domingo, 30 de junio de 2013

Inactividad...

(o de porqué se dice que un blog es personal)

Así es, queridos compañeros de afición y vicio. Llevo casi 30 días sin postear: algo que, salvo en los meses de verano, está absolutamente desalineado con la tendencia de esta bitácora; y con lo que yo consideraría un pequeño paréntesis.

Por el camino, posts como el resumen del 3er #FFdA o la crónica de la VIII Mostra de Mediona se han quedado pendientes, así como algunos otros que tenía planeados e incluso empezados. No os creáis que haya sido por gusto; ni penséis que estoy llevando mis hábitos contemplativos un paso más allá, rozando el límite de la pereza.

El hecho es que en mi vida ha habido, recientemente, cambios importantes, yuxtapuestos con una serie de compromisos personales y familiares que debía, y además quería, atender. Todos los cambios habidos han sido a positivo, y me han permitido enfocar mi cuarta década vital desde una perspectiva mucho más óptima y estable. Estoy feliz y esperanzado con este nuevo rumbo.

Pasado este periodo de transición espero, en muy breve, retomar progresivamente mi ritmo habitual de entradas. Justo ahora acabo de llegar de pasar muy buenos momentos con Mrs. Birraire por la castellana provincia de Burgos, gracias a la excusa que me puso a tiro la Feria El Arte de la Cerveza Sana de Aranda de Duero. Después de unas cuantas horas de volante, en vistas a empezar lo que a partir de esta próxima semana podré llamar mi "nueva normalidad", tenía la sensación de que tenía que dar alguna señal de vida desde aquí, y es por eso que escribo estas, por una vez, cortas y patilleras líneas.

Creo que nunca me había preguntado una cosa tan obvia como el por qué a un blog se le atribuye, con frecuencia, el adjetivo de personal; y es con este hiato que me doy cuenta que Birraire es, en efecto, la bitácora de una persona.

Virtualmente, o en cualquiera de los eventos que nos esperan este veranito, espero veros pronto e intercambiar impresiones como de costumbre. Salut i birra!

viernes, 7 de junio de 2013

Presentación de BirraSo Festival 2013

Hace un tiempo, tuve noticia de que había ciertos sospechosos habituales tramando una de gorda. Rápidamente busqué encontrar una respuesta al qué y al cómo, y después de conocer los detalles mi reacción mental fue la de pensar: "ya iba tocando".

Nadie va a descubrir a estas alturas las grandes virtudes de combinar música y cerveza: ¿qué serían los grandes festivales sin birra? Lo que hasta ahora no tengo constancia de que hubiera ocurrido, sin embargo, es que el "maridaje" hubiera casado de manera efectiva. Si tienes un buen cartel de artistas musicales, ¿por qué renunciar a un buen cartel de artistas cerveceros?

Y es de reflexiones como ésta que nace el BirraSo (**). Que lo importante sean los grupos que tocan no tiene que implicar forzosamente beber la cerveza por defecto: mejor poder elegir tu favorita (o favoritas) de una notable y variada selección.

Sin más, os dejo con la nota de presentación de la organización, con todos los detalles que queréis leer sobre el evento, y no mis reflexiones patilleras.

(** el nombre no viene de pronunciar "birrazo" como lo haría Bisbal para vestir de latinidad sus trabajados temas. So significa sonido en catalán. Aquí no aplica la regla de cargarse la última letra: directamente hay que cargarse la palabra).


BirraSo Festival 2013:

Os presentamos la primera edición del BirraSo.

La idea del festival es completar la oferta festivalera de la ciudad trabajando completamente al revés que el resto de festivales: sin ninguna gran marca cervecera detrás, contactando con las mejores cervezas artesanas para garantizar una oferta amplia y de calidad a precios responsables.

La cerveza artesana alcanza los festivales de música con ganas de aportar mucho: olores, sabores, texturas, colores... para cubrir todo los sentidos. Una selección amplia que cubra bien la variedad de estilos. Diversidad en los surtidores de barril para satisfacer aquellos fanáticos cerveceros y también a los curiosos por los buenos productos gastronómicos en general.

