Cookies de Chocolate con Sierra Nevada Porter...

Hacía tiempo que tenía que empezar esta nueva sección. No necesita de grandes explicaciones: se trata de maridajes entre comida y cerveza. Unas veces estará más currado, otras veces serán cosas más sencillas; la cuestión es demostrar que la cerveza casa con todo, y que siempre existen buenas excusas para tomar algunas, sea sólo o, mejor, en compañía.

Este día era el cumpleaños de una compañera de trabajo, que el día antes se puso manos a la obra para traernos unas gustosas cookies de chocolate para celebrarlo por la mañana en la oficina. El resultado fue espectacular, así que le pedí la receta que, a continuación, os detallo:


Ingredientes:

  • 250g. de Harina.
  • 2g. de Bicarbonato Sódico.
  • 3g. de Sal.
  • 170g. de Mantequilla (fundida).
  • 250g. de Azúcar Moreno.
  • 75g. de Azúcar Blanco.
  • 15ml. de Extracto de Vainilla (yo no lo utilicé).
  • 1 Huevo.
  • 1 Yema de Huevo (yo utilicé directamente dos huevos, sin perder consistencia).
  • 200g. de Chips de Chocolate, o Chocolate troceado (la receta indicaba más chocolate, pero con esta cantidad hay más que de sobras).


  1. Precalentar el horno a 165º. Lubricar papel de cocción con un poco mantequilla.
  2. Mezclar la harina con el bicarbonato y la sal en un bote a parte.
  3. En un bol mediano, mezclar y remover el azúcar moreno, el azúcar blanco y la mantequilla hasta que quede una pasta más o menos uniforme. A continuación, verter la vainilla y los huevos y remover hasta que quede cremoso. Progresivamente, verter la harina que tenemos apartada y remover con fuerza hasta que nos quede uniforme y bien denso. Con una cuchara de madera, remover mientras introducimos el chocolate troceado a la mezcla.
  4. Hacer bolitas con la mezcla, con una separación de unos 10 centímetros, en el papel de cocción.  Cocer entre 15 y 17 minutos, o hasta que los lados de las cookies estén bien tostaditos.
¡Et voilà! Justo este proceso dio como resultado unas deliciosas galletas con chocolate 70% de cacao (con leche también quedan buenísimas). Como salen unas cuantas, he tenido para consumo doméstico todo el fin de semana y hasta para postre en una cena con mis primos. Ayer por la tarde pensé que era hora de maridarlas de manera correcta, y aunque quizás mis candidatas iniciales no estaban en mi bodeguita, encontré una fantástica Sierra Nevada Porter.

Realmente no me la jugué: a día de hoy ya es mucha la gente que conoce la mágica conexión entre la cerveza negra y los postres dulces, especialmente los que llevan chocolate. De hecho, en la última Gacetilla, Igor Oyarbide nos ilustró con un buen artículo que contaba las bondades de estos dos productos, que causan placer por separado, pero también conjuntamente.

Yum, yum...
Cabe decir que el maridaje cumplió aún mejor de lo que podía anticipar. Las galletas, como podéis imaginaros, destacan por su dulzura, aunque el hecho de haber utilizado chocolate negro le daba un puntillo de amargor que casaba fantásticamente con una Porter dulce y moderadamente amarga, con un carácter mayoritariamente tostado, pero muy bien equilibrado con un lúpulo americano que le da toques florales, de pino (aunque muy suaves) y un puntillo afrutados. Destaca también un final muy tostado, con granos de café y chocolate, así como una incidencia notable de la levadura; casi hecho a medida para mis galletitas.

Cada trago de SN Porter te lava la boca y te la deja lista para otro bocado, sin que ninguno de los dos productos se tapen entre ellos, y consiguiendo unas sinergias muy positivas especialmente en el retrogusto, que combina el amargor del chocolate negro de las cookies con el agradable toque lupulado que le otorga el Willamette.

Os recomiendo que no dudéis en probar de hacer esta fácil y rápida receta y que le busquéis alguna cerveza más bien dulzona que pueda maridar tan bien como la Porter de una de mis más admiradas cerveceras estadounidenses. ¡Salut y que aproveche!

Comentarios

  1. Buenísima pinta. Sin duda habrá que probar a hacerlas.

    ResponderEliminar
  2. Apetitérrimo, directo a mi lista de cosas por hacer en el próximo mes y medio.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por vuestros comentarios, caballeros. Es facílisimo hacer esta receta, y delicioso juntarlo con una buena porter/stout. A ver si la probáis y me decís que tal :-). Salud!

    ResponderEliminar
  4. Una pinta estupenda. Me las estoy imaginando con alguna stout o porter quizás más subidita de tono aún y ya estoy salivando, jeje! Copio a Embracing pero en un plazo máximo de 15 días, jejeje!

    Salut mestre y enhorabuena por la idea!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Pau! Yo en un principio tenía en mente la Guineu Montserrat, o Les Clandestines Negra; pero al no tener ninguna de éstas me decidí por la SN y la verdad es que me sorprendió muy gratamente. A priori la aportación del lúpulo me hacía dudar, pero finalmente fue genial.

      Una Anchor o una Left Hand también funcionarían bien. Y Imperials me imagino que también, aunque quizás taparían el chocolate 70% un pelín, y es muy agradable que resalte aún tomando una cerveza bien tostada.

      Ya me contaréis los que probéis la receta. Salu2!

      Eliminar
  5. Una pinta muy apetitosa, y una receta sencilla de hacer. Tomo nota, para dejar impresionados a los invitados y no con los Ferrero Rocher, jejeje. La porter de Sierra Nevada buena opción, aunque hay alguna otra como por ejemplo la porter de Fuller's o la de Anchor, como dices en el último comentario. Salu2!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas JAB! Opciones las que quieras y más; también se me pasó por la cabeza la Entire Stout de Hopback, aunque quizás para ésta le metería pasas a las galletas al ser algo más afrutada. Lo bueno que también tiene esta receta es que admite todo tipo de ingredientes para todo tipo de cervezas: nueces y chocolate con leche para una Brown tipo Tramuntana de Popaire, por ejemplo, será mi siguiente prueba.

      Saludos!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Un tick histórico

Madrid 2017 - Día 2 - Embajadores y Cortes

Madrid 2017 - Día 1 - Universidad