viernes, 27 de abril de 2012

La Maison Belge en Madrid...

Imponente fachada y escaparate.
Hace algo así como tres semanas, pude hacer una visita que hacía tiempo que, por un motivo u otro, se me escapaba. En el madrileño barrio de Palos de Moguer, cerca de la Estación de Atocha, se encuentra una tienda fantástica para los amantes de los productos belgas: la franquicia madrileña de la Maison Belge.

Situada en el Paseo de Santa María de la Cabeza (número 42), la casa de las gourmanderies flamenco-valonas se presenta al público con un amplio escaparate, que muestra sin pudor las delicias que se pueden encontrar con sólo travesar el umbral que marca la puerta de entrada. Una vez dentro, el local se ve muy claro y espacioso; lleno de una buena variedad de productos belgas, exquisitamente presentados en elegantes estanterías de madera.

Quien conozca la cadena Maison Belge, sabrá que la mayoría de su negocio está en la cerveza, pero sin olvidar chocolate, galletas y dulces variados, y queso; la perdición para los amantes de la gastronomía en general, y de Bélgica en particular.

Preciosa.
Después de repasar de intensamente toda la variedad de cerveza disponible, decidí llevarme unas cuantas botellas, de las cuales me gustaría destacar la Gouden Carolus Cuvée Van de Keizer, que elegí confiando ciegamente en los gustos del compañero Txema... y también por la preciosidad de botella serigrafiada, todo sea dicho.

Al pagar, a parte de comprobar que los precios son francamente competitivos, pude entablar una breve conversación con el dueño, tan belga como todos los productos de la tienda. Después de confesarle mi absoluta preferencia y devoción por la cerveza belga (algo con lo que, como podéis imaginaros, él estaba totalmente alineado) hablamos sobre el panorama actual y la creciente realidad cervecera española.

Antes de irme, me obsequió con un buen taco de posavasos diversos; asimismo, me entregó la tarjeta de fidelización, que por cada 5€ gastados tienes un sello (al rellenar los 9 espacios disponibles, birra gratis).

Aunque me sigue pillando bastante mejor la Maison Belge de Barcelona, en la calle Montseny, es bueno saber que cuento con esta tienda en Madrid. Además, para quien viaje en tren desde Madrid, puede ser una buena parada previa para coger tener algún buen pasatiempo para el trayecto (siempre que, como en mi caso, no le importe beber cerveza a temperatura ambiente española).

Elegante y muy vistosa presentación. Gran variedad
belga, por supuesto.

miércoles, 25 de abril de 2012

Sant Jordi por Barcelona...

Libros en Les Rambles.
No hay nada más auténtico que celebrar el 23 de abril en la ciudad de Barcelona. No soy precisamente un amante de las poblaciones en las que no puedo contar instantáneamente cuantas personas me rodean; también prefiero el jazz antes que los cláxones de los automóviles. Pero Barcelona por Sant Jordi es especial, y este año tuve la suerte de poder rescatar uno de mis más preciados rituales, que es el de pasear sólo y sin rumbo fijo, sin otra tarea que observar mi entorno en el día de la rosa i el llibre y sentir todo el agradable ambiente que se respira.

Y rosas también :-).
Por la mañana paseé por Les Rambles, dejándome caer por Passeig de Gràcia al mediodía. Es cierto que en muchos momentos estaba deseoso de tomar una buena birra, pero los mejores sitios (o los que al menos conozco y que me reportan cierto estado de agradabilidad) estaban lejos o cerrados. Así que me limité a pasear; y sí, como cada Sant Jordi también acabé comprándome un librillo para entretenerme a ratos, sentado o de pié, leyendo fragmentos de un clásico de la literatura catalana como es el Mecanoscrit del segon origen de Manuel de Pedrolo.

En fin, a lo que iba, que os estoy contando mi vida como de costumbre. El hecho es que, subiendo por el más famoso paseo comercial de Barcelona, a la altura del Boulevard Rosa, me encontré con una parada que me obsequió con la primera pincelada cervecera del día:

Entre libros de gastronomía, tal como debe ser.

No voy a simular sorpresa, o que no lo sabía de antemano, no os preocupéis. Era consciente del punto donde podría encontrar los libros de Andrés y Jordi (así como un gran libro de las cervezas), pero la verdad es que me hizo ilusión ver que la "normalización cervecística" empieza a dar sus pequeños pasos en el terreno de la literatura, con ejemplares de buenos libros cerveceros en un emplazamiento de lujo, cerca de tiendas de la talla de Loewe (si es que al final, por tiraos que parezcamos los cerveceros, somos todos unos vanidosos).

En fin, que luego me fui contento (ya ves, con poca cosa me alegro) a comer y a leer un rato. Saliendo, pude pasear un rato más por la Rambla de Catalunya y hablar con algún librero de las palabras sobre novedades, gustos literarios y demás. Mi mente, sin embargo, estaba pendiente del reloj por primera vez en todo el día: antes de salir de casa había consultado Facebook para saber horarios de un templo cervecero que quedaba estratégicamente cerca de donde me encontraba, y sabía que faltaba poco para que abrieran puertas...

Así que sin demora, pero tranquilamente, me dirigí al George and Dragon, una nueva cervecería barcelonesa que se encuentra en Carrer Diputació, casi casi tocando el Passeig de Gràcia; un lujo disponer de un local con sensibilidad cervecera en un punto tan céntrico. Pero aún quedaba explorarlo...

Me planté puntual a las 16:30 allí, y pude entrar al cabo de pocos minutos. En la entrada, una muy interesante vitrina con una gran selección de botellas muy tentadoras, que me daban la bienvenida anticipando lo que encontraría bajando las escaleras que me llevaban a la parte principal del local. Si una cosa llama la atención una vez dentro es la larga barra, con ni más ni menos que ¡16 grifos y 4 beer engines! En ellos, variedad de cervezas extranjeras y locales (Rogue, Krut, Humala, Agullons, Aktien Kaufbeuren, Nogne, etc.), con 4 casks pinchados de Fuller's.

Enseguida me pidieron qué deseaba tomar, a lo que respondí que primero debía inspeccionar todo el arsenal para estar seguro. Botellas había un poco más que un montón, todas ellas muy atractivas, con una increible variedad de Rogue (con muchísimas de las serigrafiadas... se me caía la baba), bien flanqueadas por unas cuantas-muchas Aktiens, Nogne, Belgas Variadas (desde Slaapmutske a Trapistas, pasando por varias lámbicas como Tilquin o Cantillon), Schlenkerla, Meantime, Guineu, Krut, Fort, Almogàver, y un largo etcétera. Sin embargo, tenía claro que quería probar esos beer engines que me habían teletransportado a grandes vivencias por tierras más norteñas, así que pedí una cerveza de edición limitada que, una vez servida en el vaso, pensé que tuve gran suerte de poder probar: la Black Cab Stout de Fullers.


