO ME HE ATREVIDO A PILLARLA, SOUR BERRY NO ES UN ADJETIVO QUE ME LLAME MUCHO LA ATENCIÓN LA VERDAD.
    QUE BIEN OS TRATAN EN EL LEVANTE LOS SEÑORES DE CRUSAT JEJEJE, ENVIDIACA MODO SUPER ON XDDDD
    UN SALUDAR!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues suscribo tus míticas ficha catas :-). No nos tratan mal, no; aunque creo que es un buen trato para todas las partes, ya que no deja de ser una forma bien barata de promocionar productos.

      ¡Un abrazo Jorge!

      Eliminar
  2. Pues discrepamos nuevamente con el tema del equilibrio del amargor como la última vez con la Fyne Ales, jeje! En este caso con la BrewDog. Para mí el amargor del lúpulo se come en exceso el protagonismo del final del trago. Aún así no me desagradó del todo. Salut Joan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este punto, tengo claro que nuestra sensibilidad/tolerancia al amargor es realmente distinta :-). Una abraçada!

      Eliminar
  3. Pues solo he probado la Isaac, que me gustó bastante. Las otras dos, supongo que me quedaré sin probarlas a no se que se conviertan en clásicos y sigan por ahí dentro de algún tiempo. De momento me apunto tus opiniones y la de otros compañeros.

    Saludos Joan,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí la Isaac me parece un cervezón mayúsculo, pero al ser Witbier goza de menor popularidad, por no ser un estilo "guay". Las otras dos pagan la pena en mi opinión, aunque sí, supongo que no serán tan sencillas de conseguir como otras, tratándose de ediciones limitadas. ¡Salud Miguel!

      Eliminar

Publicar un comentario