De los blogs...

(Siempre me ha entusiasmado El Pensador
de Rodin).
Hace unos cuantos días pude leer con interés el post de Boak & Bailey's en el que se preguntaba sobre la importancia de los blogs cerveceros. Pensé que sería interesante trasladar parte de dichas reflexiones a nuestra realidad cervecera para, así, valorar de manera justa y proporcionada el papel que tenemos todos aquellos que participamos en la comunidad blogger. Nuestro status quo cervecero dista mucho del de Reino Unido, y es por eso que muchas de las observaciones del susodicho post me parecen, cuanto menos, matizables dentro de nuestro contexto.

Y bien, ¿qué papel o importancia creéis que tenemos los blogs cerveceros, si es que tenemos alguna? En mi humilde opinión, creo que sí tenemos algo de relevancia.

En el plano más teórico y generalista, en nuestra sociedad actual todo lo que se mueve por internet llega a mucha gente, y su repercusión puede ser de gran magnitud; internet es LA herramienta desde hace muchos años. Se empezó con cadenas de emails, llegaron los blogs, y ahora tenemos redes sociales y otro sinfín de posibilidades para informar y ser informados (de lo que sea); todo esto pasará de moda un día u otro, pero internet (sea 2.0 o 9.11) seguirá allí. Todos buscamos en Google y todos nos informamos a través de ella.

Si entramos en cosas más específico-prácticas, y empezando por lo más obvio, creo que la primera y principal importancia o, en este caso, virtud de los blogs cerveceros es la difusión. Me resisto a pensar de que los bloggers seamos periodistas: con todo el respeto para la profesión (aunque el grueso de sus "profesionales" me merece poco, en general**), no creo que un blogger lo sea, ni tampoco, en mi caso, sería una aspiración.

Sin embargo, sí somos una especie de prensa amateur que trata sobre una temática residual dentro de los medios habituales. Como bien se apunta en Boak & Bailey's, somos individuos a los que nos gusta la cerveza más que a la media de la población, que profesamos cierta devoción hacía esta bebida, pero que además tenemos ciertas inquietudes literarias; algunos, auténticos lletraferits ("literatos" sería su traducción más fiel).

Supongo que nuestra tarea difusora nos la habrán subrayado tantas veces que hasta nos lo hemos creído (bastardos arrogantes como somos), pero en el proselitismo general del movimiento festivalero y cervecero que ahora mismo vivimos sí que hemos jugado y jugamos un papel más o menos relevante (algunos, entre los que no me encuentro, llevan años trabajando a la sombra por amor al arte, haciéndose eco de todo lo que ocurre en nuestra exponencial realidad birraire).

Aunque a decir verdad, y ahora que lo pienso, somos egoistas y comodones: queremos un mejor panorama, queremos más birra; y lejos de emprender y jugárnosla como hacen muchos otros, nos sentamos en nuestras cómodas butacas y le damos a la tecla :-).

Un blogger.
Otra de las partes que me parecen destacables de los blogs cerveceros es la de dar voz al consumidor. Aquellos que cumplimos más o menos con lo de tener cierta devoción por la birra y que además nos gusta soltar parrafadas a discreción, estamos dando un feedback sobre nuestras experiencias en el consumo de un producto gastronómico, o de eventos relacionados con éste. Esta parte puede ser útil para los elaboradores y organizadores de ferias, que pueden saber de las inquietudes de los consumidores, de sus gustos y preferencias, de aquello que echan en falta o adoran; pero también para otros consumidores, que pueden conocer la opinión de otros compañeros que viven el fenómeno desde su misma posición, "revivir" experiencias cerveceras interesantes o hasta complementar la Lonely Planet de turno gracias al viaje cervecero de otro. Las crónicas y opiniones sobre eventos y cervezas me parecen de lo más interesante: como muy bien se dijo en los comentarios de un post de Pau, pueden servirnos de recomendaciones cerveceras, para formarnos una idea de qué podemos esperarnos de cierto productor.

Llegados aquí, un punto para la reflexión y la discusión: ¿debemos los blogs criticar abiertamente cervezas que no hayan sido de nuestro agrado? Sí, estamos entrando en el clásico debate de ser justo vs. injusto, de situar a los charlatanes en su sitio y todo lo demás. ¿Qué opináis al respecto?

No sería honesto si no os dijera que muchas veces he tenido tentaciones de escribir mal sobre algunas cervezas y/o cerveceros (algunas/os se merecen dos posts enteros, al menos). Sin embargo, la observancia y el paso del tiempo me ha dado perspectiva sobre algunos aspectos de la vida (y no sólo hablo del mundo cervecero), y personalmente he llegado a la conclusión de que es mejor hablar bien de los que se lo curran que mal de los que no. ¿Por qué? ¡¡¡Cobarde!!!

