viernes, 29 de junio de 2012

Agenda Cervecera - Julio 2012

En menos de 48 horas ya estaremos a julio. Este 2012 está pasando tan rápido que a veces ni me doy cuenta. El hecho es que en la primera mitad del año, que estamos a punto de finiquitar, ha habido muchos eventos cerveceros, con un gran nivel en términos generales, que nos han permitido seguir descubriendo e inventando nuestro nuevo panorama cervecero. Pero, aunque tenemos un parón importante en verano, antes de empezar agosto vamos a poder seguir a lo nuestro en multitud de ferias y eventos que tendrán lugar por toda la geografía.

Empezando por el principio, el sábado 7 de julio tenemos una de las grandes ferias del año, que en 2012 celebra su quinta edición. La V Fira de la Cultura de la Cervesa Artesana i Productes de la Terra de Jafre (que muchos podrían pensar erróneamente que con este nombre tan largo puedo tener algo que ver en ello) en este pequeño pueblo del Baix Empordà (Girona) y tiene como rasgo característico que, año a año, se elige la mejor cerveza de la feria (al principio había un jurado; ahora por voto popular). El año pasado se impuso Reptilian, seguida de Ausesken y Marina. La lista de productores confirmada es la siguiente:


  • Moon, Reptilian, La Vella Caravana, Glops, Popaire, La Segarreta, Keks, Yria, Bleder, Moska de Girona, Marina, Cerberus, Birra 08, Maquis, Rústica Bufona 215, Whym y Gothia Launia.


Asimismo, ese mismo fin de semana, 7 y 8 de julio, se celebra el 1r Cap de Setmana Homebrewer en el Refugi Coll de Merolla, situado en el prepirineo catalán. Organizado por Cervesers.cat, serán dos días de actividades, charlas y catas en un entorno precioso, y por un precio más que ajustado teniendo en cuenta todo lo que incluye. Grandísima iniciativa a la que, de ser homebrewer, me apuntaba seguro.

Siguiendo el orden cronológico, el finde siguiente tiene doble parada ferial en distintos puntos del mapa: Noblejas y Reus. El pequeño pueblo de la provincia de Toledo, por su parte, albergará una feria cervecera muy prometedora, organizada por Yria y Guinea Pigs junto con el Ayuntamiento de Noblejas. Con muchas facilidades (zona de acampada, por ejemplo), actividades y actuaciones en directo, la primera feria castellana de cerveza tiene todos los números para ser un éxito: no sólo por la gente tan maja que lo organiza, sino por la ilusión que han sabido generar en los cerveceros de todo el territorio. Personalmente, me transmite muy buenas sensaciones, y veo cierta inspiración medionenca en su planteamiento. No me gustaría avanzarme, pero puedo augurar mucho éxito en esta primera edición. Y por si faltaran razones, aquí os doy 28 más:

  • Yria-Guinea Pigs!, Domus, Sagra, El Oso y el Cuervo, Cervezas Medina, La Virgen, La Cibeles, Lest, Milana, Las Llaves de San Pedro, Son, Yakka, Icue, Vacceum, Mammooth, Laugar, Alpha, Cerveja do Minho (Portugal), Jara, La Pirata, Gluc-El Pedal, Jose Seve, Far West, Sr. Bú, Caelia y Casasola. Además, habrá una carpa de cervezas internacionales y otra para las cervezas nacionales ausentes (con Saramagal, Nómada Brewing Co. y Meduiña, entre otras).

Unos cuantos quilómetros más hacia el nordeste, se celebrará la primera edición de un festival de inspiración BBFiana. El Reus Beer Festival promete emociones fuertes: por el momento, más de 50 cervezas distintas en tirador para sosegar el calor de este, de momento, muy caluroso verano. El festival empezará el 13 de julio y se alargará hasta el domingo 15, y tendrá un funcionamiento muy similar al Barcelona Beer Festival con el sistema de fichas como modo de pago. Habrá actividades, comida, merchandising oficial, etc. Una gran movida para animar la provincia de Tarragona, que contará con las siguientes marcas:

  • Les Clandestines, l'Anjub, Guineu, Steve's Beer, Ausesken, Cervesa del Montseny, Moska de Girona, Gisberga, Dougall's, Naparbier, Weihenstephaner, Sheperd Neame, Westmalle, Porterhouse, Lindemans, Chouffe, Bosteels, St. Bernardus, Aktien Kaufberen, Meantime, La Rulles y Brewdog.