Musicalmente, por las dos noches pasarán el mejor soul, funk, rock de garaje, música jamaicana y boogaloo, en una mezcla de lo mejor de la música de baile hecha con instrumentos orgánicos. Cerveza artesana y música con alma para lo que promete ser el comienzo de una de las citas veraniegas imperdibles para los paladares más exigentes.

El espacio escogido es el Poble Espanyol, un espacio singular que aporta gran encanto y magia al evento, a la vez de tener gran capacidad y comodidades para un evento de estas características. En la voluntad de acercar los dos mundos, varios cerveceros han invitado a bandas musicales a visitar los talleres de elaboración para explicar qué es la cerveza artesanal, cuál es el proceso y hacer una cerveza edición especial para el grupo y el evento BirraSo.

Para crear una comunión mayor entre los cerveceros y la música, las primeras entradas con descuento se pondrán a la venta exclusivamente en cervecerías donde se sirve cerveza artesanal y de calidad: Ale & Hop, BeerStore, La Cervecita, Cerveteca, 2d2dspuma, Freiburg, Cerveseria Jazz, La Resistència, Rosses i Torrades y La Estraperlo Club del Ritmo.


Datos técnicos:
  • Fechas: 6 y 7 de septiembre.
  • Horario: de 18h a 2h.
  • Sitio: Poble Espanyol.
  • Entradas: 20€ abono de los dos dias. Oferta lanzamiento a los 1000 primeros antes de 30 junio a 15€.
  • Cerveceras: Anderson Valley (US), As (Barcelona), BrewDog (UK), Cervesa del Montseny (Barcelona), De Molen (Holanda), Fort (Barcelona), Guineu (Barcelona), Naparbier (Navarra) , R-115 (Bacelona), Steve's (Liverpool-Barcelona).
  • Músicos: The Excitements, Betagarri, Los Chicos, Fundación Tony Manero, Doctor Calypso, Los Fulanos, The Sweet Vandals, Tokio Sex Destruction, Zeidun.
Organiza Barcelona Beer Festival (BeerEvents) con la colaboración de BuenRitmo y HFMN.

birraso.com
facebook.com/birraso
twitter.com/birraso



Salut i BirraSo!

jueves, 6 de junio de 2013

3er #FFdA - Mis cervezas (2/2)...

(continúa del post anterior)

Entre la segunda y la tercera cerveza de mi tercer #FFdA pasó casi un día entero durante el cual, a parte de dormir, pude hacer una agradable excursión por los bosques de la preciosa comarca de la Garrotxa, al noreste de Catalunya.

25kms. andando, con cuestas, hacen que llegues a casa con muchas ganas de beber cerveza: uno tiene que reponer fuerzas, y siempre me ha interesado creerme plenamente aquello de que la cerveza es mejor que una bebida isotónica. Así que lo tenía a huevo para reanudar mi destape de cervezas "fonderas".


Cerveza #3 - Haandbryggeriet Cuveè #1

Antecedentes: No sería precisamente lo que en inglés se llama una thirst-quencher, que habría sido lo más lógico, a priori, después de un día de deporte y sol. No obstante, estaba ante el único momento del fin de semana que preveía totalmente tranquilo, y es por ello que decidí gozar en ese preciso instante de esta auténtica rareza de cerveza (de la que sólo han salido 330 botellas) con buena música y bien sentado en mi sofá.

Degustación: La cerveza en sí es una Sour Ale: un blend entre la Haandbryggeriet Kreklingol y la Akevitt Porter, madurado durante doce meses en un sólo barril de roble con 200 litros de capacidad. Sólo con esta información, mis papilas gustativas ya anticipaban algo descomunal; y no defraudó para nada: oscura, rubí; con una preciosa espuma tostadita marchita, presentaba una intensidad aromática que tumbaba, con notas ácidas de brett lambicus acompañadas de bayas, notas vinosas, cerezas, vainilla, roble, chocolate, toques de caramelo y un sinfín más de matices. En boca su equilibrio era vertiginoso: increíble que cada una de las sensaciones que despertaba la cerveza pudiera estar hasta su punto justo. De paladar suave, carbonatación ligera y cuerpo bastante generoso, al trago parecía querer permanecer en el recuerdo del retrogusto hasta el fin de los tiempos.