El hecho es que hay que tener en cuenta que para mucha de la gente que está produciendo actualmente, la cerveza es su modus vivendi, y no es precisamente uno de aquellos que te permita comprarte Porsche Cayennes (sí, aquellos coches grandotes que hace siete u ocho años inundaban nuestras autopistas). Con esto a lo que me refiero es que no siempre se dispone de los medios más idóneos para la producción (ni muchas veces de la experiencia, de acuerdo), pero estamos ante una realidad naciente y no podemos "cargarnos" a la gente que está empezando a la primera de cambio.

No voy a dar nombres, pero algunas-cuantas cervezas que he probado en los últimos años las di por normalitas y poco interesantes la primera vez, y han evolucionado muy favorablemente hasta convertirse en buenas cervezas. Me imagino que muchos de vosotros conoceréis varios casos. De acuerdo, hay gente que nos quiere engañar y que se quiere aprovechar del consumidor y del boom cervecero, pero también hay gente honrada que necesita encontrar un equilibrio, unas recetas y una maquinaria idónea para reproducirlas; y mientras lo buscan, necesitan pasta. No me parece bueno que la gente sin experiencia te intente vender la moto... ¿pero dónde empieza y acaba la experiencia? Es complicado.

Favorecer a las buenas cervezas ayuda al movimiento cervecero y a aquellos que se lo curran. Las malas, si no evolucionan, seguirán siendo malas; y en un entorno que se prevé cada vez más competitivo, van a quedarse en la cuneta, a la corta o a la larga. Personalmente, pues, prefiero no hablar bien de una cerveza, o no darle publicidad, antes que cargármela. De no haber adoptado este posicionamiento, seguramente, habría cometido varios (más) errores.

Sin embargo, y hablando de experiencia; un poco de autocrítica también: ¿tenemos los bloggers suficiente experiencia y/o conocimiento para andar criticando cerveza? Nadie está obligado a leernos ni a hacernos caso, como nadie lo está a tomarse birras de este o aquel productor. Pero ¿y la repercusión de una mala crítica? Una Pale Ale a tope de lúpulo, si no está contaminada, tiene todas las de no ser criticada por las masas, según la moda actual. ¿Pero y cervezas más sutiles? ¿Y estilos especiales?

¡A leer! (entre otras cosas)
Creo que es importante que los bloggers hagámos un ejercicio de reflexión y humilidad, y aún más importante de documentación. Desconozco la repercusión que pueda tener una crítica feroz en un blog, pero me imagino que puede llegar a ser importante. Cada cual tiene sus gustos y su visión en cuanto al debate justo vs. injusto, y en esto no me voy a meter. Pero, por favor: opinemos con criterio.

En este último apunte, creo que todos los bloggers tenemos cierta responsabilidad: somos humanos, podemos equivocarnos, y creo que la gran mayoría tenemos otros quehaceres a parte de escribir nuestra vida en una dirección de internet; puede que estemos mal informados: por error u omisión. Es por eso que veo importante corregir al compañero y hacerle reflexionar sobre puntos de vista, a priori, mal enfocados. Me parece un deber para todos (así como nuestro mercado cervecero, la amplia mayoría también estamos empezando).

Dicho esto, también veo normal que aquellos blogs que se dedican a hacer catas individualizadas de cervezas describan de manera fefaciente y ajustada a sus sentidos y gustos qué les ha parecido una cerveza. Sin duda, no se trata de un tema de blancos y negros.

Y restando trascendentalidad al tema para acabar el post más relajados, un último punto de importancia que es mucho más personal, y que también se trata ligeramente en los comentarios del post de Boak and Bailey's: conocer a buena gente con inquietudes similares, paises y sitios de ensueño, cervezas que nos emocionan, proyectos e ilusiones. Esta es, sin duda, la parte que más feliz me hace, y a la que otorgo mayor importancia dentro de mi experiencia como blogger.

Ahora es vuestro turno: ¿tenemos alguna importancia? ¿somos sólo un pasatiempo? ¿a y b son correctas? ¿el "sólo" en b desvirtúa c?

Salut!


** Txema, tu sí mereces mi respeto, y mucho más :-).

Comentarios

  1. Este es un tema del cual se ha hablado varias veces y voy a repetir lo que vengo diciendo hace rato, si el palo es merecido, hay que pegarlo. Si eso le crea problemas a alguien que recién empieza, que se jorobe, pero la culpa es enteramente de esa persona.

