Presentación #08 - Tapón de arandela


El presente elemento de presentación es relativamente reciente en nuestro mercado local y juega, otra vez, con la practicidad como punto fuerte. Si bien, a diferencia del que vimos en el post anterior, consigue su propósito sin problemas.

Se trata de un tapón que combina el aluminio y el plástico, y que cuenta con una anilla que, al tirar de ella, va separando la parte central del cuerpo del tapón de los laterales, hasta el punto en que la sujeción es tan precaria que se despega de la botella. Localmente, empezaron a ser populares con las Estrella de Navidad, siendo la edición de 2009 la primera en incorporar dicho tapón. Más tarde, otras cerveceras de gran tamaño, como San Miguel, han apostado también por el tapón de arandela para el acabado de alguno de sus productos.

A pesar de ser práctico, al no ser necesario disponer de un abridor para destapar el envase, este elemento tiene un punto agridulce; al menos para los que tenemos la vena coleccionistas, ya que no existe manera -al menos que yo conozca, aunque tampoco me he matado en buscarla- de sacar estos tapones sin estropearlos. El intento de enderezarlos posteriormente tiende a ser inútil. Parece que sólo si se piden directamente a las fábricas es posible tenerlos en buen estado.

Recuerdo como, al principio de aparecer por aquí, hubo cierto temor de que se popularizaran y acabaran relegando las chapas a un segundo plano. O que las sustituyeran en un mínimo porcentaje. Pero, como nos demuestran los años, parece que el lobby de coleccionistas de tapones corona fue ejecutivo e hizo su trabajo a tiempo.


Salut i birra!


A fin de entender la motivación detrás de esta serie de posts, se recomienda leer la Introducción.

Comentarios

  1. Con la punta de un cuchillo de hoja corta puedes ir separando poco a poco el cierre que presiona la botella. Se va hacendo poco a poco hueco hasta que pierde presión y sale más o menos fácil... cuidado con llevarte una mano... ;-)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, gracias Jose. Siempre hay que confiar en los profesionales. Me imaginaba que habría alguna solución similar, pero si ya estuve a punto de quedarme sin la punta de un dedo cortando queso manchego ya no quiero ni pensar en este tipo de manualidades :-).

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mash

Madrid 2017 - Día 2 - Embajadores y Cortes

Madrid 2017 - Día 1 - Universidad