Impresiones: Cuando la adquirí, pensaba que merecía un día especial, y aunque le tenía muchas ganas pude tener la paciencia suficiente como para sacarla un tiempecito después. Creo que más claro no puedo decirlo: es la mejor Haandbryggeriet que he tomado hasta ahora, y este año estoy especialmente puesto con la cervecera noruega. Que lástima pensar que difícilmente pueda volver a probarla. Con 7,5%, una cerveza perfecta para mí. La guinda la puso el maridaje: las Variaciones de Goldberg, interpretadas por Glenn Gould.


Cerveza #4 - Emelisse Rauchbier

Antecedentes: Amo las cervezas ahumadas. Esa diferencia; esa originalidad que no tienen las demás; esa sorpresa que despiertan en la gente que aún no las conoce. Dicho esto, pocas veces tomo Rauchbiers, salvo la clásica Märzen de Schlenkerla, que me gusta beber con cierta regularidad. Ante esta falta de hábito, no encontraba el momento de darle una oportunidad a la rauch de los holandeses Emelisse, y con todo se quedó en el Fondo de Armario y casi me olvidé de ella... hasta que desempolvé mi bodeguita con la llegada del 3er #FFdA.

Degustación: De aspecto algo turbio, con "tropezones" de levadura, pero con una apetitosa espuma cremosa de larga duración. Nariz gentil, con notas claras y deliciosas de maltas rauch, un fondo de caramelo, lacón, maltas asadas y sutiles puntos de fruta cítrica y roja. En boca, estos últimos matices aparecen con más claridad de entrada, con un final muy ligeramente lupulado con recuerdos terrosos. Muy fácil de beber, con un fantástico paladar bien suave que invitaba a darle gasto sin pudor.



Impresiones: Al principio pareció simple y bien ejecutada; acabé apreciando notas realmente originales y complejas. A esta cerveza no parecía haberle hecho ningún daño la guarda, ni mucho menos. La verdad es que la disfruté como un niño, con el premio de los inesperados toques de fruta roja. Otra Emelisse más que me deja buen sabor de boca. Para el caso, además, esta birra me ayudó a hacer más ligero el rato que tuve que estar trabajando el domingo al mediodía. Facilona, facilona.


Cerveza #5 - De 7 Deugden Vlier + Fluiter

Antecedentes: Sin llegar a ser un vintage, el bagaje de esta cerveza en mi FdA era notable. Los más fieles seguidores de este blog recordaréis que pude comprarla en Amsterdam, concretamente en De Bierkoning. Me indicaron que De 7 Deugden estaban revolucionando el panorama holandés, con birras que se salían de los estándares. Con esta idea en la cabeza, la Vlier + Fluiter se había ido quedando pendiente y, finalmente, tuvo su oportunidad el domingo 2 de junio por la noche, ya camino de cumplir los dos años desde que la adquirí.

Degustación: Una vez probada, podría asegurar que se trata de una Dubbel belga con un toque acidillo, fruto del uso de bayas de saúco en su elaboración. Con un aspecto imperial e inmejorable, esta cerveza cobriza mantuvo en todo momento una preciosa espuma cremosa y compacte de color beige. De aroma acaramelado y asado, con toques a frutos rojos ácidos. Espectacularmente suave y agradable en boca, presentaba notas adicionales de lúpulo floral; bastante perfumada y melosa. Que complicado fue no tomármela de un par de tragos.


Impresiones: Una de las Dubbels más suaves y cremosas que he tomado en tiempo, con una carbonatación media-alta pero suave dentro de lo cánones generales. Presentó alguna leve nota oxidada: mi culpa por darle más tiempo de guarda del recomendado. Sin duda, me quedo con ganas de probar algo más de la cervecera de las 7 Virtudes. Una cerveza para momentos especiales, pero también para instantes sin más importancia. Un clásico reinventado.