    Y que nadie venga con eso de que se "mancha a todo el movimiento" y otras huevadas por el estilo. El fenómeno hoy en España ya se ha afianzado lo suficiente, aquellos que sí saben hacer cerveza, que son profesionales y tienen respeto por el consumidor no tienen nada que temer si se critica duramente a gente que no sabe hacer cerveza, que no es profesional y que no tiene respeto por el consumidor.

    Es más, creo que pegar palos a la larga termina beneficiando a todos ya que si los blogs son tan importantes como se dice arriba, esto ayudaría a depurar el mercado y serviría de advertencia a aquellos que estén considerndo montar su fábrica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Pivní. Sí, este es un tema recurrente, aunque es sólo una parte del post de arriba (aunque quizás me haya extendido especialmente, dado que en otros posts que han tratado el tema no pude dejar mis impresiones).

      Personalmente, no puedo criticar a alguien a quien la falta afinar su cerveza (distinto es aquellos que presentan cerveza, directamente, mala). Como digo, algunos de los que están haciendo buena birra actualmente me los habría cargado en algún momento. Yo, sin embargo, creo más en dedicar tiempo y tinta a los que se lo merecen y no a aquellos que lo hacen mal.

      No considero que una mala crítica "manche todo el movimiento": sólo a quien se critica, por supuesto. Y sí, puede ayudar a la depuración, pero ésta se dará igual, y no creo que mucho antes si desde aquí señalamos cervezas que no gustan.

      Por cierto, en ningún momento he apuntado que seamos "tan importantes". En España, creo que tenemos nuestro papel, y tal como dice Embracing en el comentario de abajo, hay pruebas de que alguna utilidad tenemos.

      Saludos y gracias por tu aportación!

      Eliminar
    2. Una cosa es hablar de una cerveza que podría estar un poco maś pulida, tener algo más de esto o menos de aquello o decir que una cerveza no te gustó por, por ej., preferís a las Stout más torradas. En tanto eso se justifique correctamente, no entiendo por qué podría llegar a manchar a un elaborador nuevo, máxime si tenemos en cuenta que el público de los blogs cerveceros en español es limitado a gente que ya tiene un interés previo en cerveza y que muchas veces ya sigue otros blogs similares.

      Por otro lado, un elaborador tiene que ser conciente que una vez que pone su producto en el mercado y exige dinero a cambio de este va a haber gente a quien no le va a gustar que va a expersar su opinión en internet, algunos lo harán con respeto, otros no. Son las reglas del juego.

      En cuanto a la importancia o no. Yo no creo que sea tanta tampoco. Sí hay elaboradores que se acercan a los blogs, que ofrecen muestras gratis o los invitan a eventos, pero habría que ver qué tan desinteresadamente lo hacen. Para empresas con limitados recursos financieros como son muchas micro-cervecerías enviar unas muestras gratis a los autores de blogs esperando que les gusten y hablen bien de ellas es una manera muy barata y efectiva de hacer publicidad. (que quede bien en claro que esto no es una crítica hacia nadie, que me parece bien que los elaboradores envíen muestras, etc. con expectativas publicitarias y que sí hay algunos que realmente tienen buena onda con los blogueros y que no esperan nada a cambio).

      Eliminar
    3. Voy tarde en la respuesta, vaya semanita.

      Yo sí hago críticas constructivas sobre cervezas (puedes encontrar varias en posts no muy lejanos); pero el hecho de manifestar claramente que no te gusta una cerveza me parece que puede ser perjudicial, en el momento en el que nos encontramos aquí, para gente que en un tiempo puede producir cerveza más que digna.

      Yo, por ejemplo, puedo llegar a decir que a una cerveza le falta equilibrio en X y cuerpo, pero nunca voy a decir que a mi no me gustó nada (sea o no el caso). Pero vamos, es una cosa que cada cual debe elegir como la trata, y me parece tan respetable una posición como la otra, así como las que se encuentran en medio. En mi caso, por carácter (o falta de él, según se interprete) me gusta "premiar" a los buenos y no "castigar" a los malos. Si estos últimos parten de un producto insostenible, el tiempo les sentenciará; si parten de un producto por pulir, si se ponen las pilas llegarán a sacar cosas interesantes.

      Pienso que cada cual debe tener sus experiencias propias con la cerveza, y que en todo caso lo más interesante es que alguien te diga qué cervezas son imprescindibles. No conozco a nadie que se compre cajas enteras de birra sin haberlas probado antes (excepto tiendas, claro está); así que por comprar una botella y equivocarte no me parece muy grave.