Esta elegante y gustosa Dry Stout con avena se presentaba muy oscura, casi negra, en el vaso (a medio camino entre pinta y shaker) que me sirvieron, que cumplió holgadamente. Una espuma consistente y atractiva, de color tostado claro, me tentaba, y rápidamente empecé a degustar una birra tan atractiva. Sin ser revolucionaria, esta Stout destaca por su buen sabor, sus notas de chocolate, regaliz y toques sutiles de frutos del bosque, así como por la suave incidencia de una lupulización muy británica (EKG y Fuggles). Con un paladar fantástico y una carbonatación muy suave, podría ser mi compañera de los viernes por la noche para toda la vida. Encantado de haberla podido disfrutar.

Mientras me la tomaba, pude observar el local, que estaba vacío aún a esas horas. La decoración es sobria, con bonitos detalles semi-gaudinianos en las paredes conservando, presumiblemente, la estructura y el suelo de madera que hace años alguien instalara en este céntrico local. Muy acogedor en general, y con pequeñas zonas de mesas para tener algo más de intimidad. A parte de la gran variedad, fácilmente visible en todo momento, me gustaron las pizarras informativas, un detalle que para mí siempre suma. Por último, destacar que aún siendo un local situado en una zona tan noble, no se nota para nada en unos precios que considero muy bien ajustados.

En el momento de pagar, justo llegó Steve Huxley, que en unos minutos iba a hacer presentación y firma de su celebrado libro "La Cerveza, Poesía Líquida - Un Manual para Cervesiáfilos". No pude quedarme por tener otros compromisos, y además me habría dado rabia que no me firmara la copia del libro que no llevaba encima (otro día), así que tiré un par de fotos y seguí con mi plan de Sant Jordi, que a partir de aquí consistiría en entregar la rosa a Mrs Birraire y recibir mi libro, todo en el marco de una buena cena romántica que, por supuesto, regamos con cerveza (Agullons Dalmoru, para los curiosos).


(A continuación alguna foto de George and Dragon por dentro. Es un MUST en la ciudad de Barcelona; una gozada de sitio).


Grifos, beer engines, botellas y más. Un templo del vicio.

Libro, botellas y pizarras.

Vista general desde donde me sentaba. Me gustó
muchísimo el local.

Bonitos detalles que desprenden carácter local.

La impresionante vitrina de la
entrada.

lunes, 23 de abril de 2012

De los blogs...

(Siempre me ha entusiasmado El Pensador
de Rodin).
Hace unos cuantos días pude leer con interés el post de Boak & Bailey's en el que se preguntaba sobre la importancia de los blogs cerveceros. Pensé que sería interesante trasladar parte de dichas reflexiones a nuestra realidad cervecera para, así, valorar de manera justa y proporcionada el papel que tenemos todos aquellos que participamos en la comunidad blogger. Nuestro status quo cervecero dista mucho del de Reino Unido, y es por eso que muchas de las observaciones del susodicho post me parecen, cuanto menos, matizables dentro de nuestro contexto.

Y bien, ¿qué papel o importancia creéis que tenemos los blogs cerveceros, si es que tenemos alguna? En mi humilde opinión, creo que sí tenemos algo de relevancia.

En el plano más teórico y generalista, en nuestra sociedad actual todo lo que se mueve por internet llega a mucha gente, y su repercusión puede ser de gran magnitud; internet es LA herramienta desde hace muchos años. Se empezó con cadenas de emails, llegaron los blogs, y ahora tenemos redes sociales y otro sinfín de posibilidades para informar y ser informados (de lo que sea); todo esto pasará de moda un día u otro, pero internet (sea 2.0 o 9.11) seguirá allí. Todos buscamos en Google y todos nos informamos a través de ella.

Si entramos en cosas más específico-prácticas, y empezando por lo más obvio, creo que la primera y principal importancia o, en este caso, virtud de los blogs cerveceros es la difusión. Me resisto a pensar de que los bloggers seamos periodistas: con todo el respeto para la profesión (aunque el grueso de sus "profesionales" me merece poco, en general**), no creo que un blogger lo sea, ni tampoco, en mi caso, sería una aspiración.

Sin embargo, sí somos una especie de prensa amateur que trata sobre una temática residual dentro de los medios habituales. Como bien se apunta en Boak & Bailey's, somos individuos a los que nos gusta la cerveza más que a la media de la población, que profesamos cierta devoción hacía esta bebida, pero que además tenemos ciertas inquietudes literarias; algunos, auténticos lletraferits ("literatos" sería su traducción más fiel).

Supongo que nuestra tarea difusora nos la habrán subrayado tantas veces que hasta nos lo hemos creído (bastardos arrogantes como somos), pero en el proselitismo general del movimiento festivalero y cervecero que ahora mismo vivimos sí que hemos jugado y jugamos un papel más o menos relevante (algunos, entre los que no me encuentro, llevan años trabajando a la sombra por amor al arte, haciéndose eco de todo lo que ocurre en nuestra exponencial realidad birraire).

Aunque a decir verdad, y ahora que lo pienso, somos egoistas y comodones: queremos un mejor panorama, queremos más birra; y lejos de emprender y jugárnosla como hacen muchos otros, nos sentamos en nuestras cómodas butacas y le damos a la tecla :-).

Un blogger.
Otra de las partes que me parecen destacables de los blogs cerveceros es la de dar voz al consumidor. Aquellos que cumplimos más o menos con lo de tener cierta devoción por la birra y que además nos gusta soltar parrafadas a discreción, estamos dando un feedback sobre nuestras experiencias en el consumo de un producto gastronómico, o de eventos relacionados con éste. Esta parte puede ser útil para los elaboradores y organizadores de ferias, que pueden saber de las inquietudes de los consumidores, de sus gustos y preferencias, de aquello que echan en falta o adoran; pero también para otros consumidores, que pueden conocer la opinión de otros compañeros que viven el fenómeno desde su misma posición, "revivir" experiencias cerveceras interesantes o hasta complementar la Lonely Planet de turno gracias al viaje cervecero de otro. Las crónicas y opiniones sobre eventos y cervezas me parecen de lo más interesante: como muy bien se dijo en los comentarios de un post de Pau, pueden servirnos de recomendaciones cerveceras, para formarnos una idea de qué podemos esperarnos de cierto productor.

Llegados aquí, un punto para la reflexión y la discusión: ¿debemos los blogs criticar abiertamente cervezas que no hayan sido de nuestro agrado? Sí, estamos entrando en el clásico debate de ser justo vs. injusto, de situar a los charlatanes en su sitio y todo lo demás. ¿Qué opináis al respecto?

No sería honesto si no os dijera que muchas veces he tenido tentaciones de escribir mal sobre algunas cervezas y/o cerveceros (algunas/os se merecen dos posts enteros, al menos). Sin embargo, la observancia y el paso del tiempo me ha dado perspectiva sobre algunos aspectos de la vida (y no sólo hablo del mundo cervecero), y personalmente he llegado a la conclusión de que es mejor hablar bien de los que se lo curran que mal de los que no. ¿Por qué? ¡¡¡Cobarde!!!

