Acerca de



“En todos los momentos notables de mi vida he tenido una cerveza en la mano”


Mi nombre es Joan Villar-i-Martí, escritor, consultor y entusiasta cervecero catalán. En esta bitácora comparto reflexiones y relatos de mis vivencias alrededor del mundo cervecero: de viajes a visitas a locales o cerveceras, pasando por mi visión y opinión sobre la constante evolución del panorama cervecero local, u otros pensamientos aleatorios más o menos relacionados con la cerveza.

Soy padre y marido a tiempo completo y, aunque dedico buena parte de mis recursos temporales y mentales a la cerveza, mi profesión es la de consultor de riesgos financieros. El poco tiempo libre del que dispongo lo dedico especialmente a leer novelas, a escribir y a practicar cierta variedad de deportes. Una de mis grandes frustraciones es no haber sido jugador profesional de ajedrez.

Me involucro fácilmente en todo aquello que considero interesante para la divulgación de la cultura cervecera en nuestro país. En este sentido, me enorgullece profundamente formar parte del equipo organizativo del Barcelona Beer Festival. Pero, especialmente, me satisface aprender constantemente de las personas que voy conociendo gracias a esta magnífica afición.

Al final de este camino, espero haber sido capaz de transmitir que el verdadero sentido de la cervezano es nada muy especial: trata de ser amable con la gente, no comas grasa no bebas mala cerveza, lee un buen libro de vez en cuando, camina y trata de vivir en paz y armonía con la gente de todos los credos y naciones’ – The Meaning of Life (1983).

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo a través de aquí: Contacto.



¿Por qué Birraire?


Aunque sea de origen italiano, 'birra' es una palabra que en mi lengua materna se utiliza recurrentemente de forma coloquial para referirse a la cerveza -incluso más que la propia palabra genuina-. Birraire, que viene a indicar alguien a quien le gusta la birra, es el adjetivo que me dedicaron en casa al descubrir mi gran pasión por esta bebida. Con el tiempo, ese apodo familiar se ha unido a mi nombre de pila, y en ambientes cerveceros se me conoce como Joan Birraire.

Entradas populares de este blog

Post-verdad mediterránea

Conociendo el territorio...

De la ilusión