      Y sobre la importancia (que aunque no lo parezca era el tema principal del post, jeje) yo creo que es relativa, como bien dices también. Lo de las muestras sí, es una buena manera de hacer publicidad de forma económica, pero también de sumar buen rollo y camaradería entre gente que, como se apunta en algún comentario más abajo, "nos conocemos todos". Creo que en España la mayor trascendencia de los blogs está siendo para la difusión de eventos y productos nuevos (las estadísticas de búsquedas de mi blog son clarividentes). Las historias personales, para los "4 amiguetes" están muy bien, pero realmente aportan muy poco al general.

      Eliminar
  2. Prensa amateur me parece una buena definición, y yo sí que creo que, si bien no somos ni mucho menos "piezas clave" del mundo cervecil, realizamos una labor de difusión bastante útil. Prueba de ello es que algunos elaboradores contactan con nosotros para invitarnos a eventos o nos mandan alguna muestra de sus productos, y es que no es poca la gente que nos lee, por un motivo u otro.

    En lo que no estoy de acuerdo, al igual que Pivní, es en mencionar solo las cervezas que me gustan, ignorando las que no merecen la pena. Sin duda tienes razón en que es obligatorio documentarse antes de publicar, y si hay una satisfacción generalizada acerca de una cerveza lo prudente sería tenerlo en cuenta y plantearse que se puede estar en un error, sin embargo si mi obligación es estar bien informado la del elaborador es realizar un buen producto, con la diferencia de que él cobra por su trabajo mientras que yo lo hago de forma desinteresada.

    Por supuesto toda visión es válida y respeto la opción de reseñar lo bueno, pero también pienso que, puesto que no es posible hablar de todas las buenas cervezas y muchas se te van a quedar en el tintero, es un agravio comparativo el dejar a éstas en el mismo saco que las cervezas con graves deficiencias. Esto puede suponer que alguien, ante la falta de referencias, acabe gastando su dinero en una cerveza que sabes que no llega a un mínimo de calidad en vez de en una maravilla que todavía no has probado.

    Buen artículo, y muy ameno para lo largo que es. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien dicho. Si la crítica se calla, entonces la "prensa" amateur se convierte en relaciones públicas gratuitas.

      Eliminar
    2. Buenas Embracing! Veo que estamos más o menos alineados en la percepción de nuestro rol; que no es que sea muy importante, pero en algo sí que intervenimos (al menos en nuestro país).

      Yo siempre tengo mis dudas sobre si realmente debemos o no criticar, y ante esto prefiero hablar bien de quien se lo merece. Algunos, con el tiempo, han merecido elogios que en un principio no merecían (por supuesto, no aquellos que partían de las "graves deficiencias" que apuntas), y es por eso que prefiero ser cauto. En persona, sí que me he acercado a más de uno a comentarle mi opinión sobre algún aspecto de su birra; éste es un feedback bueno para gente que está en vías de disponer de una buena cerveza. Creo en el margen de maniobra para un mercado novel como el nuestro.

      Respecto a consumir sin referencias, no lo veo mal tampoco: es parte de lo interesante, que es explorar; y con eso, encontrar tus gustos, descubrir a los charlatanes, a gente que mejora y a auténticos cracks. Cada cual con sus gustos y preferencias, que pruebe y decida qué quiere consumir de nuevo y qué prefiere olvidar.

      Gracias por tu interesante comentario! Un saludo!

      Eliminar
  3. El Pensador de Rodin lo tuvimos hace poco en Zaragoza, por cierto :)

    http://4.bp.blogspot.com/_OpvvSQ_4hiM/S6i7OJotlRI/AAAAAAAABg4/pxeDs_K4VsQ/s800/El+Pensador+de+Rodin+al+fondo+la+Bas%C3%ADlica+del+Pilar+Zaragoza.jpg

    ResponderEliminar
  4. Hola Joan! La verdad es que me sorprende que tras tocar tantos puntos pueda estar de acuerdo hasta en la mínima coma. En algunos casos detallas hasta frases que me he dicho para mí mismo.

    Por destacar algunos de los puntos, lo de la crítica abierta de lo que no nos gusta, no soy partidario del ensañamiento precisamente por esa evolución con el tiempo de la que hablas, tanto de la propia cerveza como nuestra propia evolución por aprendizaje o pura madurez. Ya lo comentamos hace algún tiempo en algún blog pero me reitero en lo mismo y es que una crítica feroz, aún poniendo con pinzas nuestra difusión, hace mucho daño. El boca a boca es una arma imparable y lo que empieza como "a éste no le gusta" termina en un "no la he probado pero dicen que es muy mala". El hecho de saber algo (o de creer que lo sabes) no te da derecho a impedir que otros tengan libertad para elegir y ahí es donde entra la responsabilidad de cada uno. Personalmente prefiero decir a alguien de mi entorno cuales son esas cervezas que creo que no merecen la pena pero no anunciarlo en el blog.

