Presentación #10 - Tapón reutilizable (1)


A veces nos encontramos ante la siguiente tesitura: tenemos una botella de cerveza a punto para ser disfrutada, y muchas ganas de destaparla. Pero por una u otra circunstancia, somos conscientes de que no vamos a poder bebérnosla entera, o que si lo hacemos será a costa de embriagarnos mínimamente.

Es por motivos como el descrito, y otros de similares, que algunas cerveceras incorporan en sus botellas tapones de más de un uso, que nos permiten sellar la botella mínimamente y retrasar así la oxidación de la cerveza una vez abierta. De esta manera, podemos guardar la cerveza para más tarde y evitar remordimientos o complicaciones. Bajo esta descripción, podríamos fácilmente pensar en el tapón mecánico, que por su relevancia y entidad obtuvo categoría propia; pero existen otras alternativas y, entre la entrada de hoy y la de mañana, veremos hasta tres.

La más extendida de ellas es un tapón que a simple vista no tiene diferencias con el estándar -y que, por tanto, muchas veces pasa tristemente desapercibido-, si bien por la parte interior incorpora una estructura de plástico que permite tapar nuevamente la botella, con un cierre mínimamente decente. Simple y práctico, es habitual encontrarlo en cervezas italianas en envases de entre 50 cl y 75 cl.

Sin embargo, no siempre es así, y en este sentido debo reconocer que me maravilla la psicología de aquellos individuos que han pensado en colocar uno de estos tapones en botellas de menor capacidad. Si no es por motivos de escasez de material, o aprovechando no sé qué tipo de sinergias, me fascina pensar que en una tirada de 33 cl o 37,5 cl pueda llegar a resultar interesante tapar la cerveza. ¿A vosotros no?


Salut i birra!


A fin de entender la motivación detrás de esta serie de posts, se recomienda leer la Introducción.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mash

Madrid 2017 - Día 2 - Embajadores y Cortes

Madrid 2017 - Día 1 - Universidad