El hecho es que hay que tener en cuenta que para mucha de la gente que está produciendo actualmente, la cerveza es su modus vivendi, y no es precisamente uno de aquellos que te permita comprarte Porsche Cayennes (sí, aquellos coches grandotes que hace siete u ocho años inundaban nuestras autopistas). Con esto a lo que me refiero es que no siempre se dispone de los medios más idóneos para la producción (ni muchas veces de la experiencia, de acuerdo), pero estamos ante una realidad naciente y no podemos "cargarnos" a la gente que está empezando a la primera de cambio.

No voy a dar nombres, pero algunas-cuantas cervezas que he probado en los últimos años las di por normalitas y poco interesantes la primera vez, y han evolucionado muy favorablemente hasta convertirse en buenas cervezas. Me imagino que muchos de vosotros conoceréis varios casos. De acuerdo, hay gente que nos quiere engañar y que se quiere aprovechar del consumidor y del boom cervecero, pero también hay gente honrada que necesita encontrar un equilibrio, unas recetas y una maquinaria idónea para reproducirlas; y mientras lo buscan, necesitan pasta. No me parece bueno que la gente sin experiencia te intente vender la moto... ¿pero dónde empieza y acaba la experiencia? Es complicado.

Favorecer a las buenas cervezas ayuda al movimiento cervecero y a aquellos que se lo curran. Las malas, si no evolucionan, seguirán siendo malas; y en un entorno que se prevé cada vez más competitivo, van a quedarse en la cuneta, a la corta o a la larga. Personalmente, pues, prefiero no hablar bien de una cerveza, o no darle publicidad, antes que cargármela. De no haber adoptado este posicionamiento, seguramente, habría cometido varios (más) errores.

Sin embargo, y hablando de experiencia; un poco de autocrítica también: ¿tenemos los bloggers suficiente experiencia y/o conocimiento para andar criticando cerveza? Nadie está obligado a leernos ni a hacernos caso, como nadie lo está a tomarse birras de este o aquel productor. Pero ¿y la repercusión de una mala crítica? Una Pale Ale a tope de lúpulo, si no está contaminada, tiene todas las de no ser criticada por las masas, según la moda actual. ¿Pero y cervezas más sutiles? ¿Y estilos especiales?

¡A leer! (entre otras cosas)
Creo que es importante que los bloggers hagámos un ejercicio de reflexión y humilidad, y aún más importante de documentación. Desconozco la repercusión que pueda tener una crítica feroz en un blog, pero me imagino que puede llegar a ser importante. Cada cual tiene sus gustos y su visión en cuanto al debate justo vs. injusto, y en esto no me voy a meter. Pero, por favor: opinemos con criterio.

En este último apunte, creo que todos los bloggers tenemos cierta responsabilidad: somos humanos, podemos equivocarnos, y creo que la gran mayoría tenemos otros quehaceres a parte de escribir nuestra vida en una dirección de internet; puede que estemos mal informados: por error u omisión. Es por eso que veo importante corregir al compañero y hacerle reflexionar sobre puntos de vista, a priori, mal enfocados. Me parece un deber para todos (así como nuestro mercado cervecero, la amplia mayoría también estamos empezando).

Dicho esto, también veo normal que aquellos blogs que se dedican a hacer catas individualizadas de cervezas describan de manera fefaciente y ajustada a sus sentidos y gustos qué les ha parecido una cerveza. Sin duda, no se trata de un tema de blancos y negros.

Y restando trascendentalidad al tema para acabar el post más relajados, un último punto de importancia que es mucho más personal, y que también se trata ligeramente en los comentarios del post de Boak and Bailey's: conocer a buena gente con inquietudes similares, paises y sitios de ensueño, cervezas que nos emocionan, proyectos e ilusiones. Esta es, sin duda, la parte que más feliz me hace, y a la que otorgo mayor importancia dentro de mi experiencia como blogger.

Ahora es vuestro turno: ¿tenemos alguna importancia? ¿somos sólo un pasatiempo? ¿a y b son correctas? ¿el "sólo" en b desvirtúa c?

Salut!


** Txema, tu sí mereces mi respeto, y mucho más :-).

viernes, 20 de abril de 2012

Libros para este Sant Jordi... ¡y para todo el año!

Llega Sant Jordi: un día de romanticismo y tradición en que los catalanes regalamos una rosa a nuestras mujeres más queridas, y ellas hacen lo propio pero con libros. Es por ello que, para facilitar las cosas a las mujeres catalanas y a aquellos hombres que, ya puestos, también se quedan algún librillo, quería hacer unas recomendaciones cerveceras para no fallar en la elección.

Muy recientemente, han aparecido al mercado dos libros cerveceros nuevos, escritos por mis compañeros de la Gacetilla Cervecera. Yo ya tengo mis copias, y sólo puedo recomendaros que os hagáis con ellos. Son resultado de un buen trabajo realizado desde la pasión que tienen estos cerveceros por este mundillo, y así como la Gacetilla para ayudar a difundir más nuestra creciente realidad cervecera.

Asimismo, aprovecho por recomendaros también el libro que, en 2010, presentó Andrés Masero en solitario: Micros. Este libro es fundamental, narrando de manera clara y bien documentada el porqué nació este nuevo movimiento cervecero, así como los primeros compases de nuestros microcerveceros.

Aquí os dejo las descripciones y la información para que podáis haceros con ellos. Bon dia de Sant Jordi!






"Guía de cervezas españolas"
Jorge Expósito y Andrés Masero
ISBN: 978-84-615-8199-3
Información y pedidos: guiacervezas@gmail.com


"En los últimos años el panorama cervecero de nuestro país ha experimentado una cambio radical debido a la irrupción de pequeñas microcervecerías. En este libro hemos querido reflejar esta transformación haciendo un repaso de las grandes empresas cerveceras y de toda esta nueva amalgama de pequeños productores. Encontrareis la historia de 70 de estas empresas y su trabajo, con datos de 274 cervezas diferentes."



"Catálogo de Breweriana Catalana. Más allá de la cerveza industrial" Jorge Bort y Jorge Expósito
ISBN: 978-84-9991-872-3
Pedidos: BreweGuia@gmail.com

"La cerveza es algo más que un simple trago que acompaña a la comida, o que compartimos en las tertulias con amigos. Es parte de nuestra vida social y de nuestra cultura. Nos ha acompañado desde los orígenes de la civilización. Y de esa cultura se nutre el coleccionismo cervecero. Sólo hemos intentado dar cabida en la primera edición de este catálogo, a los nuevos proyectos que han ido surgiendo en estos últimos años de efervescencia cervecera en Catalunya. Porque la realidad es que nunca antes habíamos vivido un periodo de florecimiento de empresas y marcas como el que estamos viviendo actualmente."