    Además, está la experiencia como bien dices. Lo que en un momento no me gustaba o no disfrutaba en todo su esplendor puede que ahora sí lo haga.

    Y ahí enlazo con lo que dices de "corregir" o aconsejar en caso de percibir alguna equivocación en un compañero. El problema de esta sociedad que cada vez mira más su propio ombligo es que una crítica constructiva se ve desgraciadamente como una crítica a secas. De todos modos, y terminando con tu penúltimo párrafo, creo que en el fondo ésto de los blogs lo debemos ver con cierta distancia para darnos cuenta de que no deja de ser un entretenimiento de un grupo de amiguetes muy restringido, aunque algunos quieran sacar tajada (desde fuera o dentro), pero eso ya es otro tema. Al menos esa es mi opinión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero Pau, con ese criterio entonces también tendríamos que callarnos la boca se algún festival o pub compramos una cerveza de mierda, no sea cosa que alguien nos escuche y le hagamos daño a alguien. La única diferencia está en la escala del alcance, pero el efecto es el mismo, máxime en una comunidad en donde, me da la impresión, se conocen todos.

      Cabe recordar también que decir "no me gusta" no es lo mismo que decir "es mala".

      Igual, como ya lo dije entonces. Cada uno es libre de poner o no poner en su blog lo que se le ocurra...

      Eliminar
    2. Max, hablo de mi forma de ver las cosas, ni mucho menos me atrevo a decir quien tiene o no que decir lo que crea. Allá cada uno con su libertad, faltaría más.

      Siguiendo tu ejemplo, si vas a un festival y te cobran por algo en malas condiciones veo lógico que lo digas bien claro, del mismo modo que si pagas algo en una cervecería o tienda. Las formas de decirlo, eso sí, ya son más discutibles pero repito que esto es algo personal y que en mi caso prefiero decirlo a la persona que lo suministra (con la excepción de que haya un engaño de por medio y se saque tajada, en cuyo caso no tengas duda que soy el primero en decirlo bien alto y claro).

      Lo del alcance, tienes razón que da la impresión que nos conocemos todos, productores, propietarios de tiendas o bares, los que escribimos blogs o en revistas, entre otros, pero las visitas diarias que recibimos son bastantes más que todas esas personas juntas (en el caso imaginario de que nos leyeran todos los días, cosa que dudo que ocurra) así que desconozco (ni quiero plantearmelo) el alcance que puedan tener una crítica desmedida.

      Está bien que recuerdes eso de que "no me gusta" no es sinónimo de "es mala", ya que para algunos de nosotros igual puede estar claro pero por desgracia no todos piensan así...

      Eliminar
    3. Cuando reseño una cerveza (algo que ya no sucede tan a menudo, al menos no en el blog) lo hago como consumidor, no como profesional o algo por el estilo, y hablo como alguien que ha gastado su dinero (o en nombre de alguien que ha gastado su dinero en mi nombre) y si me encuentro con producto que no es de mi agrado lo digo del mismo modo que cuando me encuentro con un producto que sí es de mi agrado, porque me parece lo justo más allá de quién sea que elabore la cerveza, ya que el dinero que le doy a una micro me costó igual ganármelo que el dinero que le doy a una macro. La efusividad de la crítica hacia un lado u otro dependerá de qué tan agradable o desagradable me haya resultado el producto.

      Lo importante, siempre, es saber fundamentar bien las opiniones, en especial cuando es una opinión negativa, para que quede bien claro que esta no es producto de la mala leche o de demasiado optimismo.

      Otra cosa a tener en cuenta son las expectativas. Si yo compro una lata de Lidlbräu a 0.25EU y la cerveza termina siendo mínimamente pasable, la tengo que considerar un éxito, ahora si me gasto diez veces más, o sea, prácticamente lo mismo que una Chimay, en una botella de "Cerveza Artesana", bueno, más le vale que me haga valer ese dinero...

      Diferente es si un elaborador tiene la "gentileza" de enviarme algunas muestras para que le de mi opinión, si me tocase una cerveza en mal estado sería una falta de cortesía de mi parte hacerlo público, en ese caso sí prefiero dar mi opinión en privado.

      Pero más allá de eso, dudo mucho que mis opiniones vayan a tener un efecto significativo en las fortunas de cualquier elaborador.