Pero por si fuera poco, el día 14 también hay tinglado en otro sitio: en Sant Miquel de Balenyà (Seva, Osona) Cervesa del Montseny celebra su quinto aniversario con una fiesta por todo lo alto con actuaciones y concertos varios, otras actividades, comida popular y, por supuesto, cerveza. Los representantes cerveceros serán los amfitriones, que presentarán su nueva IPA Especial Aniversari, que vendrán muy bien flanqueados con la presencia de Humala Beer y de Evil Twin.


Y para terminar el mes con fuerza, la ciudad de Barcelona, meca del panorama cervecero peninsular, albergará una nueva feria el día 21: la Fira del Poblenou de Cervesa Artesana. Organizado desde La Cervecita nuestra de cada día, Angie y Joaquín quieren dar respuesta a lo que piden los barcelonins, que son actividades y eventos cerveceros para dar a conocer mejor todo el panorama actual de cerveza, a la vez que poder pasar grandes momentos con familia y amigos tomando ésta gran bebida que tanto nos gusta. Habrá sorpresas aquel día, y mucha cerveza para hacer frente al bochorno veraniego de Barcelona. Visto el éxito del BBF a principios de año, se espera lleno absoluto. No os lo perdáis.


Total, que quien se aburra este julio es porque quiere. ¿A cuantos de estos eventos voy a estar? A día de hoy, no lo sé ni yo. Me gustaría pensar que en muchos, pero mi agenda puede complicarme la asistencia a muchos de ellos... No hay descartados por ahora, sin embargo (exceptuando el Cap de Setmana Homebrewer)


PD: si estás organizando alguna feria o fiesta cervecera para los próximos meses y quieres aparecer en la Agenda Cervecera, puedes pasarme información en birraire@gmail.com. Por más que intente estar al loro de todo, se me pueden escapar eventos.

miércoles, 27 de junio de 2012

Sorpresa Birraire - Junio 2012...

Hoy el Blog Birraire está de estreno, con una nueva sección que tendrá una periodicidad fija mensual. La "Sorpresa Birraire" será testigo de la experiencia cervecera más sorprendente, sea por grata, ingrata o patillera, vivida durante los últimos 30 días. Mensualmente, una cerveza, un sitio, un evento o una circunstancia especial aparecerá como la destacada. Espero que esta nueva tontería, sea por grata, por ingrata o patillera, suscite el interés de alguien.

(Respecto al logo... lo siento. Sabéis de mi debilidad por diseñar logos salchicheros; no pude resistirme.


En la primera puesta en escena de esta sección, la Sorpresa Birraire (SB, en adelante) va para una cerveza concreta, muy alabada ya en su momento, que pude probar en la todopoderosa feria de Mediona.

Me hace especial ilusión empezar esta nueva serie de posts con la cerveza de una de mis cerveceras favoritas del panorama local, que desde Sant Vicenç de Calders (El Vendrell) reparte litros de alegría en todas las ferias, sin excepción. Sí, estoy hablando de Reptilian, y concretamente de la Marranada 2.0.

Como ya comenté en el post anterior, se trata de una Pale Ale (concretamente, con la receta de la Eclipsi) envejecida 3 meses en una barrica de vino blanco del Penedès. En el Vine a Fer Cervesa 2011, pude probar aquella primera cerveza añejada en barrica que presentaba Isaac Beltran: la Marranada Blend. Si bien me gustó, no conseguía el equilibrio del que hacía gala y ostentación su hermana medionenca, seguramente sobrándole tiempo en barril, que se comió parte del carácter que inicialmente tenía la mezcla entre Shakti (IPA) y Heretic (Imperial Stout).

Esta vez, la 2.0 no sólo consiguió ser una buena cerveza, sino que fue sobresaliente. Una maravilla con ese toque de varita mágica característico de Isaac. Una SB en toda regla, que fue evidente desde el primer sorbo.

Sin ganas de jorobar al personal, cabe destacar que esta cerveza de la que estoy hablando tan bien ya no se puede encontrar, al tratarse de una edición limitadísima. No obstante, parece ser que las cervezas experimentales con madera seguirán apareciendo entre la amplia gama de Reptilians que, feria a feria, hace las delicias de los asistentes.

Este bendito barril escondía la primera SB.

Como nota adicional, apuntar la tendencia al alza que se puede palpar, en el panorama autóctono, de este tipo de birras. Efectivamente, los amantes de las cervezas ácidas vemos como últimamente van desfilando algunas referencias interesantes, como la Marranada o algunas otras. A modo de ejemplo, hemos visto la reciente revisión de la mítica Malta Cuvée de Cervesa del Montseny, o las Barricas que Ales Agullons presentó en Vilanova i la Geltrú este diciembre pasado. Asimismo, Guineu presentó en Mediona sus "barricadas" de Coaner y Rocaters (que espero poder probar en breve), a la vez que prepara alguna sorpresa adicional.