"Micros. Una ojeada al panorama cervecero catalán"
Andrés Masero Terrón
ISBN: 978-84-614-1978-4
Pedidos: Culturilla Cervecera

"Nos encontramos en la actualidad con la aparición de un cada vez más numeroso grupo de pequeñas empresas cerveceras que elaboran sus productos de forma artesanal y que poco a poco van ocupando su propio espacio dentro de un mercado que había permanecido prácticamente inalterable durante el último siglo y medio, copado en su totalidad por las grandes cerveceras industriales. Estas pequeñas empresas son las Micros, las cerveceras artesanas. Pero, ¿cómo es que han empezado a surgir en estos últimos años? ¿de dónde han salido? y ¿por qué precisamente este movimiento parece haber tomado impulso aquí, en Catalunya? Estas son algunas de las preguntas que intentaré contestar en el transcurso de las siguientes páginas."

miércoles, 18 de abril de 2012

II Trobada de Cervesers Artesans de Molins de Rei - Fotos...

Y como lo prometido es deuda, aquí os dejo alguna de las fotos que tiré durante la II Trobada de Cervesers Artesans de Molins de Rei. Las habría editado un poco para dejarlas más presentables, pero des de que me cortaron el servicio Picnik (integrado a Picasaweb Albums) que me da un poco de pereza, lo siento.


Los homebrewers, en plena faena.


Las botellas grandes de Zulo, con sus inconfundibles
etiquetas.

Las galácticas de Isaac...

Gacetillas y libros. A la derecha, los QR que pronto
aparecerán por tiendas y bares para descargar la
Gacetilla Cervecera.

El stand de Glops. Unas cuantas-muchas de éstas se
vinieron conmigo :-).

Ausesken. A la derecha la nueva
botella de 75cl.

La Vella Caravana, con sus Boira, Dunkel Dunk, Flor
de Llúpol y Lo Terrós.

Cervesa Maquis y sus geniales etiquetas.

¡No será por variedad! Y que ricas están las Font
del Diable.

Wabi, omnipresente. Para esta ocasión, vino con su
"Negra", como novedad.

Cerberus, con sus cinco variedades y material de
homebreweing.

¡Más cerveza en la comarca del Bages! Desde Súria
nos llega La Pirata.


Si aún no lo habéis hecho, podéis leer el resumen de mi experiencia en la II Trobada en el siguiente link. ¡Hasta el año que viene!


Update


Disculpas a Popaire, que sois los únicos que no estáis. Cuando pasé por delante había gente y luego me olvidé de tirar la foto (cosas del directo). No es que os esté boicoteando ;-).

lunes, 16 de abril de 2012

II Trobada de Cervesers Artesans de Molins de Rei - Resumen...

Quiero empezar este post destacando una de les grandezas del movimiento cervecero en nuestro país: hasta hace un año no había estado nunca en Molins de Rei. Anteayer, visité esta ciudad del Baix Llobregat por segunda vez, y esto es gracias a la II Trobada de Cervesers Artesans que organiza Zulogaarden. En las ferias y festivales conoces sitios, gente, productos, ideas... ¡más incentivos no puede haber!

Después de una semana bastante dura laboralmente, el sábado por la mañana me desperté con ganas de pasar unas horitas tranquilas y relajadas en Molins, entre cerveza y cerveceros. Después de unas cuantas vueltas para dejar el coche, tuve la suerte de aparcar al lado del Parc de la Cadena, el nuevo emplazamiento de la Trobada este año, justo al lado del Casal de Joves del año pasado.

Al llegar, fui a por el vaso y encontré rápidamente a Andrés y a Jordi, con quien pasé básicamente la mañana. Esta feria fue especial para ellos: flanqueados por Cerberus y Glops, presentaron sus nuevos libros cerveceros en comunidad, en un stand en el que se podían encontrar, además, números antiguos impresos de la Gacetilla Cervecera y copias de alguno de los más nuevos que los asistentes podían llevarse.

Libros y Gacetillas :-)
La mañana fue muy tranquila, especialmente por las amenazas de lluvia (que, finalmente, quedaron sólo en eso). Pronto, aún antes de coger mi primera cervecita, tuve el placer de saludar a un nuevo colaborador de la Gacetilla, Pedro Gómez, que es un apasionado de la pintura y la cerveza (y que en breve va a presentar sus creaciones en l'Espumossa). Él, además, es el responsable de los diseños de las portadas de los nuevos libros de Andrés, Jordi y Jorge. Un crack.

Mi sed cervecera me pedía rellenar el vaso para proceder a vaciarlo, y es por eso que fui a lo seguro y me acerqué al elegante stand de Isaac Beltrán. Después de ponderar mis opciones, aposté por un inicio tranquilo con una Thymus d'Espelta Bio. Deliciosa, tal como marcan los estándares mínimos de Reptilian, con el toque del tomillo muy bien integrado (como en la Thymus normal) y un sabor muy marcado y rico a cereal. Lo más curioso (e interesante) fue encontrar, entre las aromas más frutales, toques de melón. Sería capaz de pagar bastante dinero para que el chiringuito de la playa a la que mayoritariamente voy tuviera esta cerveza todo el verano.

Los autores y sus libros.

Antes de ir a por otra, conocí a Carles, uno de los responsables de una nueva empresa de Terrassa que vende material para homebrewing: Elaboradors.com. Estuvimos un buen rato charlando delante de su stand, y hasta me regaló un pequeño poster que había preparado para la Trobada de Homebrewers, con una rueda de aromas y sabores (gracias :-). Justo al lado, los homebrewers estaban a lo suyo, degustando sus cervecitas e intercambiando botellas entre ellos. Entre los asistentes pude ver a los amfitriones Zulogaarden, Ester i Marc, Cervesa Bou (compatriotas del Bages) y Mikel Rius (¿a alguien le suena?) con su Zionita. Tenéis más detalles sobre esta trobada paralela en la web de Cervesers.cat.

El stand de Elaboradors.com

Ya con ganas de más cerveza, me dirigí al stand de La Font del Diable, donde Pepe me sirvió una de sus deliciosas cervezas bajas en carbonatación: la Inipi. Se trata de una Pale Ale de color ámbar brillante, turbia, con 5,5% ABV y carácter afrutado, pero también aromático y algo especiado. De aroma era interesante, en boca simplemente genial. Creo que, desde hace un tiempo, Pepe ha demostrado estar entre los grandes del panorama local, con unas cervezas con mucha personalidad propia, que llevan un sello inconfundible marca de la casa. Felicidades.