La sexta cerveza, que tenía en mente tomar el domingo (la V+F era, en principio, para el sábado) es la Pretty Things Fluffy White Rabbits, una "hoppy triple" como ellos mismos la llaman. Hace un año ya aposté por los gypsies de Somerville, con una Jack d'Or que me dejó encandilado. La Fluffy no creo que tarde en caer, aunque ya no entre para esta tercera convocatoria del finde cervecero virtual más patillero.

Foto de familia

Recapitulando, este ha sido sin duda mi #FFdA más ácido hasta la fecha, algo que me doy cuenta de que podría verse superado en posteriores ediciones, dadas las características que presentan muchas de mis cervezas más añejas de mi bodeguita. Sin cervezas excesivamente mediáticas de por medio, y apostando por la originalidad, este 3er Finde Fondo de Armario ha sido francamente satisfactorio en Can Birraire.

A partir de aquí, me queda el currazo de cada convocatoria: resumir en un sólo post lo que ha dado de sí el #FFdA en casa de cada uno de los participantes. A quien no le guste leer, que no entre la semana que viene en el blog.

Salut i birra!

miércoles, 5 de junio de 2013

3er #FFdA - Mis cervezas (1/2)...

Llegó el viernes 31 de mayo de 2013, día D para dar el pistoletazo de salida a la tercera edición del Finde Fondo de Armario (FFdA); y con este día el momento en el que, cada semestre, trato de poner un poco de orden y concierto en mi bodeguita.

Como viene siendo habitual, al buscar en las profundidades de mi armario encontré más de una y de dos botellas -casi- inesperadas. Son situaciones como ésta las que me reafirman en que no fue una mala idea convocar esta celebración, que aquel 16 de mayo de 2012 empezó siendo postiza y que ya se ha afianzado, en su primer aniversario, como una convocatoria de gran aceptación entre la comunidad cervecera virtual. Fue, en este sentido, una grata sorpresa que, durante las últimas semanas, más de una persona me reclamara en directo o vía mensaje que el #FFdA "ya va tocando".

Pero entremos en materia. Finalmente, después de pensarlo intensamente, escogí 6 cervecitas para el evento; siendo una de ellas elegida para la novedosa celebración en directo, vía Hangout. No obstante, el balance final de cervezas fue de cinco, ya que por cuestiones horarias el sábado sólo pude tomarme una (¡pero que una!).

Con mi elección, quise reforzar la idea de que en el #FFdA el tamaño no importa, en referencia a una preocupación que comentó Pau en su momento, muy acertada, y que yo compartía plenamente. Así que uno de mis criterios de elección principales, a parte de los inherentes a la convocatoria, fue claramente el de apostar por la originalidad y variedad más que por los nombres y los precios; y dada mi tendencia a almacenar más de la cuenta no fue nada complicado encontrar buenas candidatas.

Sin más dilación, os presento mis cervecitas:


Cerveza #1 - Hacker Pschorr Münchener Gold

Antecedentes: La primera vino de Alemania directamente, junto con otras compañeras de las que he hablado recientemente en otro post, de la mano de mi amigo Ian, gracias a quien he podido probar la mayoría de las cervezas de esta marca del grupo Paulaner.

Si una cosa tienen en común muchas cervezas alemanas es que la fecha de consumo preferente acostumbra a no tirar largo (en algunos casos podría considerarse que roza la exageración; pero el elaborador tendrá la razón, digo yo). En este caso, los tres meses de margen que me quedaban fueron decisivos para que tomara la que, si no me equivoco, es la primera Export-Bier aparecida en un #FFdA.

Degustación: Como buena Dortmunder, la H-P Münchener Gold demostró que no entiende de la finura y la sutileza de sus primas-hermanas Helles, mostrando un cuerpo y una intensidad más que notables. Con un aspecto cristalino, intensamente dorado y con buena presencia de espuma, en nariz y en boca el carácter maltoso era predominante. Pan, cereal tostado y, muy probablemente, lúpulo Hallertau. De paladar sedoso, con recuerdos alcohólicos y perfecta para maridar con el queso de oveja de Vic que la acompañó, al arrastrar bien los sabores al trago.