Seguro que me dejo alguna, además de otras que me consta que se cuecen mientras escribo. A mí, personalmente, me gusta que las cervezas "de batalla" sean la amplia mayoría; pero tener algunas cervezas locales de complejidad alta emociona; especialmente mirando atrás.

Pues hasta aquí la SB de este mes. Con ganas de ver qué me depara, cervecísticamente, un mes de julio que viene cargadito de festivales cerveceros interesantes (Noblejas, Reus, Jafre, Poblenou...) y de actividades varias que seguro esconderán alguna sorpresa digna (o indigna) a comentar en este nuevo apartado. Salut!

lunes, 25 de junio de 2012

Fira de la Cervesa Artesana a Castellbisbal...

El sábado de la semana anterior a la pasada, el día 16 de junio, pude asistir a la primera edición de una (otra) nueva feria cervecera en tierras catalanas.

En este caso, fue la vallesana población de Castellbisbal la que hospedó la primera feria post-Mediona, que contó con la presencia de hasta 10 productores locales: Zulogaarden, Popaire, Reptilian, Cerberus, Ausesken, Bleder, l'Anjub, Moon, Art y Glops.

No tenía claro si podría pasar, pero finalmente me escapé un ratillo corto para conocer una ciudad de mi comarca natal (Vallès Occidental) que, hasta entonces, no había visitado. Ésta es, para mí, una de las mejores partes de las ferias: conocer el territorio. Ya sé que lo he dicho muchas veces, pero no por ello voy a dejar de insistir.

Cerveceramente fue una velada cortita, en la que sólo probé una cerveza que se presentaba en la feria: una nueva Summer IPA de Zulogaarden, que como podéis esperaros destacaba por su amargor, así como por refrescar fantásticamente un día muy caluroso.

Durante mi corta estancia estuve hablando entusiastamente con mi buen compañero Jordi, así como con algunos productores. Aproveché para traerme a casa algunas cervezas "de batalla" para el día a día, y además pude conseguir una botella de una de las novedades de Mediona que se me había escapado el finde anterior a éste: la Bleder Foc de Drac con maca, una edición limitada en botella que llevaba entre ceja y ceja para esta feria. Cabe destacar que la gente de Fortiverd tuvieron el detalle de regalármela, la cual cosa agradecí un montón.



Otra feria más a disfrutar que espero que cuente con más ediciones en el futuro; felicidades por la iniciativa a los organizadores.

jueves, 21 de junio de 2012

#MCV2012 - Introducción...

Lo prometido es deuda. Después de la inesperada (por mi parte) participación y el entusiasmo que despertó la primera edición del Finde Fondo de Armario (FFdA para los amigos), prometí organizar una nueva iniciativa colaborativa entre cerveceros digitales y bloggers.

De manera simplificada, en el post que concluía el 1er FFdA, apunté la idea de esta nueva actividad participativa, que después de una larga reunión con el área de márqueting del blog hemos decidido bautizar como #MCV2012, que responde a las siglas de (# para el hashtag de Twitter) Mis Cervezas Veraniegas. Para los despistados, 2012 es por el año en el que vivimos la mayoría.

Como podéis comprobar, mis dotes de diseño no han mejorado. Asimismo, con motivo de la crisis financiera en la que estamos sumergidos, he decidido reciclar recursos y utilizar la misma imagen que para el FFdA, con algunos retoques. Así, de paso, seguimos la línea patillera tan propia de esta bitácora.



PAUTAS ORIENTATIVAS:

Análogamente al FFdA, no es mi intención marcar más reglas de las necesarias: no tiene sentido limitar la creatividad o influenciar en las ideas propias de cada uno. Cada participante utiliza el medio que prefiere (Blog, Facebook, Twitter, comentarios en posts, etc.) y con el formato que le sea más cómodo o se adapte mejor a su línea editorial (si aplica). No voy a entrar a vuestras casas a deciros qué tenéis que hacer.

