Gastrobirraire #4 - Arroz "sobre la marcha", con Marina VinyaHop

Después de casi medio año sin entradas en esta sección, retomamos las recetas con acompañamiento cervecero con un plato de receta más o menos improvisada, y que tiene tendencia a aparecer con frecuencia en la mesa cuando llega el verano, en cualquiera de sus infinitas variedades.

Este pasado domingo nos habíamos planteado cocinar un arrocito de carne y verduras con Mrs. Birraire, y después de consultar la reserva de cervezas vi que contábamos con aprobación para ello. Pero el hecho es que justo el día anterior tuvo lugar la II Fira de Cervesa Artesana del Poblenou (en Barcelona), y fue al ver el stand de ciertos hermanos cerveceros que me di cuenta, de repente, de que iba a necesitar hacerme con una de sus cervezas para acompañar el arroz del domingo, y que aquello que había visto en la bodeguita se quedaría unos días más esperando su turno.


Arroz "sobre la marcha", con Marina VinyaHop

Sí, el arroz sobre la marcha es aquel que se prepara un poco en función de los ingredientes de los que dispones. En nuestro caso, el sábado vimos que podíamos preparar uno a base de carne y verduras, y es por eso que, aunque podría serperfectamente otra, elegimos la siguiente combinación de ingredientes:

Ingredientes para 4 personas:
  • 2 cebollas.
  • 1 manojo de espárragos verdes.
  • La mitad de un pimiento rojo.
  • 4 tomates bien maduritos.
  • 3 costillas de cerdo cortadas a trozos pequeños.
  • 400g. de arroz bomba.
  • 1000mL. de caldo de verduras -o de pollo- (mucho mejor, por supuesto, si está hecho en casa).

* Como apunte folclórico, decir que familiarmente a estos arroces, en numerosas zonas de Catalunya, también se les llama paellas, aún no teniendo más que el arroz como ingrediente en común con las paellas valencianas (ahora los puristas ya podéis atacarme... sé que estáis allí. Nótese, aún así, que me he abstenido de llamar al plato "paella").


Preparación:
  1. Poner aceite en una cazuela y freír la carne. Cuando esté doradita, la retirarla y reservarla.
  2. Cortar la cebolla, los espárragos y el pimiento a trozos pequeños. Sofreír en la cazuela, con el mismo aceite utilizado para la carne. Si hace falta, añadir un poco más de aceite.
  3. Cuando empiezan a estar doraditas las verduras, añadir los tomates rayados. Dejar cocer todo junto hasta que el tomate esté bien sofrito.
  4. Volver a poner la carne en la cazuela, y dejar cocer todo junto unos cinco minutos a fuego lento. Seguidamente, añadir el arroz y el caldo hirviendo.
  5. Dejar cocer entre 15 y 20 minutos, retirar del fuego y dejar reposar durante 5 minutos. ¡Ya está listo para comer!

Receta casera y fácil, sin demasiadas complicaciones: si las verduras son frescas y de buena procedencia, el arroz se empapa de su sabor y queda absolutamente delicioso. La carne, opcional, siempre le da un poco más de consistencia a la comida, especialmente si consiste de un solo plato.

En cuanto a cerveza, se me ocurren varios estilos que pueden encajar de manera satisfactoria con este plato. No obstante, en la Mostra de Mediona de este año probé una cerveza que, al primer trago, me pidió muy-porfavor que algún día de verano le diera la oportunidad de acompañar un buen arroz. Y así fue como el sábado pasado, aprovechando que había suficientes botellas esta vez, compré la botella de la Marina Vinya Hop, una cerveza que afortunadamente pasa a formar parte de las elaboraciones habituales de los Brewers Brothers de Blanes.

¿Y qué tiene de especial esta cerveza? Pues muchas cosas, empezando por sus ingredientes: una combinación de lúpulos centro-europeos, maltas base y mosto de uva, fermentados en parte con levadura de cava. Su aroma es de uva verde fresca y finos toques herbáceos, y en boca entra fina y afrutada, dulzona pero con un delicioso final sedoso y seco, de moderado amargor. Una muy buena muestra de lo bien que se están empezando a hacer las cosas en nuestro panorama.

A quien le guste acompañar el arroz con vino blanco es porque no ha probado esta cerveza, que además tiene una virtud añadida, y es su elegantísima presentación, que viste hasta la mesa más exigente. Contenido y continente de primer nivel: cada vez lo tienen más crudo los restaurantes para encontrar argumentos de calidad para no incorporar cervezones, como este mismo, en sus cartas. Felicidades Marinos.

Y como de costumbre, cada vez que maridamos cocina y cerveza somos un poco más felices de lo que éramos. Esto no quiere decir que no haya otras bebidas que puedan acompañar bien la comida, o incluso mejor en algunos casos; pero cuando alguien me suelta "es que a mí lo de comer con cerveza..." es imposible que no sienta lástima pensando en el mundo al que le está dando la espalda ese alguien, por culpa de los cánones establecidos (que a algunos, por cierto, tanto les interesa mantener).

Toma, por el precio de un post Gastrobirraire ya he metido caña a unos cuantos. Salut i birra!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mash

Madrid 2017 - Día 2 - Embajadores y Cortes

Madrid 2017 - Día 1 - Universidad