Degustación de Cerveza en la Embajada de EEUU...

- ¿Te apetece asistir una degustación en la Embajada de EEUU?
- ¿Perdona? [...] Hostia, pues por poco que me lo pueda montar...

Y por poco, pero pude montármelo.

Más o menos dos semanas antes del día D, el cobayo David me hacía esta indecente proposición. Después de asegurar mi disponibilidad, pude confirmarle mi asistencia a un evento del que no tenía más información que una invitación formal que me llegó por correo. En ella, se especificaba la casa oficial del embajador Alan D. Solomont como punto de encuentro, el 18 de septiembre a las 19 horas.

Me planté allí con antelación; de hecho, llegué primero. Al cabo de un rato, llegó un taxi con tres tipos que parecían sacados de un capítulo de la genial serie de Los Soprano: eran Ernesto y David (Yria-Guinea Pigs!) y David de Fábrica Maravillas. Seguía llegando gente, y pronto estuvimos muchos de los invitados a punto para entrar a la Embajada: JAB, Ramon Sorribes, David Gago, David Castro, Fernando Sánchez y Eric Coene; y algún otro que seguro que me dejo.

En el control de entrada no nos cachearon, pero sí tuve que dejar mi mochila aún asegurando que sólo llevaba un Ken Follet y un ordenador portátil. A continuación, nos dirigimos a la puerta de la residencia oficial, donde nos dieron la bienvenida y nos hicieron pasar a un salón en el que nos esperaba el embajador, que nos saludó con afecto.

La habitación era amplia, con una gruesa alfombra en el suelo y coloridas muestras de arte contemporáneo en las paredes. Había unas mesas altas, formando más o menos un semi-círculo enfocado a unas mesas con manteles blancos, donde empezaron a aparecer algunas cajas y botellas de cerveza. Lo primero que pude ver fue una botella de Goose Island, y empecé a relamerme los bigotes. Al cabo de un minuto, así como si nada, tenía a JAB a mi lado para compartir impresiones, y una copa de 312 Urban Wheat en mis manos, a modo de aperitivo. Más tarde, nos traerían una cremita de calabaza con espuma de cerveza para acompañar, aquellos que aún no nos la habíamos pimplado entera, la imponente cerveza de trigo que degustamos como preludio.

A. Medina, el embajador A. Solomont y R.Hanson.

Antes de empezar el acto, pudimos intercambiar unas palabras con el propio embajador Solomont, así como con un miembro de su equipo, que nos preguntaba con cierta preocupación dónde encontrar buena cerveza en Madrid. Teníamos al 50% del equipo de Cervezorama 2.0 detrás; la respuesta era fácil. Asimismo, pude acariciar y juguetear un momento con Stella Blue, la perrita del embajador, que paseaba tranquilamente por su casa, seguro que bien acostumbrada a recepciones y actos.

En el discurso inicial, Alan Solomont nos dio la bienvenida, e hizo especial hincapié en el buen momento de la craft beer en Estados Unidos. El objetivo del encuentro, nos comentó, no era otro que la promoción de la cerveza estadounidense en España, y por ello había invitado a gente del mundillo: unos para la difusión, otros para los negocios. Mr. Solomont confesó ser un gran aficionado a la cerveza, habiendo nacido en una ciudad cervecera como Boston; hasta llegar al punto de que en sus años mozos había invertido en una micro estadounidense (aunque, según sus palabras, antes de tiempo; y por eso se fue a pique). Su discurso, relajado y con destellos de humor, fue traducido por Arantxa Medina, asistente de asuntos agrícolas. Por último, se dirigió a los bloggers presentes para que posteáramos de que ahora es el momento de beber craft beer americana. Posteado está, señor embajador.

Con cervezas como las que tomamos, sin embargo, no hace falta ser tan obediente como he sido yo. Sólo la primera ya me había roto esquemas, aunque no era una opinión unánime entre los asistentes. Ese aroma a trigo crudo y esa combinación envolvente en boca, con puntos ligeramente tostados, me dejaron con ganas de más (de 2 o 3 botellas más, específicamente).

A continuación, el turno de palabra fue para Robert Hanson, el consejero de asuntos agrícolas, que nos instó nuevamente a hacer difusión de los productos cerveceros de Estados Unidos y a trazar unas redes de contactos para generar negocios que fueran provechosos para norteamericanos y españoles.

Andreas en plena
explicación.
Entrando ya a la degustación propiamente, el sueco Andreas Fält se presentó como miembro de la Brewers Association de EEUU (según su tarjeta personal: "Embajador americano de craft beer") y conductor de la cata de las distintas birras que nos esperaban. Robert Merryman (Condal Chef) se encargó de hacer una traducción libre de las impresiones de Andreas. Fue divertido seguir las explicaciones de uno y otro.

La charla fue interesante durante todo el recorrido cervecero, aunque muchos coincidimos en apuntar de que el nivel de las impresiones que nos relataba Andreas, a ratos, era muy básico.

