lunes, 24 de noviembre de 2014

No es sólo otro maridaje cervecero...

Hay semanas en que parece que, en lugar de pisar mierda, la mierda te haya pisado a ti. Este viernes pasado sentía que llevaba demasiadas de éstas, razón por la que esperaba con muchas ganas que llegaran las 19:30 horas: ningún factor externo, ni la dificultad de aparcar el coche en un barrio como Gràcia, iban a impedir que disfrutara al máximo de mi asistencia al primer BeerStorming, organizado por los compañeros de BrewHome.

Llegué a Josep Blanques 62 con tiempo. Últimos preparativos por parte de la organización y los asistentes, entre los que se contaban numerosos gastro-bloggers, y pudimos empezar a acomodarnos en las dos mesas del local, preparadas con gran atención a los detalles y cuatro vasos de media pinta para cada uno. Había, además, en el centro de cada mesa, unos botes pequeños con los lúpulos y maltas utilizados para las distintas cervezas que probaríamos. Gran puesta en escena para un evento que enamoró desde el inicio.

La actividad consistía en un coloquio o discusión colectiva acerca de las cervezas y sus posibles maridajes, con explicación del elemento líquido, del plato final con el que se maridaría y un acompañamiento auditivo a cargo del grupo Versonautas, que a lo largo de la sesión jugaron y se divirtieron con las palabras, con un bilingüismo absoluto en la mezcla de catalán y castellano, con la música y los distintos ritmos, y con la poesía de grandes nombres de la literatura.


La presentación fue a cargo de Roger Cisa y de Dani Ruiz, de Oh My Beer y CerveTV respectivamente, que dieron paso a Arnau Rovira y Teresa Galván, de Cervesa Espiga, que nos hablaron brevemente de su interesante y trabajado proyecto cervecero, que arrancó en 2011 y que empieza a estar en boca de muchos. Licenciados en biología, después de quedarse sin trabajo apostaron por empezar una nueva empresa en relación a la elaboración de cerveza, y ahora mismo gozan de buena popularidad con su gama de cuatro cervezas, que puede encontrarse en numerosas tiendas y bares, así como también en algunas grandes superficies; algo que, por cierto, les ha valido alguna crítica que no logro comprender (o quizás sí, pero que no comparto en absoluto). ¿Qué pasa con los que vivimos fuera de Barcelona ciudad, si queremos comprar cerveza local? ¿Y qué mejor manera de captar nuevo público que salir de los ambientes puramente cerveceros?

Volviendo al tema, la cuarta parte en esta colaboración era Gilles Brown, a.k.a. Jazz, creador y alma del Mosquito Tapas y demás establecimientos relacionados (el delicioso Red Ant Noodle Bar, el Mosquito Take Away y, la próxima novedad, el Grasshopper) que presentó brevemente su proyecto para dar paso a la introducción de la comida, con un delicioso pan esponjoso y calentito. En este punto, los Versonautas (Roqui Albero y Ana Sanahuja) se presentaron y empezaron a ambientar el evento con música de Nat Simon, su "Sonet panàtica" y un soneto dedicado a la cerveza.


La Espiga Blonde Ale ya lucía su tonalidad dorada y el fresco aroma de sus tres lúpulos americanos en el vaso. En ese momento, empezó propiamente el Beerstorming, con un ejercicio colectivo para identificar matices de la cerveza y, a continuación, posibles maridajes con comida. El ejercicio, que se repitió para cada una de las cervezas, fue muy interesante dada la variedad de personas que nos encontrábamos en el evento, teniendo muchos de ellos pocos "vicios" y prejuicios sobre los distintos estilos de cerveza, aportando nuevos puntos de vista fuera de los típicos pre-cocinados. La cerveza en cuestión fue acompañada, una vez concluida la discusión colectiva, por dos deliciosos ceviches de enfoque bastante distinto (uno de canalla, el otro de corvina), con música de Duke Ellington y la Oda a la cebolla de Pablo Neruda.


Siguió la Espiga Pale Ale, de carácter más británico pero con ciertos toques cítricos, que fue magistralmente acompañada por una costilla de cerdo más que tierna (para echarse a llorar), con un poco de espuma de berenjena y un suave all-i-oli. Los Versonautas acompañaron el momento con una jota, seguida de un poema de Vicent Andrés Estellés. Después, la potente Espiga IPA Garage fue maridada de forma valiente pero efectiva con un "homenaje al bacalao", tal como nos describió Jazz, consistente en un chip de piel de bacalao, un huevo entre duro y poché, una salsita con un punto picante y unas fantásticas algas con pasas y piñones. En el apartado auditivo, sonó la Nadalenca amb Sordina de Marià Albero y JV Foix, con la oda clásica "Al bacallà" de Santiago Rusiñol.