Ahora no me quedará
ninguna para probar...
Disintas, pero las dos
etiquetas me encantan.
No pude probar nada más, exceptuando unos pequeños tragos de La Pirata Bitter, Cerberus Blat y Glops d'Hivern. La mañana pasó tan rápido que pronto tuve que plantearme qué cervezas llevarme. Aprovechando que tenía la ocasión, saldé una de mis lagunas históricas y me llevé una interesante Sovietic Porter, de Cervesa Maquis. Asimismo, cogí la chillona novedad de los amfitriones, la Zulogaarden Arruganukas. Y aprovechando la posibilidad de adquirir 9 cervezas a 2€ cada una, me traje 9 de las 10 variedades de Glops a casa (tuve la suerte de tener una de ellas en casa, así que la elección fue sencilla). Al menos 5 o 6 de ellas las he probado en una u otra ocasión; ahora tendré la oportunidad de dedicarles tiempo y atención desde casa.

Y un poquito antes de marcharme, llegó Jorge Bort, que se unió al grupo para presentar también su libro de breweriana, y con quien pude hablar brevemente antes de marcharme para cumplir con obligaciones familiares.

En definitiva, fue una mañana bien empleada: a primera hora fue demasiado tranquila quizás, pero al mediodía parece que la gente se empezó a animar. Por proximidad y por ser un encuentro mucho más relajado, el año que viene repito seguro.


El miércoles colgaré algunas fotos de cada elaborador presente en la Trobada. Salut!

jueves, 12 de abril de 2012

Escapada a Andorra - La visita...

La vistosa fachada de Cervesa Alpha. Imposible no
fijarse al pasar.
El Sábado Santo por la mañana tenía una cita especial en La Cortinada (Ordino). Había quedado de antemano con Anoni Medina, uno de los socios de Cervesa Alpha, para poder conocer de primera mano la historia y las instalaciones de la primera empresa elaboradora de cerveza en Andorra.

Fue el 1 de marzo de 2011 el día que, oficialmente, Andorra pasaba a constar como país productor de cerveza por primera vez en su historia, y fue de la mano de Toni y de su socio Heiko Kirchner, que tras un aprendizaje en una de las más antiguas cerveceras de Munich y unos cuantos años de homebrewer apostó por emprender y montar su propia fábrica en este pequeño país. Más tarde, Rajesh Jethani se incorporaría también al equipo para conformar la estructura actual.

La filosofía de Alpha, desde el inicio, fue la de ir pasito a pasito, aunque en muy poco tiempo se han encontrado con más demanda que capacidad, y han tenido que aumentar su producción para satisfacer la creciente demanda de sus cervezas. Esto, en buena parte, se ha conseguido gracias al reciente acuerdo de comercialización, distribución y márketing con el grupo Pernod Ricard; sin duda, un gran éxito para la joven productora andorrana.

Asimismo, se ha apostado muy fuerte por vender la marca Andorra con un producto hecho en el propio principado, como son sus cervezas. Esto es algo que, en un país que vive del turismo, se erige como una buena oportunidad a explotar en tiempos revueltos como los que vivimos.
La maquinaria...

En cuanto a producción de cerveza, Alpha cuenta con una clásica Braumeister de 200 litros, que trabaja entre 4 veces por semana, con vistas a poder cocer 1000 litros (brutos) dentro de poco tiempo. La cerveza se produce con agua de La Cortinada, el orgullo de la zona del valle del río Arinsal, que le da un carácter local y único a las Alpha. Los demás ingredientes utilizados, salvo un caso puntual (que ya especificaré más adelante), vienen todos de fuera.

Después de ver las instalaciones, tuvimos una larga charla con Antoni, a la que se unió Rajesh al cabo de un rato. Para no estar desocupados, Antoni nos obsequió con una degustación de cada una de las variedades del portfolio de Cervesa Alpha, acompañadas de un pequeño aperitivo. Cabe destacar, y aquí voy a atribuirme todo el mérito que merezco ante tal hazaña, que Mrs Birraire cumplió como una campeona, tomando (y disfrutando) cada una de las cervezas que pudimos probar.

Empezamos con la más conocida de ellas, la Alpha Pilsener, que como toda la gama habitual es de alta graduación y cuenta con 5,1% de alcohol. A continuación, la Alpha Torrada nos asombraba con sus 7,9% tan bien camuflados, gustándonos más que la anterior con su fina pero notoria lupulización y su acaramelado sabor; compleja y agradable. Era el turno de la última en incorporarse al repertorio habitual, la Monjo Boig, una hefeweizen fresca con un sabor a trigo especialmente marcado; de todas, la preferida de Mrs B.

En este punto, Antoni nos miró con cierta cerimoniosidad; venía un momento especial, de esto estaba seguro. Sacó una botella sin etiquetar y la vertió en los dos vasos, a la vez que me retaba: "esta no te voy a decir cual es". No hizo falta oler demasiado para detectar el aroma de roble americano, tan directo y avainillado, que le habían dejado los pellets utilizados para producir la primera lager (de edición limitada) producida en Andorra: la Alpha Sant Corneli. La redondeaba un carácter lupulado suave pero muy especial y equilibrado.

Sólo nos quedaba por probar la Alpha Crepuscle, una negra de 8,5% dulzona y que se deja beber peligrosamente bien. Como con la Torrada, la graduación no parecía ser la que era. Aún con dudas, yo me quedé, finalmente, con la Crespucle.

Antes de irnos hicimos alguna compra y pudimos llevarnos una Andorbock, la cerveza especial de Navidad de Alpha, con una tirada limitada de 790 botellas y con la particularidad de llevar lúpulo andorrano (he aquí la excepción apuntada anteriormente). Antoni tuvo el detalle de regalarnos 3 botellas, así como etiquetas de cada cerveza.

Terminaba la visita, y nos despedimos afectuosamente quedando en mantener el contacto vía electrónica y en eventos cerveceros varios. La verdad es que pasamos una mañana genial en la preciosa población de La Cortinada junto a gente de la calidad de Antoni y Rajesh. Una pena no haber conocido a Heiko.


Y para finalizar, una breve ronda de curiosidades:

¿Sabías que Alpha se llama así por ser la primera letra del abecedario griego, siendo a su vez la primera birra andorrana? No menos importante, quizás más, es el significado de sus siglas (sí, ¡son siglas!) Artesanía del Llúpols Per Heiko i Antoni.

¿Sabías que la Pilsener que actualmente se comercializa es algo distinta a la que se presentó hace un año en Molins de Rei? Aquella cerveza tuvo una gran aceptación entre los paladares lupuleros catalanes, pero se ha adaptado a los gustos andorranos quitándole un poco de la notable incidencia que tenía dicho ingrediente.



¿Sabías que el logo de Alpha respira país por todos lados? En él podemos ver siete estrellas, que representan las 7 parròquies (instancias administrativas) de Andorra: Andorra la Vella, Escaldes-Engordany, Canillo, Ordino, Sant Julià de Lòria, La Massana y Encamp. Pero además aparece el agua de La Cortinada, así como el rebeco, que es el animal con el que se identifica el país. Bien grande, destaca también la A de Andorra, y la corona se la han puesto ellos mismos por ser los pioneros. Destaca también el toque del cereal y la planta del lúpulo.