Impresiones: Realmente, no había causa justa para guardarla en el FdA: cervezas así no entienden de guardas prolongadas. En este sentido, la convocatoria me fue como anillo en el dedo para dar buena cuenta de esta imponente cerveza alemana antes de que empezara a presentar síntomas de oxidación. Una cerveza que se hace respetar; deliciosa.


Cerveza #2 - Ales Agullons Extra Pura

Antecedentes: como tantas otras cervezas catalanas, aproveché la ocasión que nos brindó una de las ferias de mayor calidad de nuestro panorama para hacerme con ella. Fue en el Fes-t'hi 2012 cuando Carlos y Montse presentaron las nuevas ediciones especiales de Ales Agullons, entre las que se encontraba esta Pale Ale (concretamente la Pura Pale), con lúpulos Fuggles y Cascade, y envejecida cinco meses en barrica y otros dos de maduración en botella.

Decidí darle una oportunidad a esta maravilla hace unas semanas, después de hablar con su "padre", que me aseguró que la cervecita se encontraba en un punto dulce dentro de su evolución y que valía la pena darle matarile. Fui obediente.


Degustación: Una Pale Ale fresca y rica, dotada de una nueva dimensión gracias a la contaminación por brettanomyces. Con un aspecto delicado, de color ámbar clarito, y una espuma jabonosa de duración moderada. Muy fresca de inicio, tiene una evolución espectacular en pocos minutos, llegando en aroma y sabor a tonalidades más cálidas de malta, toques afrutados melosos y ácidos, madera y un toque notorio pero siempre suave del brett lambicus. Poca carbonatación para un paladar elegante y generoso, envolvente y seco.

Impresiones: Sin contar, como en el caso de la cerveza #1, con mucha experiencia en el fondo de mi armario (en comparación con otras respetadas inquilinas), nuevamente el #FFdA me dio la oportunidad de sacar una joya del armario en su momento óptimo. Queriendo, además, dar un toque nacional a la convocatoria, tuve ocasión de tomar este nuevo cervezón con que nos obsequia Masia Agullons, que con una finura magistral en el toque de la levadura salvaje han redefinido el concepto de Pale Ale pasada por barrica. Soberbia.


Como apunte adicional, y como bien indica el mote que le he dedicado en la foto, esta cerveza fue consumida en sociedad (parcialmente) como parte del evento "en vivo" complementario de esta tercera edición del #FFdA. Así, se convirtió en la cerveza más social hasta el momento, al haber estado compartida con tres grandes del panorama blogger como son Fran, Rodrigo y Álvaro.

La cerveza restante que quedó en la botella de 75cl. después de la sesión pude degustarla tranquilamente después de cenar: sólo, pensativo; contemplando mi hogar y sintiendo mi propia existencia después de un día que, en lo personal, marcó un punto de inflexión muy importante en mi vida. Una pequeña celebración para mis sentidos al finalizar ese gran día que significó para mí el 31 de mayo de 2013.


Y con esto, en un esfuerzo titánico de contención literaria a fin de no alargar más el post, voy a citaros para este jueves que viene para la segunda parte de mi tercer Finde Fondo de Armario.

Salut i birra!

sábado, 1 de junio de 2013

3er #FFdA - #FFdA-Live...

Esta entrada podría llegar a ser la más corta de la historia de este blog de claras tendencias promiscuo-literarias. Y es que no hay mejor manera de contar lo ocurrido ayer entre les 20:30h y las 21:30h que viendo el vídeo resultante...

(si tenéis paciencia, los problemas de audio se arreglan bastante pasado unos minutos... es lo que tienen las primeras pruebas).




Sólo decir que esta experiencia va a repetirse; espero que más pronto que tarde, dadas las muchas posibilidades que nos regala este formato de creación de contenidos.

A partir del lunes, podemos esperar resúmenes escritos del #FFdA a tutiplén, pero esta muestra en vivo sin duda no tiene desperdicio. ¡Espero que la disfrutéis!


Salut i birra!