Pièrre Zuber, un recuerdo


Dejas el Barcelona Beer Festival atrás y te das cuenta de que el mundo ha seguido rodando estas últimas semanas. Después de la habitual desconexión mental con la realidad de estos días, tristemente me percato de la mala noticia de la muerte de Pièrre Zuber, propietario de Délices et Caprices en Bruselas.


"Personas como Pièrre desempeñan un trabajo imprescindible para la difusión de la cultura cervecera"


Era el verano de 2015 que, en el marco de la European Beer Bloggers Conference, visité su tienda de la capital de Bélgica, ubicada a una prudencial distancia de las calles más desatadamente turísticas de la ciudad. Estábamos en medio de un pub crawl con varios compañeros cerveceros de aquí y de allí, y recuerdo como el local, a bote pronto, me impresionó más bien poco: espacio reducido, selección media de cerveza mayoritariamente -99%- belga, y sin aparentes grandes sorpresas.

Todo cambió cuando, una vez sentados, Pièrre y su mujer nos dieron la bienvenida con una enorme sonrisa en sus rostros. Después de contarnos una breve historia sobre ellos mismos y sobre su local, nos dieron una pincelada sobre su modelo de negocio, basado prácticamente en la degustación guiada y contando, a diferencia de sus inicios, con una cuidada selección no muy extensa de cerveza. Pudimos, a continuación, tomar un par de variedades de Girardin en bag-in-box.

Por aquel entonces, y disfrutando enormemente del contenido de mi vaso y de la compañía, entendía ya que el enorme atractivo de ese local, el hecho diferencial que lo situaba en el mapa, eran efectivamente sus regentes. Destaqué en las breves notas que tome la auténtica pasión que transmitían en su afán de divulgar las bondades de la cerveza belga. Se trata, en efecto, de personas que han desempeñado un gran trabajo de campo en la difusión de la cultura cervecera.


Con esta mirada retrospectiva sobre aquella magnífica visita, brindo en recuerdo a Pièrre: en honor a él y a su familia, y a su gran trabajo durante más de 20 años desde ese pequeño establecimiento. Personas como él son muy necesarias en este nuestro sector. Se le echará de menos.


Salut i birra!

Comentarios

  1. ¿CUANTAS PERSONAS ESTARÁN DISFRUTANDO DE LA CERVEZA DE CALIDAD COMO NOSOTROS GRACIAS A PIERRE Y TANTOS COMO EL? ESA LABOR NO TIENE PRECIO. MIS CONDOLENCIAS A LA FAMILIA Y UN GRAN RESPETO PARA EL Y TODA LA GENTE COMO EL.
    SALUDOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente. Son estos pequeños esfuerzos individuales que nos hacen crecer como colectivo; seguro que a muchas personas se les abrió la puerta de un mundo desconocido gracias a él, así como pasa en tanto otros sitios, también por nuestra latitudes. Abrazo Jorge.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Un tick histórico

Madrid 2017 - Día 2 - Embajadores y Cortes

Madrid 2017 - Día 1 - Universidad