Barcelona Beer Festival - Resumen (parte I)...


¡La primera!
11h del jueves 8 de marzo. Extrañamente, empiezo a sentir cierto nerviosismo ante la inminente llegada del BBF. Cabe destacar que una hora antes de una final de Champions no estoy nervioso, aunque realmente fue algo muy puntual, pero que refleja la importancia que le daba mi cabeza al evento.

11h del viernes 9 de marzo. Sin nervios desde hacía 23 horas y 50 minutos, pero con resignación, veo que no podré llegar temprano al BBF y que puede que sólo tenga 2 horitas para disfrutar el primer día.

16h (maomeno) del viernes 9 de marzo. Llego al festival, sabiendo ya que, por tener otros compromisos, mi estancia se reduciría a dos horas y poco, y además con la presión de no poder beber hasta el final por tener que conducir.

Sin embargo, nada pudo amargarme aquella tarde que empezaba con la única misión de degustar buena cerveza, en un escenario de gran belleza como es el Centre Cívic Convent de Sant Agustí.

Después de hacer cuatro fotos y observar el entorno para adaptarme rápidamente a las instalaciones, me dispuse a comprar mis primeros packs (un 1 y un 3 = 1 vaso, 1 guía y 18 fichas) para ir rápidamente a la barra con una de las elecciones que tenía francamente claras desde un inicio (aunque quizás no para empezar): la Guineu Especial BBF. No tenía más información que su graduación alcohólica, que a priori era moderada (5,4º, pero estaba mal), así que pensé que sería bueno empezar con ésta, con la presión adicional de que no fuera caso de que se acabara y no pudiese probarla.

Cuando me la tiraban vi que empezaría fuerte, dado el color ambarino subido que estaba tiñiendo el cristal del vaso, así como la espuma tostadita que se iba formando. Además, siendo una birra de Guzmán, me esperaba la lupulización marca de la casa (y así fue). Una grandísima cerveza, de sabor excelso y potente, con caramelo y toffee, pero también toques afrutados propios del lúpulo, y algún delicioso toque final tostado. La nariz perdía algo de intensidad cuando estaba reposada, pero fue un gustazo empezar tan y tan bien. Deliciosa.

Después de comer mis palitos de pan y beber un poco de agua (procedimiento que repetí entre cada una de mis cervezas), me decanté por una cerveza algo más clarita que hace tiempo que quería probar: la Raval Hipster Ale de Evil Twin y Naparbier. Si bien la cerveza estaba rica, será por las expectativas generadas online o por no tener el día, pero no fue todo lo que esperaba. De aroma muy fresco y apetitoso, esta Pale Ale perdía algo de fuelle en boca, desequilibrándose, presentándose demasiado ligera para mi gusto. Tengo ganas de probarla de nuevo, seguramente en botella, para poder valorarla otra vez. Cierto es que la temperatura de servido era excesivamente fría, pero otras muchas las dejé reposar y calenté con mis manos, desarrollandose a partir de aquí satisfactoriamente.

(La temperatura de la cerveza es algo que, aunque no lo destaqué en el primer post, debo señalar que no fue, para mi gusto, adecuada durante el festival).

No me podía esperar. Había mucha oscura suelta y mucho sufrimiento por mi parte ante la posibilidad de ver que se agotara alguna referencia, y salté directo a una Stout. Para empezar, una belga que me entusiasmó bastante, la Stouterik de la Brasserie de la Senne. Se trata de una especie de Dry Stout a la belga, con un carácter muy propio gracias a los toques de levadura, y especialmente afrutada. Buen paladar, ligera y bebible. Una gran elección.

Proseguí con mi primera Lager: la Duits & Lauret Houtgerijpte Rook Dubbelbock, la primera Doppelbock que pruebo con malta ahumada. Aún siendo muy intensa, era mucho más facil de beber que de pronunciar. A parte del caramelo y el ahumado, destacaban notas a fruta (plátano, higos secos), madera, un toque de tabaco y un final algo herbal y especiado en boca. Una cerveza para disfrutar.

Cerca de las 18h yo estaba como Cenicienta en el baile: seguía concentrado con lo mío, sin consciencia de que mi hora límite se acercaba. Cuando me di cuenta de la hora que era, tuve que apretar, y fui a por otra de las cervezas que tenía en mente desde el principio, al no conocer ninguna referencia de la marca. Fue así como ataqué la Freigeist Caulfield Mocha Flush, una Imperial Stout riquísima y especialmente afrutada, con una textura tan y tan densa que parecía más propia de crudo que de una cerveza. A parte de los otros toques habituales de una birra de estas características, destacaba la madera, fruto de un envejecimiento en barrica de roble.
Algunas hermanas de la Mocha
Porter (disponibles aquí de la
mano Zombier).