      Eliminar
    4. Gracias por vuestro hilo particular, Pau y Pivní. Apuntáis diversas cosas interesantes, y como bien dices (Pau) en el primer comentario, compartimos el enfoque de estos temas casi completamente.

      Yo cuando reseño una birra (aunque generalmente lo hago muy por encima) lo hago como consumidor. Lo malo es que, a veces, por el hecho de tener un blog y escribir sobre cerveza se interpreta como "este tío sabe" (que no es mi caso; soy un simple aficionado a la cerveza, sólo que con un interés algo superior a la mediana de los aficionados a la cerveza). Y yo también creo que se llega a confundir el "a mi no me gustó" con "esta cerveza está mala".

      Fundamentar bien el agrado o el desagrado de un producto es un ejercicio que hago cada vez que tomo una cerveza, pero las conclusiones son para mí y la gente que me rodee en este momento (si es que hay), si quieren escuchar mis impresiones. Y de hecho, las críticas constructivas que hago aquí en el blog las trato después de estar seguro que no son fruto de una laguna de conocimiento por mi parte.

      Un tema, por cierto, el del conocimiento, que pensaba que daría algo más de si en los comentarios XD.

      Contestaría más cosas, pero es inacabable (y estoy en el curro). Me gustaría seguir esta conversación en directo, birras buenas o afinables en mano ;-). Aunque Madrid, Valencia y Rep Checa tienen un punto medio de encuentro difícil de calcular... Salud a los dos.

      Eliminar
    5. Un último apunte: es interesante también el tema que apuntas, Max, sobre las expectativas.

      Últimamente he tenido alguna interesante sorpresa con alguna birra marca blanca: las saco en los partidos de fútbol y, ante la mirada chunga que me dedican, les digo a mis colegas que están ricas, pero considerando el precio al que van, claro está. La expectativa que te genera una lager de súper en lata que te cuesta menos de 50 céntimos es, generalmente, baja; si es bebible y hasta supera marcas, a priori, más reconocidas, pasa a ser "buena".

      De la misma manera, una botella de 33cl de 5€ esperas que sea, al menos, impecable. Si le falla algo empiezan a escocer esos 5€.

      Y sobre comparar una cerveza de precio Chimay con una Chimay, uno debe ser flexible :-), ¡que la azul es mucha azul! Bueno, y la blanca, y la roja... Pero vamos, todo son gustos.

      Saludos!

      Eliminar
  5. Buenas! Me parece muy interesante lo que comentas. Nosotros hemos empezado a publicar en el blog de Arroz y Gallo Muerto reseñas de algunas cervezas y habrá críticas negativas. Algunas son incluso cervezas que hemos vendido nosotros mismos por lo que también es autocrítica. El tema es el siguiente, la única prensa que hay sobre cerveza actualmente son los blogs y aunque no lo creais hay gente que antes de comprar mira en los blogs y por lo menos recibe una orientación. Luego elige, pero se le pone un poco de luz y creo que eso es una buena labor. Si además puedes consultar una reseña en diferentes blogs, pues tanto mejor, porque te haces mejor idea.

    Creo que debe existir tanto la crítica negativa como la positiva. Ahora bien, la negativa creo que ha de hacerse - al menos así lo intentamos nosotros incluso al hacer las reseñas en privado - de manera respetuosa y constructiva, no en plan "ir a hacer daño". Pero partiendo de esa premisa de respeto, creo que es incluso necesaria, porque además anima a mejorar a los cerveceros y eso creo que siempre es algo positivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas txolo! Me apunto el blog por aquí para ir visitándolo con frecuencia.

      Yo creo en la crítica constructiva, pero sin ensañamiento. Sin embargo, como digo en un comentario más arriba, creo que es el aficionado a la cerveza el que debe "aventurarse" y descubrir las cervezas por si sólo. Más que señalar las malas, creo que es más interesante apuntar qué birras son imprescindibles.

      Pero vamos, para gustos colores; y todas las maneras de tratar el tema que vengan desde el respeto a mí ya me valen. Yo, personalmente, hago apuntes constructivos sobre cervezas que me parecen mejorables; pero en ningún caso voy a catalogar una cerveza como "mala" por el impacto que, aún, puede tener en nuestro neonato mercado.

      Un saludo compañero!