¿Sabías que Antoni Medina es, en realidad, originario de Sabadell? Pues yo tampoco hasta que, por casualidad, salió el tema. Fue curioso y agradable encontrarme en un pueblo algo remoto de Andorra con un emigrante sabadellenc, como un servidor. Siempre se ha dicho que allá donde vayas seguro que habrá alguien de Sabadell :-).


Salut i per molts anys!

¡El coche de Alpha!

martes, 10 de abril de 2012

Escapada a Andorra - De compras...

Semana Santa. Procesones por todos lados, especialmente de coches en las carreteras. En mi caso, ante la falta de ofertas para viajar a un precio decente, aposté por atascar las carreteras que llevan a un destino clásico para muchos catalanes, y me escapé con Mrs Birraire al País dels Pirineus, Andorra.

Este pequeño país pirenaico destaca por sus preciosos paisajes y las compras a precios bajos (y por el esquí, pero como no me gusta...), aunque no precisamente por historia cervecera. Sin embargo, en la actualidad Cerveses Alpha está escribiendo en estas páginas blancas del libro del principado; pero de esta cervecera hablaré en el próximo post.

Seguimos... ¿Había hablado de compras? Pues sí, me fui de compras; y como buen cervecero visité aquellos sitios en los que podía encontrar sourvenirs de los que a mí me gustan. Salvo omisión o negligencia por mi parte, no existe actualmente en Andorra ninguna tienda específicamente cervecera, así que me dirigí a los dos supermercados de mayor dimensión que conozco para repasar el arsenal cervecero con el que cuentan.

Me decepcionó comprobar que la variedad que recordaba haber encontrado hace 4 años, que es cuando hice mi última exploración a fondo, había desaparecido, dejando paso a un stock cervecero bastante parecido al que podemos encontrar unos quilómetros más en dirección sur. No obstante, sí había algunas botellas interesantes, por una u otra circunstancia.

Empecé alucinando con el precio de las botellas grandes de cerveza belga. Fue por eso que decidí traerme dos Leffe Tripel y dos Hoegaarden de 75cl., al insuperable precio de 2,45€ y 1,85€ la unidad, respectivamente. Un regalo que amenizará algunas comidas con Mrs Birraire durante los próximos fines de semana, de forma económica.

¡Ah! Y tapón grande de Hoegaarden para la cole...

Mi yo coleccionista vió algunos tapones "falti" y, sin grandes esperanzas en cuanto a sabores y aromas en la mayoría de los casos, me traje también una Mexicali, una Bavaria 8·6, una Duff (¿alguien sabe por qué la alemana tiene dos tapones distintos? ¿mercados de destino?) y una Yanjing Beer.

¿Cuál os apetece más? ¿Y de cerveza?

Finalmente, encontré tres cervezas francesas que hasta la fecha no había encontrado en ningún otro sitio. Dos de ellas son las franco-catalanas Cap d'Ona, concretamente las variedades Bio y Blanche. He probado varias veces sus hermanas, así que me gustó tener la posibilidad de conocer mejor toda la gama. La otra cerveza es la Vivat Triple, de la Brasserie de l'Abbaye de Cateau, y viene en un embase cerámico con tapón de corcho; formato que la hace súmamente atractiva.

Poca presencia francesa en los súpers, pero algo había.

Y bien, a parte de cerveza me compré un cinturón, que hacía tiempo que lo necesitaba. Pero como no creo que os interese demasiado ni el porqué ni el estilo de cinturón, voy a dar el post por cerrado y os cito dentro de dos días para conocer un poco más a fondo la primera cervecera andorrana. Salut!

viernes, 6 de abril de 2012

Birrasana II - Festival de Cervesa Artesana de Blanes...

(la nota de prensa y los detalles de funcionamiento del festival están abajo)
Ha empezado ya la cuenta atrás para uno de los festivales cerveceros más cañeros de la temporada: el Birrasana 2012. Organizado por Brewers Brothers (Marina para los amigos), esta segunda edición apunta maneras con un cartel brillante, con gran representación nacional y invitados internacionales de lujo, además de la organización de talleres y otras actividades durante dos días en la preciosa población costera de Blanes, en la comarca de La Selva (Girona).

El año pasado tuve la mala suerte de no poder asistir a la primera edición. Este año, las fechas de 28 y 29 de abril están marcadas en rojo en mi calendario para asegurarme que, al menos, uno de los dos días pueda pasarme por allí. Esperemos que el tiempo no juegue malas pasadas como el año anterior y que podamos disfrutar de un festival cojonudo al lado de la playita. Yo, por mi parte, ya estoy preparando el bañador, las chancletas y los calcetines blancos...

Los cerveceros que harán nuestras delicias durante este fin de semana de abril son los siguientes:

  • Nacionales: Marina Cervesa Artesana (obvio, ¿no?), Zulogaarden, Cotoya, Edbeer, Almogàver, Estraperlo, Glops, Guinea Pigs, La Vella Caravana, Font del Diable, Espiga, Laugar Brewery, Cerberus, Ales Agullons, Alvinne, Moon, La Cibeles, Moska de Girona, Yria, Bleder, Cervesart, Bevirra, Montseny, ICUE, Laugar Brewery, Ausesken, Dougall's, Naparbier, De Molen, Pingüí, Reptilian, Popaire, Wabi, Domus, Segarreta, Jam Session.
  • Internacionales: (¡¡¡) Alvinne, De Molen y Steel City. (!!!) Novedades de última hora: Angelo Scarnera Brew, Wharf Brewery, Brodie's, Bryggeriet y Refsvindinge.

Cerveza parece que no va a faltar. Me emociona, especialmente, la presencia de Steel City, de quien no he podido probar más que sus colaboraciones con Marina (sí, y a parte son británicos :-). Viendo, además, las nacionales que van, y sabiendo que habrá novedades importantes, me sobran razones para asistir a esta maravilla de feria cervecera.


Y para terminar, os dejo con este curioso vídeo de presentación del festival:




Para más información, Birrasana tiene su propia página de Facebook. Salut i birra (sana!)


Update

A continuación os dejo la nota de prensa del Birrasana 2012, que recientemente me han hecho llegar:


El 28 y 29 de abril en el Passeig de Mar de Blanes, se celebra el BIRRASANA 2012, II FESTIVAL DE CERVESA ARTESANA DE BLANES, co-organizado por Associació Birrasana, Cervesa Marina y Ajuntament de Blanes.

Después del éxito de la primera edición, Birrasana ha alargado su duración a dos días.
Este año Birrasana duplicado el número de expositores, 35, que presentarán unas  150 variedades y aspira a ser un referente a nivel nacional tanto en el número de expositores y asistencia como en presencia y repercusión internacionales.