Finalmente, y ya consciente de que era la última y que debía dejar de beber, tomé una-de-aquellas-birras-que-sabes-que-no-te-va-a-fallar-porque-la-hace-quien-la-hace: la Hemel & Aarde Bruichladdich Barrel de De Molen. Otra Imperial Stout, y ésta muy torrefacta y alcohólica (aunque con la misma graduación que la Freigeist, 10% ABV). Está envejecida en barricas de whisky Bruichladdich single malt y, por si faltara poco, encima es ahumada. Una joya de la complejidad, un regalo para los sentidos; rozando la perfección (y, sin duda, la mejor de la tarde).

(sacada de aquí)
Socialmente, la tarde no dió para mucho, pero sí que tuve una gran alegría al poder estrechar la mano de un grandísimo cervecero con quien hasta ahora no había podido coincidir más que, repetidas veces, a través de la pantalla del ordenador: Gabriel Bocanegra, de Zombier. Fue un auténtico placer, así como saludar también a Ivan Torras de 5 Titius, Olot, que iba con él.

Al cabo de un rato me junté con Andrés y Jordi, y tuvimos oportunidad de charlar con alguno de los cerveceros (que recuerde ahora mismo, con Steve Huxley) que se congregaban ya desde el primer día en el evento que ha abierto la temporada de ferias y festivales cerveceros en Catalunya.

Al llegar... para que os hagáis una idea de como estaba
ya a las 16h...
Y para no alargarme más, en mi siguiente post de resumen del Barcelona Beer Festival 2012 contaré mi experiencia cervecera y no cervecera del segundo día de festival. Salut!



Podéis consultar los otros posts de la serie en los siguientes links:

Barcelona Beer Festival - Crónica
Barcelona Beer Festival - Resumen (parte II)
Barcelona Beer Festival - Resumen (parte III)

Comentarios

  1. Yo enganché la Hemmel&Aarde el domingo por la mañana (!) y para mí fue de las mejores. Creo que la voy a comprar bastante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué tal Mar! Yo también la vi el domingo por la mañana, pero la verdad es que con tanta variedad no tuve ni la más mínima tentación de repetir :-P.

      Lo complicado si quieres comprarla será que sea la versión envejecida en barrica de whisky; la normal sí que se ve más. Si encuentras la Bruichladdich no dudes en avisarme: no la compraré muy a menudo seguro, pero siempre va bien tener alguna de estas en la bodeguita.

      Salut!

      Eliminar
  2. Ah pues! Te cundieron bien esas 2 horas, bandido!!! Menuda envidia!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, un festival de estas características no pasa cada fin de semana, y las dos horas tenían que cundir sí o sí :-). ¡Me puse las botas! Una abraçada Txema!

      Eliminar
  3. Veo que ya que en persona no hemos hablado, las cervezas hablaron por nosotros, y en nuestro top tenemos unas cuanats coincidencias: http://eljardindellupulo.blogspot.com/2012/03/las-cervezas-del-bbf-las-buenas-1.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, veo que nos llamaron la atención birras similares :-). Probablemente estuviéramos más de una vez de lado, sin la menor sospecha por nuestra parte. ¡Saludos Barón!

      Eliminar
  4. Pero qué envidia, mestre!! Jeje!! Me ha recorrido un escalofrío pensando en tanta "negror" de barril! Sobretodo esas De Molen y Freigeit... mamma mia!!

    Y en cuanto a la Guineu, a ver si se puede conseguir por alguna tienda, aunque no se si será muy limitada o solo la tenían para el BBF...

    Salut mestre, i si no és massa demanar no esperes al següent post, que vull legir-te ja!!!! XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Freigeist" i "llegir-te"... amb tanta pressa em deixo lletres... XD

      Eliminar
    2. Pau! De De Molen no había más que negror en barril :-P. Me habría gustado ver alguna de más clarita también. Pero vamos, sería delito quejarse. La lástima es que no pude tomar más que ésta de los "molineros".

      I de la Guineu creo que algo habrá. Si puedo hacerme con alguna botella podría llegar a hacer un esfuerzo y guardarte una ;-).

      Salut!


      PD: hasta el viernes vas a tener que esperar... hay mucho material, poco espacio en un post para que no sea excesivo, y también poco tiempo por mi parte para escribir.

      Eliminar
  5. Buena sesión para comenzar amigo, qué envidia me dais (en el buen sentido) todos los que pudisteis acudir. Algunas de las cervezas que comentas no las conozco como esa doppelbock ahumada que mencionas. También he visto que has hablado de la Hemmel & Aarde de De Molen. Palabras mayores amigo. Esa sí la conozco. Tremenda cerveza. Luego seguiré con la segunda parte de la crónica. Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAB! Pues espérate a leer la segunda parte, que sube el nivel medio brutalmente! Y como bien apuntas, la Hemmel & Aarde son palabras mayores.

      Yo creo que el año que viene tenéis que fletar un bus entre unos cuantos desde Madrid y pasaros un par de días por el BBF :-). Salud!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mash

Madrid 2017 - Día 2 - Embajadores y Cortes

Madrid 2017 - Día 1 - Universidad