      Eliminar
  6. Cuando esta mañana he leído tu post... iba a atacarte hasta que he leído la aclaración de los asteriscos, ja ja ja.... Bromas aparte este es un tema que hemos tocado varias veces... reconozco que en algún caso he sido demasiado benévolo en la calificación respecto a alguna cerveza. Ha pesado el respeto a quien está haciendo un producto respecto al producto en sí mismo. Muchas veces es importante saber también quien está detrás de cada producto y la honestidad o no que deposita en el mismo, así como sus intenciones comerciales... Lo mejor creo es ser claro siempre, y como dice Max, no es lo mismo decir... no me gusta que decir es mala. Creo que desde el respeto como dice Antonio todo se puede decir y las críticas puden ser positivas si quien las recibe no es un cerril

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ei Txema! Justo al escribirlo pensé "no te la juegues, que hay un valenciano por allí que juega a football y te va a crujir" jajaja. Los asteriscos son ciertos, a pesar de que seas periquito ;-).

      Yo el problema que le veo es que mucha gente no ve la diferencia entre "es mala" y "no me gusta". Y según quién lo diga, seguramente mucha gente lo dará como verdad cierta.

      En otro orden de cosas, ¿no te vas a subir ningún día de estos que pintan tan interesantes? (Birrasana, Mediona).

      Salut company!

      Eliminar
  7. Como me suele ocurrir últimamente llego muy tarde y prácticamente se ha dicho todo. Yo comencé a escribir mi blog hará poco más de 2 años, y cada día que pasa me gusta más hacerlo. Me permite hablar sobre aquello que me apasiona y que más me gusta, la cerveza, y además conocer a gente con las mismas inquietudes y gustos que los míos, existiendo una especie de camaradería que me ha sorprendido y que me agrada enormemente. En mi caso particular, comencé a escribir en mi blog, porque consideraba a mi juicio que existía un injusto desequilibrio entre el tratamiento recibido por el vino, y la cerveza en nuestro país, y en la medida de las posibilidades de un humilde bloggero, quería intentar compensarlo, contribuyendo a difundir la cultura cervecera. No es mi intención hacer publicidad gratuita a nadie, ni hacer de relaciones públicas de tal distribuidor o tal productor. Si hablo bien de una cerveza en el blog, o de un productor es porque así opino sinceramente. En mi caso particular cierto es que tengo una mayor inclinación por hablar de aquellas cervezas que me han sorprendido gratamente, que considero buenas cervezas o que simplemente me han gustado. Me siento mucho más motivado a la hora de escribir, si es sobre algo que me conmueve o agrada, que lo contrario, aunque eso no es obstáculo para decir que si algo no me ha gustado, o que es mejorable, lo diga, como de hecho ha pasado en muchas ocasiones, pero tiendo a hacerlo más quizás en círculos privados, como Pau o Joan. En cualquier caso estoy de acuerdo con Pivní, y aquí hago algo de autocrítica, y es que si callamos lo negativo, nos podemos convertir en relaciones públicas gratuitas, que tampoco creo que sea lo que buscamos, y además, como también se ha dicho, hay tantas cervezas buenas de las que hablar y que no aparecen nunca en nuestro blog, que de alguna forma las estemos colocando en el mismo saco que las que no merecen la pena, ya que tanto unas como otras reciben por nuestra parte el mismo trato, al menos de manera pública, de cara a internet. Eso sí, salvo excepciones en las que exista una práctica indeseable manifiesta por parte de algún productor o distribuidor (sobre todo cuando trata de engañar al consumidor), la crítica ha de ser constructiva, y aportando alguna base o razonamiento, sin ensañarse, y siempre con respeto. Siendo así debería tomarse como una opción de mejora y no ser mal recibida, aunque no suele ser lo habitual.
    Muy interesantes estos posts de debate Joan!
    Salu2!

    ResponderEliminar
  8. Buenas JAB! Gracias por tu aportación. Yo, en este caso, también he contestado tarde, y tiene más delito siendo mi propio blog.

    Yo entiendo lo de "relaciones públicas gratuito", pero el problema es la interpretación errónea que puede hacerse (y que me consta que se hace) de un "no me gusta" que para nada quería significar "está mala".

    Ya lo he dicho en dos comentarios anteriores, pero creo que las cervezas imprescindibles es bueno que se sepa y que demos publicidad para no perdernoslas (seguramente, sin tanto bombo y platillo, me habría perdido la Undead de Javier Aldea; y ahora soy un seguidor incondicional de sus magníficas birras). Las malas también es aprendizaje probarlas, y como tampoco nadie (excepto tiendas, quizás) se queda cajas enteras de una birra sin haberla probado antes no me parece mal apostar más por el hablar bien que por el criticar.

    Yo he criticado constructivamente algunos aspectos de birras en varios posts, pero tiendo a evitar el "no me gustó".

    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Creo que no se le está dando a la audiencia de los blogs el respeto que se merece.