Birrasana es un evento apto para toda la familia. Por eso, para los más pequeños se ha dispuesto un parque infantil de unos 1.500m2 con castillos inflables, pistas americanas, camas elásticas… Y se desarrollarán actividades con espectáculos de calle, payasos, malabares, música, batucadas… todo supervisado por monitores.

Información de contacto : Kevin Andreu Mc Carry 650457880 y Josep Andreu Mc Carry 629331965
cervesamarina@gmail.com



FUNCIONAMIENTO

El funcionamiento de Birrasana 1012 es el clásico de estos eventos: Se adquirirá un vaso “oficial” Birrasana 2012 con el que se irán degustando las distintas especialidades. Cada consumición se abonará íntegramente en el stand correspondiente. Los vasos pueden enjugarse entre degustación y degustación en los surtidores dispuestos a tal efecto.
Se está estudiando la posibilidad de editar una guía que se entregaría con el vaso con la información de los productores y las cervezas expuestas.
A lo largo del Passeig del Mar se dispondrá una carpa de unos 250m2 con mesas y sillas que dará cobijo a los asistentes que quieran sentarse a descansar.
Se ha contratado un servicio de vigilancia y seguridad para garantizar la buena marcha de las actividades.


TALLERES Y ACTIVIDADES CERVECERAS
  • Talleres para cerveceros organizado por la ACCE (Asociación de Cerveceros Caseros Españoles).
  • Taller de Maridaje de Cerveza, a cargo de Edgar Rodríguez y Toni Romero, del Restaurante El Racó d’en Cesc.
  • Presentación APP(FREE) para Android de realización de catas de cervezas.
  • Taller de Cata de Cervezas Artesanas.

MÚSICA Y ANIMACIÓN

  • Espectáculos de Clowns, malabares y música a cargo de Marta Demarte y Lapapanatas Band.
  • DJ Txassu.
  • DJ Antas.
  • Batucada y espectáculo de fuego a cargo de Els Dimonis de sa Forcanera.

Además, concierto de los siguientes grupos:

  • La Revuelta.
  • The Fridge Boys.
  • Syn Project.
  • X-Tramp.

miércoles, 4 de abril de 2012

Smartphones y Cerveza...

(imagen sacada de aquí)
Con la aparición de los smartphones hace unos años se abrió un mundo de posibilidades inagotable, todas ellas al alcance de unos pocos toques de pantalla (primero con un gracioso stylus, después directamente con los dedos), si bien no es hasta hace relativamente poco que estas posibilidades se han concretado en propuestas y aplicaciones sólidas que dejan de ser un simple divertimiento y pasan a ser verdaderamente útiles.

Más de uno estará pensando "pero si este blog no es precisamente de nuevas tecnologías"; efectivamente, pero para esta ocasión quería comentar brevemente mi experiencia cervecera móvil, concretamente con terminales Android (como no podía ser de otra forma siendo un reconocido e incendiario fanático de Google).

Para ello, dividiré la temática del post en distintos apartados para repasar aquellas redes, aplicaciones y utilidades diversas sobre las que me parece interesante hacer observaciones. Espero que mi experiencia os sirva, así como espero que compartáis también la vuestra en los comentarios :-).


Redes sociales (clásicas)

(sacada de aquí)
Internet 2.0, el de la interactividad, el compartir y los comentarios, se ha convertido en una herramienta imprescindible para todo buen aficionado a la cerveza. A través de (especialmente) Facebook y Twitter podemos seguir a nuestros productores favoritos, tiendas y otros perfiles relacionados con la cerveza para estar a la última de novedades, noticias y cotilleos con una instantaniedad vertiginosa.

Mal que me pese, Facebook es actualmente la red social por excelencia para todo este sinfín de ventajas, seguido de cerca por Twitter si tenemos en cuenta que la presencia de cerveceros internacionales es quizás más fuerte en la red del pajarito. Google+ por ahora está fuera de juego; espero, personalmente, que las sinergias con Blogger le den mayor protagonismo al ser una red más clara y bien pensada que Facebook, de acuerdo a mis gustos. (Y sí, también porque soy un reconocido fanático incendiario de Google).

Para el smartphone, fácil: las aplicaciones propias de cada una de estas redes funcionan a las mil maravillas (la de Twitter y Google Plus bastante mejor que la de Facebook; y que conste que estoy siendo objetivo). Personalmente, no terminan de convencerme las plataformas estilo Tweetdeck, que te agregan información de varias redes sociales de manera algo desordenada y poco clara para mi gusto. Sin embargo, tienen la ventaja de poder colgar actualizaciones de estado simultáneamente (algo que, no obstante, también se puede conseguir vinculando cuentas de Twitter y Facebook, que es lo que hago yo).


Redes sociales (cerveceras)

Si una red social está, últimamente, en boca de medio mundo cervecero, está claro que está es Untappd. Se trata de una especie de Foursquare en el que se hacen "check-ins" a las distintas cervezas que uno se va tomando, facilitando la cuenta de cuantas birras distintas y totales se consumen. Así como en Foursquare, también se otorgan medallitas o insignias para reconocer alguna que otra chorrada más o menos aleatoria.

Aunque conceptualmente no me atrae en absoluto cualquier aplicación o utilidad con un sistema de check-ins geolocalizados (me parece como un Big Brother orwelliano con sirope, para que tenga buen sabor y nos lo traguemos sin rechistar), y tampoco me emociona especialmente que me den medallas virtuales, decidí probarla un tiempo para poder tener una opinión firme sobre ésta.

El hecho es que está diseñada para gustar, y aunque cuando la probé tenía aspectos un poco descuidados, puede resultar realmente atractiva si te gusta llevar un control de qué consumes y compartirlo, puntuando cada birra y dejando un comentario con tu opinión, si cabe.

Yo no tengo un afán especial en divulgar mi alcoholismo, pero si no puedo contener las ganas de comentar alguna birra concreta que me esté tomando generalmente uso Twitter para dar envidia al personal. La verdad es que cuando tomo cerveza a veces ya me siento mal por tomar notas; sólo me falta estar pendiente de hacer el dichoso check-in correspondiente.

Distinta, pero desde mi punto de vista la más cuidada desde un inicio, está Pintley. Con un concepto similar al de BeerAdvocate o Ratebeer, parte de los Smartphones y tiene soporte en la web, y no al revés. El valor añadido de esta aplicación es que, mediante un algoritmo maya, dice que aprende sobre tus gustos y te hace recomendaciones personalizadas. Algo que sería tremendamente útil si nuestras tiendas cerveceras tuvieran un catálogo cervecero con más de 1000 referencias de cada país.

Si no fuera porque no consumo este tipo de servicios de ratings, Pintley sería de las que más me gustaría sin duda. Aunque para birras nacionales (al menos hace un tiempo) su base de datos se quedaba cortita. Su mayor punto a favor es que es una de las primeras aplicaciones de su estilo que fue cross-platform (disponible también en otros sistemas operativos móviles). ¡Ah! Y también da premios, ¡yuju!

