¿Y qué hay de Irlanda del Norte?

Matt Dick, cervecero y fundador de la Boundary Brewing Coop (imagen sacada de aquí).

No había tenido ocasión de hacerme, hasta ahora, con ninguna cerveza del naciente panorama cervecero de Irlanda del Norte. Pero fue la misma persona que me hablaba bien de lo que estaba empezando a suceder por esas latitudes, el compañero bloguero Steve Lamond, que en la pasada edición de la European Beer Bloggers and Writers Conference me proporcionó tres botellas de una joven cooperativa microcervecera de la ciudad de Belfast: Boundary Brewing.


"Desde hace cinco años, la escena cervecera ha crecido exponencialmente, con un número de cerveceras alrededor de la veintena"


Buscando en varios de los libros de mi biblioteca, me resultó bastante significativo ver que uno tras otro pasaban repetidamente por alto mencionar el noreste de la isla de Irlanda. Allí donde básicamente había habido hasta la fecha un dominio absoluto del mercado por parte de dos gigantes como Guinness y Bass, sólo alguna pequeña cervecera como Hilden, desde los 80, o más tarde Whitewater, habían planteado una alternativa; aunque jugando un papel notablemente residual.

Pero así como ha ocurrido con sus vecinos sureños, desde hace escasamente cinco años la escena cervecera ha crecido exponencialmente en número de intervinientes en la industria, siendo 2014 y 2015 especialmente prolíficos en cuanto a nuevos negocios y variedad de cervezas. Actualmente, el número de cerveceras operativas ronda la veintena, disponiendo la mayoría de instalaciones propias. Unos números destacables, si consideramos que en Irlanda del Norte viven sólo unas 200.000 personas más que en la ciudad de Barcelona.

Uno de los recién llegados son, precisamente, la Boundary Brewing Coop, fundada en agosto de 2014 por Matthew Dick y Matthew Scrimgeour. El primero, pasó cinco años de pasión cervecera en Estados Unidos trabajando para un brewpub. A su vuelta a Irlanda del Norte, en 2010, ante la alarmante falta de alternativas cerveceras empezó varios proyectos como el Belfast Beer Club, el Belfast's National Homebrew Club o Brewbot. Su última iniciativa fue la que le juntó con el otro Matt, un apasionado defensor del modelo empresarial cooperativo como alternativa sostenible a las sociedades tradicionales.


"Las tres cervezas están pensadas para ser consumidas regularmente por el público, no sólo probadas"


Pero los Matts no se encuentran solos en este proyecto, ya que además de todos los miembros inversores de la cooperativa, que acutalmente tiene lista de espera para futuros nuevos miembros, se le une un equipo de profesionales dedicados a varios aspectos necesarios para dotar de profesionalidad el negocio (de cerveceros a fotógrafos, pasando por perfiles más operativos o de negocio) y huir del modelo de los hombres-orquesta, que tan bien conocemos por estas latitudes más sureñas.

En cuanto a cervezas, Boundary cuenta con un core range que comprende sus cervezas American Pale Ale, India Pale Ale y Export Stout. No me cansaré nunca de decir que no veo motivos lógicos para que una cervecera no cuente con una gama base de cervezas, así que lo remarco nuevamente. Asimismo, sacan algunas ediciones especiales y colaboraciones, dos de ellas con la reconocidísima Galway Bay irlandesa. Dicho esto, y probadas las cervezas, me quedé con buenas sensaciones con cada una de ellas.

Las artísticas etiquetas de las cervezas de Boundary.

La American Pale Ale es una cerveza altamente bebible con sus 3,5% ABV, apuntando a las tendencias actuales con un perfil marcado a lúpulo, pero sin olvidar que la cerveza tiene una base de malta, y con un punto permanente pero agradable a mantequilla. ¿Qué nueva cervecera no tiene una India Pale Ale en sus filas? En Belfast también funciona así, y la India Pale Ale de Boundary apunta al bebedor más contemporáneo con su apuesta de lúpulos cítricos y base maltosa, con una graduación que, a 7% ABV, dobla la de su hermana pequeña. Por su parte, la Export Stout juega con el tostado y las notas a chocolate, en conjunción a un suave toque mentolado cual after-eight, y con un fondo de fruta roja.

Todas ellas tenían un denominador común en la voluntad de buscar cervezas sabrosas pero sin malabares ni estridencias, pensando en que deben ser consumidas regularmente por el público, no sólo probadas. En todo caso, espero poder probar más cervezas de Boundary en el futuro, manteniéndome atento a cómo sigue evolucionando este joven pero potente panorama que presenta Irlanda del Norte.

Agradecer a Steve este fantástico obsequio, que me ha motivado a explorar y leer más acerca de otras escenas cerveceras locales y su contexto. He aquí una de las grandezas de viajar y compartir buenos momentos con personas de otras culturas.


Salut i birra!

Comentarios

  1. Gracias por acercarnos a la escena cervecera de Irlanda del Norte. Para mi totalmente desconocida.

    Me queda con tu última frase: "He aquí una de las grandezas de viajar y compartir buenos momentos con personas de otras culturas.". Cuando alguien de Ratebeer viene a Madrid y me dice de quedar para hacer un intercambio de cerveza más allá de eso lo que más me gusta es compartir una tarde hablando del panorama cervecero de allá donde sea y dar el conocer el nuestro propio.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, para mí lo era totalmente también, hasta que Steve me habló de ella; y gracias a las cervezas he podido profundizar un poco más :-).

      Recuerdo perfectamente el día que nos conocimos tú y yo en persona: estabas en la barra del Animal con dos personas que si no recuerdo mal venían de algún país escandinavo (¿Finlandia?), con quienes habías quedado para conoceros e intercambiar cerveza, a través de Ratebeer. Ese día pensé un buen rato sobre lo fascinante que es la posibilidad que tenemos de conectar con personas que de otra manera nunca habrías conocido, gracias a un hobby como la cerveza.

      ¡Un fuerte abrazo Jose!

      Eliminar
  2. Un panorama totalmente desconocido para mí. Totalmente de acuerdo en lo de viajar y compartir, algo esencial en nuestras vidas.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tan esencial :-). Espero poder explorar más en el futuro; en el conjunto de la isla de Irlanda se están dando pasos agigantados en muy buena dirección. Dudo que tarden en verse por aquí de manera más o menos regular, especialmente de algunas cerveceras que empujan mucho desde la República de Irlanda. ¡Salud!

      Eliminar
  3. Interesantísimo, como siempre Joan. Una región que desconozco por completo, también en lo cervecero. Gracias por acercarnos este pedacito de las islas! Abraçada!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies Pau! Como le comento a Rul, dudo que tardamos en ver cervezas de la nueva escena irlandesa por aquí, de manera regular. Me alegra ver lo bien que están haciendo las cosas por allí arriba, después de años de muy poca variedad :-). Salut!

      Eliminar
  4. CON LO QUE TE GUSTAN A TI LAS CERVEZAS DE SESIÓN JEJEJE. LAS ETIQUETAS CHULÍSIMAS LA VERDAD. IMAGINO QUE TODO ES DESPERTAR LA CURIOSIDAD DE ALGÚN DISTRIBUIDOR QUE VEA UN TERRENO VIRGEN PARA TRAER ESAS CERVEZAS, AL IGUAL QUE HACE POCO HA PASADO CON LAS CERVEZAS CANADIENSES. SI MERECEN LA PENA, VENDRÁN.
    UN SALUDO JOAN!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El año de la lata

2016, el sector en datos

De botas, mujeres y cerveza