    Realmente me cuesta creer que un lector promedio de un espacio como este entienda "Esta cerveza no me gustó por... (seguido de una correctamente argumentada justificación)" como "Esta cerveza no es buena". Cualquiera con dos dedos de frente va a ser capaz de ver la diferencia y luego sacar sus propias conclusiones...

    En lo personal, cuando en mi blog publico una reseña de cualquier tipo, la actitud que tomo es la misma que tomaría sentado con amigos en un pub, empleando el mismo lenguaje. Pero bueno, ese es mi estilo.

    Me gustaría que todos, macros y micros, hiciesen buena cerveza. Sería hermoso poder calificar de "brillante" a todas, más allá de quien las haga. Pero la realidad es diferente.

    A las macros, por supuesto, le importa, como mucho, nada lo que nosotros podamos opinar de sus productos. Las micros, por otro lado, son otra cosa. Para bien o para mal, sí les importa (qué tanto, es otra cosa). Y si los blogueros tenemos pretensiones periodísticas (o de "prensa amateur" como se dice más arriba) creo que deberíamos al menos intentar cumplir el papel de la prensa, que es no solo el de informar, sino el de criticar y opinar abiertamente y sin tapujos.

    Y ya que estamos un poco en el tema.

    Por supuesto, en una comunidad en donde todos se conocen, se van a crear amistades entre personas de ambos lados del mostrador y creo que es importante que eso se deje bien en claro en los blogs... Pero eso es otra cosa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prensa amateur es más o menos uno de los roles que ejercemos, si bien como digo bien claro nunca, ni mucho menos, mi pretensión. Yo no quiero ejercer de prensa; cuento mi vida y, además, hago cierta difusión de novedades y eventos. Si, ante la falta de prensa especializada, servimos en cierta forma como tal es otra cosa.

      Pero no me planteo "cumplir el papel de la prensa" porque no me considero como tal. Mis posts serían notablemente distintos si fuera este mi objetivo.

      Y de la audiencia de los blogs, no es que considere que nadie tiene la capacidad de distinguir entre "malo" y "no me gusta"; pero sí hay gente que lo confunde (sean el 5% o el 70%, da igual).

      Eliminar
  10. Permisoooo... Si me lo permiten, quisiera expresar mi opinión sobre el tema. Primero, soy un completo recién llegado a esto de los blogs y excepto el de Max, que leo hace un tiempo (dió en mi página una interesante charla sobre cervezas checas) estoy empezando a leer los blogs del resto (Y hoy empecé el mio).

    Escribo desde Argentina, y aqui la cosa es muy distinta a lo que pasa en rep Checa y bastante distinta a lo que pasa en España. Las principales diferencias se refieren a la cantidad de oferta y en algunos casos supongo que también a la calidad. Hay muchas nuevas cervecerías, y muchos nuevos cerveceros, hay algunas muy buenas cervezas, algunas aceptables y también algunas que dejan bastante que desear, por lo menos desde mi punto de vista.

    Bien, hecha la presentación, estoy de acuerdo con eso de que los blogueros son "prensa amateur", pero eso no los exime de ser prensa después de todo. Como tales, creo que los blogueros deben observar ciertas reglas éticas para con sus lectores y creo que se puede resumir esas reglas en dos palabras " honestidad intelectual". No me parece obviar las malas críticas, si una cerveza es mala, es mala, no es culpa del bloguero, pero lo más importante es aclarar desde que lugar se habla, dejar claro cuando una cerveza no nos gusta y cuando es, a nuestro criterio, mala y sobre todo, como bien mencionan en la discusión, explicar las razones para esas consideraciones.

    Por lo mismo, me parece importante aclarar no solo desde donde se habla desde el conocimiento, sino también, aclarar si el bloguero que escribe es amigo del cervecero que fabrica el producto, si el cervecero le birló un/a novio/a en el colegio o si no lo conoce (dejemos por default esta última opción, aclaremos en los otros casos). Participé varias veces de catas, degustaciones y talleres de análisis sensorial de cervezas, en todos los casos, siempre traté de saber como fue tratada la birra antes de llegar a mi boca, si es pasteurizada, si fue filtrada, y toda la información que se pueda tener. No veo por que no agregar esa misma información en una reseña.

    Por último, me parece importante diferenciar entre una cata que uno hace para evaluar la cerveza, buscar defectos y virtudes, ver si se ajusta a estilo, etc de la cerveza que uno prueba mientras una pizza napolitana con mucho ajo le pasa por las narices para la mesa de al lado del bar.

    Bueno, mis saludos y espero estar metiéndome en futuros debates más seguido.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Planta Piloto

Un breve comentario...