Pasando a la birra, el orden de degustación fue el siguiente: John John Juniper Ale, de Rogue; Calico Amber Ale, de Ballast Point; Doggie Style, de Flying Dog; Dirtoir Black Lager, de Rogue; Morimoto Imperial Pilsner, de Rogue; y la Double Stout de Green Flash. No pudo estar por un error en el envío la Shaddock IPA de Widmer, el interior de la caja de la cual lo ocupaban otras cervecitas, bastante raras. De éstas, pude probar la Wyld, de la Uinta Brewing Company de Salt Lake City (Utah).
Cremita de calabaza.

Cada una de ellas fue acompañada con algo para picar; por orden: crujiente dulce con foie gras, tartar de atún sobre tortita crujiente de maíz, kebap, uva de oliva (muy curiosa), falafel, mini hamburguesa con cheddar, y un crujiente de brownie con wasabi y frambuesa. Todo realmente apetitoso, aunque el wasabi en el brownie tengo que confesar que me costó.

En cuanto a birra, me gustaría destacar por encima de todas la ya mencionada 312 Urban Wheat de Goose Island, que para mi gusto fue la mejor (y de la que me procuré un generoso refill antes de irme). La Dirtoir de Rogue me encantó también, con una bebibilidad increible, con notas tostadas a cacao y un punto ahumada, pero nada empalagosa con su moderado dulzor. Por último, también desde Oregon, la John John Juniper Ale, elaborada con pepino y enebro, me pareció destacable. Cierto es que no gozó de la mayor popularidad entre los asistentes, pero a mi me convenció mucho por su originalidad, con toques clarísimos a cohombro y frutas del bosque, acompañados por un fondo de ginebra. De hecho, la cerveza tiene maduración en barrica de esta bebida espirituosa, así que no era difícil de imaginar. Muy compleja e interesante.

Durante el evento, pude coincidir también con Iacopo Sposaro (Irreale) y Alberto Benavides (Bar&Beer), así como con Mikel Rius, con quien pasaría gran parte de lo que restaba de noche, que no terminaría en la embajada.

Vista general del ambiente en la embajada.

Así fue como terminamos todos (o gran parte de nosotros) en Irreale; y luego en Animal. Los más valientes, finiquitaron la noche en Kloster. Por mi parte, después de tanta cerveza americana, aposté por el buen producto nacional que tenemos, tomando una deliciosa Tres Mares de Dougall's, y concluyendo la noche suavemente con la genial Pils de Naparbier. Todo ello acompañado de grandes charlas con JAB, David Gago y Mikel, entre otros; además de una corta pero profunda conversación con Robert acerca de la Batalla del Ebro y del panorama cervecero local.

Después de una tarde-noche tan llena de acontecimientos, charlas e intercambios de impresiones con buena gente como la que nos acercamos a la embajada aquel martes, a uno le queda un sentimiento de felicidad dentro. Al marcharme, me sentía satisfecho de escribir este blog, de conocer a esta gente y, sobretodo, de ser cervecero.

...

No me gustaría dejar de agradecer de manera entusiasta al equipo entero de la Embajada de los EEUU en España y Andorra, a David de Cervezorama y a Robert Merryman el hecho de que hayan facilitado mi asistencia a un evento tan interesante: por el entorno, por ser novedoso y por el buen material catado. Muchas gracias.

...

Podéis leer las crónicas de JAB y el Homo Lupulus para tener otros puntos de vista del mismo evento.

Comentarios

  1. (TEDASCUENYOYO) HOLA BIRRAIRE, TE ESCRIBO PARA MANDARTE LA DIRECCIÓN DEL BLOG QUE HE CREADO, YA TE HE PUESTO EN MIS BLOGS QUE SIGO. COMO NO SABÍA COMO ANUNCIARLO, OS MANDO A TODOS LOS QUE SIGO LE DIRECCIÓN. ESTOY EMPEZANDO Y ESTOY MUY VERDE, ESPERO QUE TE GUSTE Y QUE TE SEA DE UTILIDAD O ENTRETENIMIENTO. UN SALUDO.
    http://cerveriana.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas Jorge! Pude detectar en las estadísticas del blog un cerveriana blogspot... y al entrar y ver mayúsculas a tutiplén no tuve duda de quién se había animado a montar un blog cervecero :-). Seguro que harás una buena aportación a este mundillo. Y ahora, además, ¡podrás participar en #FFdA y lo que haga falta con un espacio propio! (Que, por cierto, en un mes ya empieza la convocatoria).

      ¡Salud!

      Eliminar
  2. Te digo lo mismo que a JAB, qué envidia me dáis... Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Teddy! La verdad es que estuvo muy bien. Por cierto, si puedes agrégame en Facebook para que pueda invitarte al grupo de quedadas cerveceras por Madrid. ¡Saludos!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Post-verdad mediterránea

Conociendo el territorio...

De la ilusión