Vagueando en una tarde soleada...

La Cerveza en la Cultura Popular #1
 
The Kinks es uno de esos grupos de rock de principios de los 1960s que fueron parte de la conocida British Invasion: un fenómeno por el que distintas expresiones culturales británicas, en especial la música, adquirieron una enorme popularidad en Estados Unidos. Sería insensato aventurarme a decir si les perjudicó o les benefició el desmedido éxito de los grandes The Beatles, pero en todo caso sí que está claro que mientras unos siguen siendo mundialmente famosos casi 50 años después de desmontar el grupo, los otros son notablemente desconocidos por la amplia mayoría. O no tanto.


"Ray Davies imaginó al protagonista de Sunny Afternoon tomando una Stella Artois"


En anuncios de televisión, en las emisoras de radio, en los pubs… en multitud de ocasiones seguro que casi todos hemos escuchado canciones de los Kinks. Incluso es posible que alguna de ellas nos sea familiar. Su versión de "Long tall Sally”, o canciones como “You really got me”, “All day and all night”, “Waterloo Sunset” o “Days” han sonado infinidad de veces, en infinidad de situaciones. Pero hoy me quiero fijar en otra de ellas, una canción que siempre me ha proporcionado el ambiente sonoro ideal para tomar cerveza, y que me trae grandes recuerdos de vidas anteriores a la presente.

Sunny Afternoon”, el gran single del álbum Face to Face (1966). Un tema escrito por Ray Davies en un momento personal complicado en el que afrontaba factores de estrés como el reciente ascenso a la fama de su grupo, los primeros malentendidos internos con sus compañeros, juicios y papeleos, o su reciente paternidad. En un divertido giro, creó un personaje indeseable y cruel, totalmente opuesto a como él se veía a sí mismo, a fin de que expresara su presente estado de ánimo. El tema empieza así:

 
“The taxman's taken all my dough
and left me in this stately home
lazing on a sunny afternoon.
And I can't sail my yacht
he's taken everything I got
all I've got's this sunny afternoon”

 
El personaje encarna a un aristócrata en desgracia que obtuvo su riqueza por herencia, por ser hijo-de, y que reflexiona sobre sus preocupaciones mientras toma una cerveza, vagueando en una tarde soleada en su casa de campo. El primer día que presté atención a la letra me sorprendió gratamente escuchar la mención específica a la toma de cerveza, ya que posiblemente no había en esos momentos una canción que pudiera ambientarme más para hacer lo propio en el pub, con mis amigos. Concretamente dice:
 

“Now I’m sitting here
Sipping at my ice-cold beer
Lazing on a sunny afternoon”


Un día, en el momento en que la afición a la cerveza ya se me había ido de las manos, me puse a pensar en la cerveza que tan reflexivamente tomaba el aristócrata... "Ice-cold beer" hace pensar claramente en que está tomando una Lager de las que habían invadido medio mundo ya por aquel entonces (recordemos, estamos en 1966), y que en Reino Unido habían conseguido reducir las Ales tradicionales a un producto testimonial (de aquí que algunos decidieran fundar la CAMRA, cinco años después).

¿Y qué marca podría estar tomando? Aunque haya caído en desgracia, si sigue en su casa de campo podemos suponer que tendrá su servicio particular, que le hará la compra; y que posiblemente opté por adquirir alguna cerveza de importación, que siempre parece que den más caché. Una “Premium Lager” para satisfacer al señorito. Haciendo caso a lo que leí en su momento en el libro Man Walks into a Pub, de Pete Brown, mi apuesta sería que nuestro amigo está tomando una Stella Artois, por ser la Lager internacional que en esos momentos transmitía más apariencia de calidad a los consumidores, cuando publicidad y cerveza ya habían empezado a caminar decisivamente de lado. Por su parte, Heineken y Carlsberg estaban en plena batalla para penetrar el mercado británico.

