Inspiración...

Steve Huxley, feliz. (Foto de Dani Ruiz)

En un día como hoy, no podía acostarme sin antes abrir una buena cerveza y dedicarme un buen rato a dos de las cosas que me apasionan: pensar y escribir.

Pienso, en momentos vividos pretéritos y en la magnitud que puede llegar a alcanzar la acción individual y colectiva de las personas. Escribo, en recuerdo y en honor a ti, Steve, que hoy nos has dejado un poco huérfanos a todos los que, directa o indirectamente, hemos sido tus alumnos.
Tú, que después de crecer en Liverpool viviste una intensa vida en Leeds, y especialmente en Sheffield; que llegaste a Barcelona y consolidaste tu faceta como docente, para más tarde embarcarte en una aventura que, sin sospecharlo, te llevaría a vivir una vida en la que los extremos han caminado siempre en paralelo, cogidos de la mano. Tú, que con tu atractivo natural has seducido a miles de personas, que hoy son un poco más ricas gracias a las dosis de inspiración impartidas a lo largo de tu vida.

Cuando una persona tiene ilusión de vivir y proyectos por delante se puede considerar que es joven. En este sentido, el recuerdo que siempre voy a tener de ti es el de un niño de aspecto frágil y sonrisa pícara, con una larga experiencia vital; el de una tipo joven con barba de sabio, que con gran generosidad ha recibido mucho menos de lo que ha dado.


Y es que Steve, si una cosa he aprendido de personas como tú, es que lo más bello a lo que podemos aspirar en esta vida es a dejar huella a aquellos que nos rodean; y tú has sido la fuente de inspiración de la que muchos hemos bebido. Me levanto, entonces, la boina ante esta muestra de belleza que nos has servido en vida; ante el legado que tan sabiamente has repartido, y que perdurará en el tiempo a través de la inspiración que a tu paso has despertado.

Porque si esta madrugada estoy escribiendo delante del ordenador, es por ti. "Cervesia semper".


Salut i birra Maestro!

Comentarios

  1. Muy emotivas y sinceras tus palabras. Por lo que he oído anteriormente y leído en las últimas horas sin duda que se ha ido un tipo muy grande que ha dejado un gran legado. Que plantó una semilla y que ahora es un árbol con un grueso tronco y profundas raices.
    Sin haberle conocido personalmente yo también me pregunto como una persona puede ser capaz de tener ese poder en sus manos, de cambiar el rumbo de la historia cervecera de toda una región y hacerla extensible.

    DEP, Steve

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Describes muy bien lo que ha significado su influencia. Aún habiendo hecho muchas cosas, lo más relevante es su capacidad para inspirar a los demás. Y hoy en día todos gozamos de un panorama mejor gracias a ello. ¡Un abrazo Jose!

      Eliminar
  2. Molt maco, Joan. Un brindis pel gran mestre! Salut i cervesia semper!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salut Pau, uns quants brindis que hi ha hagut darrerament! Crec que la nit de dijous es van aixecar pintes i pintes en el seu honor :-)

      Eliminar
  3. Gran homenaje Joan. Esta entrada está cargada de sentimiento se nota. Para los que no lo conocimos, pero que habíamos oído hablar de él, son palabras muy inspiradoras y reveladoras sobre quién fue Steve y su legado.

    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pena que no pudieras conocerle, Miguel. Una gran persona, siempre dispuesta a hablar sobre cerveza y a pasar un buen rato. ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Creo que el nuevo movimiento cervecero nacional esta en deuda con Steve. Sobre todo por la capacidad para despertar curiosidad en los que llegaban a este mundillo y por su habilidad para marcar el camino para los mas avanzados. En mi caso, una conversación con él de tan solo 2 horas fueron homologables a años de elaboración y estudio de este maravilloso producto.
    Hemos perdido mucho más que a un colega. Hemos perdido a todo un referente en materia cervecera que tan sutilmente imprimía caracter al sector y tan generosamente nos enseño una manera de vivir. Hasta siempre, Maestro!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otra muestra más de la capacidad de Steve para inspirar a las personas :-). Efectivamente, creo que no sólo enseñó a hacer cerveza, sino muchas otras cosas también, tirando de su cultura de origen para ello. ¡Saludos!

      Eliminar
  5. EMOTIVAS PALABRAS JOAN. UNA PENA LO DE STEVE, LO QUE TENEMOS HOY EN DIA TAN CONSOLIDADO LO EMPEZÓ A CONSTRUIR EL, LOS CIMIENTOS SON SUYOS Y VAYA SI SON FUERTES. UNA BITTER POR EL MAESTRO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Él puso la primera piedra, pero sobretodo animó y motivó al resto para seguir construyendo juntos. Un gran referente que se va, pero que de una u otra manera sigue entre nosotros. Un abrazo Jorge, ¡y otra Bitter para Steve!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Precio y especialidad

The Sub - Test de producto

Post-verdad mediterránea