Un ejercicio de transparencia...

Sacado de mi buzón físico esta semana pasada. El buzón virtual casi mejor que no lo muestre...
Leo con interés sobre los planes de futuro de Tempest Brewing Co. Conocí a buena parte del equipo preparando su Meet the Brewer en el Barcelona Beer Festival de 2016, y disfruté de algunas variedades de sus cervezas. Después de todo, me extraña poco que les vaya bien.

No obstante, lo que me lleva a escribir el presente texto es la reflexión inicial que hace el compañero Rich Taylor, y aquello que efectivamente revela la divulgación de esta información por parte de la cervecera escocesa: una creciente tendencia a la comunicación sobre asuntos internos y estratégicos. Un buen ejercicio de transparencia.


"En estos tiempos revueltos de cerveceras controladas por fondos de inversión, la comunicación efectiva con el consumidor es clave"



En el primer día de 2017, Cloudwater, una de las cerveceras que ha experimentado un mayor crecimiento de popularidad y estructura en un menor tiempo en UK, sacó un kilométrico post en el que aportaba muchos datos internos de interés, así como sus planes más inmediatos. Si bien el elefante que paseaba por la habitación era claramente el hecho de que abandonaban el formato cask, algo que incendió de comentarios Twitter, la blogosfera nacional y parte de la internacional. Pero la cervecera de Manchester dio mucha información interna, argumentó bien su decisión de dejar de producir cask, y salió, sin duda, reforzada de este ejercicio.

Podríamos encontrar otros ejemplos, pero se trata sin duda de una nueva tendencia, como bien apunta Rich. Y una que, personalmente, espero que sigan todas aquellas cerveceras que dicen sentirse comprometidas con sus consumidores, y que tengan una historia de verdad para contar.

Démosle sentido a las etiquetas, sea craft sea artesana, diferenciando no sólo el producto, sino la filosofía de empresa y el trato y relación con el consumidor. En estos tiempos revueltos en que crecen las cerveceras controladas por fondos de inversión, cuya única y exclusiva finalidad es inequívocamente dar rentabilidad a sus inversores, ésta es una dirección que dudo que muchas macrocerveceras estén dispuestas a emprender, sin apoyarse en un gran plan de márqueting que acabe desvirtuando el sentido de la acción. Igualmente, con la potente competencia de cervezas importadas de productores de gran reputación, nadie llegará mejor al consumidor local que el productor que vive a su lado, con quien comparte un espacio social y cultural.

Listar ingredientes con detalle no es sólo un ejercicio de transparencia, sino también una proclamación de absoluta confianza en la propia técnica y el producto que uno elabora.
Consecuentemente, animo desde aquí a los productores locales a que den pasos por esta senda de honestidad y transparencia, de contacto verdadero e intercambio con sus seguidores fieles y consumidores habituales. Todo empieza por tener un producto hecho de manera honrada, por etiquetar y divulgar correctamente y con la mayor cantidad de datos adicionales posibles, que permitan entender bien la cerveza que se presenta.

El siguiente estadio es divulgar información de calidad sobre funcionamiento interno, producción, desempeño, perspectivas e intenciones de futuro; aprovechar las redes sociales, y otros medios de difusión, como vehículo para mantener un contacto bilateral con el consumidor, no como medio para enchufarle el catálogo de productos y servicios. Al fin y al cabo, sacar partido de una buena y fácil canalización para contar una historia propia y completa.

¿Estamos dispuestos a ello?


Salut i birra!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Planta Piloto

Un breve comentario...