La más veterana en Android, aunque ni por estética ni por información disponible me ha conquistado nunca, es Beer + Ratings and Reviews. Siempre me ha dado la sensación de que está obsoleta. Además ahora es de pago.

Una mención especial para The Beer Expert, la aplicación propia de Beer Sommelier, que si algún atractivo ha llegado a tener es que utilizaba la base de datos de Ratebeer como fuente, aunque sólo parte de ella. Es de pago, fallona, poco atractiva y con pocas posibilidades. Mejor no perder el tiempo.

(De la aplicación de Ratebeer voy a hablar más abajo, dado el uso que particularmente le doy yo).


Blogs

De bitácoras no quiero extenderme demasiado, porque daría para algo más de dos tomos y medio. Ahora mismo las recomendaciones y comparticiones de las redes sociales nos han dado un empujoncito, si bien las estadísticas de mi blog indica que el blogroll y los posts de otros compañeros blogueros, así como los buscadores, siguen siendo los orígenes principales del tráfico de visitas.

En cuanto a su relación con los smartphones, creo que es básicamente importante que la opción de navegación móvil esté activada para facilitar la carga de la información en nuestros aparatitos. De hecho, siguiendo con las estadísticas, un buen número de las visitas que recibe diariamente mi blog son desde dispositivos móviles, por lo que cabe cuidar este tipo de navegación.

Otra buena opción para consultar los blogs cerveceros se encuentra en el siguiente apartado (Readers).

Y si hablamos de aplicaciones, para mi blog yo sólo he utilizado la aplicación oficial de Blogger para Android. Muy limitada, no han puesto mucho empeño en darle funcionalidades ni demasiada usabilidad, pero te saca de apuros si quieres hacer un post rápido o modificar algún gazapo del post que colgaste anoche con prisa para irte a la cama.


Readers

Uno de los mejores amigos del cervecero lector. Ebooks, ePUBs, RSS; tu dale input a un reader y te devolverán fantásticos contenidos para tu disfrute.

Personalmente, no soy un gran usuario de Ebooks. Soy un consumidor desmedido de paperbacks, pero el formato digital voy a evitarlo tanto tiempo como pueda. Sin embargo, algun libro digital cervecero tengo por ahí, y como aplicación siempre he utilizado la clásica: Kindle, de Amazon. Sencilla y efectiva.

De feed RSS, siendo como ya he comentado un reconocido fanático incendiario de Google, utilizo la muy útil aplicación de Google Reader. Desde que saliera, he utilizado Google Reader como servicio web para gestionar, especialmente, los blogs que sigo. La aplicación para smartphones fue para mi un motivo de honda satisfacción (sí, como el Rey) cuando salió, pues te sincroniza perfectamente toda la organización de feeds en una aplicación ligera y ágil para leer allí donde estés los posts de tus bitácoras y demás sitios favoritos.



Una alternativa que descubrí recientemente, indicada para los más exigentes en cuanto a estilo, es Feedly, que se sincroniza perfectamente también con el servicio web de Google Reader (además de Tumblr) para presentarte de forma más molona los contenidos de los feeds que sigues. Tiene una interface mucho mejor que la de Google Reader y es más personalizable (aunque en algunos aspectos es menos clara).

Por último, y sin ánimo de hacer publicidad a la Gacetilla Cervecera, no hay nada mejor que disponer de un buen lector de formato ePUB para disfrutar al máximo de publicaciones de tan augusta calidad como la Gacetilla Cervecera (¿la había mencionado?). Cool Reader es el compañero perfecto para leer ePUBs en terminales Android, dando soporte para otros varios formatos y presentándo los contenidos de manera elegante y práctica, con múltiples opciones para personalizar el software.


Otras Aplicaciones

Existen dos "otras aplicaciones" básicas para mi Android. Una es la de la Beer Judge Certification Program: BJCP for Android. A parte de ser una lectura entretenida, describe los estilos (según la BJCP, que tienen una perspectiva bastante americanizada) de cerveza y sus características principales.

No hay que ser talibán con las directrices marcadas, pero sí que puede servir como punto de partida para la valoración de estilos, especialmente aquellos a los que no tenemos un fácil acceso.

(Sobre estilos, directrices, y actitudes y/o mentes cerradas/abiertas, en otro post, que sino no voy a dormir).

La otra es la aplicación de Ratebeer, aquel archiconocido portal al que si hacemos demasiado caso corremos el riesgo de acabar autoconvencidos de que cualquier Imperial Stout de tres al cuarto es mejor que cualquier BitterPilsener.

Críticas y consideraciones a parte (esto ya se discutió muy extensamente en el blog de Pau), Ratebeer es una gran fuente de datos; imperfecta, pero útil. De los ratings de los muchos miles de usuarios a los que no conozco no me fío (precisamente porque no les conozco); pero datos más objetivos como graduación, estilo (sí, ya sé que a veces están mal), información de cerveceras, etc. viene muy bien tenerlos tan a mano. También datos como los locales y tiendas cerveceras de distintos países, que son un genial punto de partida para trazar las rutas turísticas que las Lonely Planet siempre pasan por alto.

Gracias a la aplicación de Android, con poco consumo de datos y cuatro golpes de pulgar tenemos un catálogo de información bastante grande y disponible de forma casi inmediata. Y sí, se agradecería mayor desarrollo de la aplicación para no tener que consultar alguna información directamente en el navegador, pero cabe decir que lleva poco tiempo activa y que ha ido evolucionando positivamente en este sentido.

A parte de los dos pilares, he utilizado otras varias aplicaciones (algunas ya exploradas anteriormente). Me gustó mucho en su momento Hoptopia, que es una compilación de las notas de cata de Lee Williams, también disponibles en la web que lleva el mismo nombre. Fue interesante al princpio, pero el proyecto está abandonado y no hay nuevos contenidos desde hace mucho tiempo.

También me he bajado absolutas chorradas miscelánicas que sólo sirven para impresionar a la suegra o para dar un toque de cutrez más elevado a cenas tan aburridas que hasta incentivan a sacar el smartphone del bolsillo para enseñar memeces tipo la aplicación que simula ser un vaso de cerveza.


Por último, señalar que como mis incursiones en el mundo del homebrewing no son especialmente destacables, no he incluido ninguna aplicación relacionada con el arte de hacer cerveza, ni tampoco recetarios. No sería sincero si os recomendara algo en este sentido, porque no he utilizado aplicaciones de esta índole a la práctica. Sin embargo, una búsqueda con términos como "brew" o "brewing" lleva a varias de las que tienen una mayor aceptación.

Espero que os haya gustado/servido este repaso a mi experiencia Smartphone & Cerveza. Sugerencias y otras experiencias serán más que bienvenidas. Salut!