Pero hay más. El hecho de que la letra especifique “sipping at” (beber a sorbos) y no “drinking” (beber, sin más) puede responder a puro esteticismo, o a que a su compositor le cuadrara silábicamente en esa línea del tema. Pero sea por la razón que sea, podríamos suponer que toma la cerveza en vaso o, incluso mejor, en copa. Posiblemente, por su talante refinado y sofisticación, el aristócrata no puede permitirse tomar pintas a tragos, y menos en pubs abarrotados de gente común.

 

En todo caso, y más allá de las historias paralelas que se pueda montar alguien que piensa más en cerveza de lo que debería, Ray Davies consigue transmitir mucho en una canción que, por su fácil digestibilidad auditiva, puede pasar desapercibida como otro tema rockero de pub. Tal como sucede con tantas cervezas “fáciles” que parece que siempre están allí, sin que se ponga en duda su calidad, pero a las que se les presta muy poca atención hoy en día.


Salut i birra!


Para seguir esta nueva serie de posts sobre cerveza y cultura popular, podéis hacerlo a través de la etiqueta Cultura Popular.
 

Comentarios

  1. Me parece que la suposición de que está tomando la cerveza en vaso (ni hablar de copa) es estirar demasiado la interpretación.

    Por el bien del argumento, vamos a asumir que eligió "sip" por cuestiones semánticas y no métricas.

    Es perfectamente posible tomar en sorbos pequeños, directamente de la botella, y es más, diría que va mejor con el tema de la canción--el protagonista está vagueando, el protagonista no se va a tomar la molestia de buscar un vaso para servir la cerveza (y el vaso tiene que ser lo suficientemente grande para todo el contenido de la botella), cuando es mucho más fácil abrir la botella y tomar directamente del pico, con los pies sobre la mesa del jardín, tal como la mayoría de los consumidores de cerveza. El personaje, más allá de su status social, es un consumidor promedio--toma cerveza, no una marca o estilo en particular (a diferencia de Tom Waits en I Hope That I Don't Fall In Love With You, de 1973, que pide una Stout), y además la toma helada, lo cual, todos sabemos, está muy mal. Ergo, el muchacho este está tomando su cerveza, despacito, de la botella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Max. En efecto, es donde más he estirado el argumento, pero si bien en castellano "beber a sorbos" no tiene ningún tipo de connotación en este sentido, en mi opinión el inglés "sip" si guarda cierta relación a tomar de un recipiente tipo vaso o copa (o incluso a beber con pajita)... y mejor traducción del término no existe.

      Efectivamente, el tipo está vagueando, pero en mi asunción el aristócrata contaba con su propio servicio, así que dudo que la cerveza la hubiera cogido él, así como también que le trajeran su cerveza en botella y no en un vaso o una copa.

      Pero vamos, que en todo caso más allá de las argumentaciones, no deja de ser un pequeño divertimento :-). ¡Salud!

      Eliminar
  2. DIVAGAS HERMANO, DIVAGAS MUCHO, TE HA AFECTADO LA PATERNIDAD JAJAJAJA.

    ResponderEliminar
  3. No conozco demasiado el trabajo de esta banda más allá de los típicos 2-3 temas que mencionas... Leyéndote me he transportado por un momento a un típico pub inglés, bebiendo una buena pinta de alguna de esas mild que como comentas muy posiblemente pasarían desapercibidas por los amantes de lo extremo y lo más moderno... Salut Joan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí este tema me transporta totalmente, a las cervezas del pasado con amigos, pero también a algunos pubs visitados en UK. De hecho, tengo toda una "tracklist" de canciones del estilo, muchas de ellas las clásicas que tantos grupillos han cantado en infinidad de "pubs irlandeses" de aquí y de allí.

      Y a esas Mild... las ganas que tengo de volver a darles caña :-). Salut mestre!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Precio y especialidad

The Sub - Test de producto

Post-verdad mediterránea