No eramos pocos los que esperábamos que para la última cerveza tuviéramos ocasión de probar un postre. Con la Espiga Black IPA parecía obvio un maridaje con postre de chocolate, pero sospechábamos de que se buscaría sorprender; y efectivamente así fue. El acompañamiento fue un colosal mochi con cardamomo negro y mousse de ciruelas, que en conjunción con la cerveza anulaba el carácter torrefacto y potenciaba el sabor a fruta, dando la sensación de estar tomando, tal cual, un zumo de frutos del bosque. Fue probablemente la gran revelación de la noche, con Roqui y Ana ambientando con una composición de Isaac Albéniz y "Les prunes d'or" de Josep Carner.


En el final de fiesta, cerveza en mano, el dúo musical afincado en Valencia nos obsequió con música blues y poema de Langston Hugues, un vals y homenaje a Alain Ducasse, el genial "Duerme negrita" del cantante cubano Bola de nieve y un poema del Libro de los sones del también cubano Nicolás Guillén. Después de un merecido aplauso, tuvimos ocasión de tener un momento social entre asistentes y organización para comentar el resultado de esta primera sesión de los The BeerStormings.


Como reza el título del post, no se trató de otro maridaje cervecero, previsible y monótono, incluso a veces un poco cogido con pinzas. Contrariamente, se notó un importante trabajo de definición y discusión previa, la conjunción de expertos de distintas disciplinas que buscaron la creación de un producto novedoso y que nos regalaron una gran tarde-noche para cuatro de los cinco sentidos. Es por eso que quiero agradecer a la organización, ante todo, el hecho de contar conmigo para la presentación de este ciclo cultural que, no me cabe duda, gozará de gran popularidad tanto entre los amantes de la cerveza y la gastronomía, como también entre muchas otras personas que busquen un plan redondo para empezar el fin de semana con buen pie.

A mí, por supuesto, me levantaron el ánimo después de los pateos de las últimas semanas a mi dignidad personal.


Salut i birra!

10 comentarios :

  1. Ostras. Espectacular!!! De estrella michelín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor, que en los restaurantes "estrellados" cuidan poco la cerveza, salvo alguna excepción :-). Salut!

      Eliminar
    2. SOLO CUIDAN LA "ESTRELLADAMM" XDDD

      Eliminar
  2. Qué auténtica maravilla de evento! Eso si que es una sesión cervecera como toca! Maridajes, música, poesía... Desde luego que sois unos afortunados los que vivís en Barcelona... Los que viváis cerca solo puedo deciros que disfrutéis el día a día... Desde la distancia no me queda otra que aplaudir tantas y tan buena iniciativas. Tremendo Joan! Quina passada!! Enhorabona a BrewHome i tot l'equip! Salut i una abraçada Joanet!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una gozada de evento, sin duda; te habría encantado, Pau :-). No podemos quejarnos, la verdad es que ahora mismo el panorama está muy dinámico y sólo en Barcelona ciudad la oferta es desbordante. Una abraçada mestre!

      Eliminar
  3. Magnifico evento ! Tengo ganas que haya algo tan dinámico de eso por aquí !!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas Dani! Nada, paso a paso, como en todos los sitios. Si te falta algo (¿vives en el sur, verdad?) siempre puedes acercarte a Barcelona y te recibiremos como a uno más :-). ¡Abrazo!

      Eliminar
  4. Que buena pinta todo, da gusto. Me alegro que todo saliese así de bien.

    Saludos Joan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Andrés, ya ves si da gusto :-). Podemos estar contentos de la ofertaza cervecera que tenemos por aquí, y que poco a poco vamos encontrando en más y más sitios. ¡Saludos!

      Eliminar
  5. ¡PLAS PLAS PLAS PLAS! ¡¡BRAVO!! ¡¡BRAVOOOO!!!!
    GENIAL, YO DESPUES DE ESO HAGO PALMAS CON LAS OREJAS JAJAJAJA. ESO SI, NO SE COMO SE PUDO METER AHÍ UNA JOTA, PERO OYES, CON DOS COJONES JAJAJA.
    SALUDOS NEN!

    ResponderEliminar