Dicho esto, el concepto del #MCV2012 es el siguiente: que cada uno nos recomiende sus cervezas veraniegas favoritas y que defienda el por qué son ideales para esta calurosa (al menos por aquí) época del año. Por precio, porque lleva trigo, porque utiliza lúpulo X, porque lo digo yo... Todos tendremos nuestras razones para considerar tomar una cerveza y no otra, en verano. Se trata de compartir este razonamiento interior y la experiencia de cada uno; y quién sabe, quizás así descubrimos que hay otras cervezas a tener en cuenta a parte de las que comúnmente barajamos.

Para seguir algún orden, y como ya avancé en el post anterior, las 3 categorías de cerveza que deberíamos defender como ideales para el verano son las siguientes:

  • LL: aquella cerveza autóctona (del sitio que sea autóctono cada uno) que nos hace sentir patriotas a la vez que sosiega nuestra sed más extrema cuando vamos en camiseta sin mangas luciendo la sobaca-mora que la madre naturaleza nos dio. Demos alas a nuestra industria cervecera. Responde a las siglas de "La Local".

  • DS: no es una Nintendo; significa "De Súper". Dejémonos de snobismos y confesemos sin pudor que todos tomamos, con mayor o menor frecuencia, birras compradas en el supermercado; y que algunas de ellas son ideales compañeras de días soleados con más de 30º de temperatura. La gracia está en que no es complicado hacerse con ellas.

  • ??: la birra comodín. Esta categoría sirve para todo: si estáis de guasa (o no) y queréis defender una Imperial Stout añejada en barrica como cerveza perfecta de chiringuito playero, ¡adelante! O quizás tenéis alguna joya guardada para el verano y cierto complejo exhibicionista. O alguna de las anteriores categorías merecía dos cervezas. O con dos ya está bien. La cuestión es que os animo a que rellenéis esos interrogantes (??) y le saquéis algún nombre peculiar que simplifique el por qué de la birra comodín.

Y ya está; nada más. No hace falta ser original, sino aportar los argumentos que nos hacen decantar por una cerveza concreta en verano. Si hay repetidas, indicará que estamos ante birras de refrescabilidad contrastada. En todo caso, el último apartado sí da opción a ser más originales.

Marcarlo en vuestro calendario: #MCV2012 = lunes 9 de julio de 2012. Quien quiera apuntarse, que deje un comentario por aquí o me lo notifique vía Facebook o Twitter. Adicionalmente, indicar la vía a través de la cual podremos ver vuestras preferencias y su argumentario.

Tenemos 18 días de margen para pensar, comprar (si cabe), probar, decidir y sacar argumentos para luego plasmarlos en un post; sea en blogs o redes sociales. Yo personalmente, para hacer un poco de ambiente, de aquí al día 9 de julio voy a colgar alguna entrada recordatoria con alguna chorradita adicional; por ejemplo, pistas sobre mis cervezas elegidas. Eso sí, lo de pixelar imágenes ya no lo considero esta vez, porque en el FFdA me salió el tiro por la culata y me las acertasteis todas.

Saludos a todos, ¡y a empezar a refrescar vuestras gargantas con vuestras birras favoritas!



LISTA DE PARTICIPANTES:

  1. Joan (vía Blog Birraire).
  2. Txema (vía Y creo que he bebido).
  3. Aniceto (vía In Birra Veritas)
  4. Mikel Rius & BBF Team (vía por determinar).
  5. Observatorio Cervecero (vía Observatorio Cervecero).
  6. Andrés y Mireia (vía Cervecearte).
  7. Jose (vía La Cerveza en Casa).
  8. Fran (vía Oh Cerveza).
  9. Alberto y Patricia (vía El gato que bebía cerveza).
  10. Teddy Bear (vía Rubias, morenas, negras, ... hablo de cerveza).
  11. Barón, Conde y Duque de la birra (vía el Jardín del Lúpulo).
  12. Lúpuloadicto (vía Lúpuloadicto).
  13. Javi Calonge (vía comentarios en en posts #MCV2012 en Blog Birraire).
  14. Josep (vía Xapes de Cervesa).
  15. Carlos Portoles (vía Cervesision).
  16. Dámaso (vía Regalos Ecológicos).
  17. Tedascuenyoyo (vía Facebook).
  18. JAB (vía La Cerveteca de JAB).
  19. David (vía Homo Lupulus).
  20. Bertus (vía Twitter).
  21. Manel (vía Xapes de Cervesa).
  22. Pivo World (vía Pivo World).



Salut!

lunes, 18 de junio de 2012

¿Falta de conocimiento o de honestidad?

Aunque, generalmente, sólo saco el látigo para complejas y placenteras sesiones erótico-sexuales, hoy toca un post de meter caña al personal. Vaya por delante que no me gusta criticar: ensañarme con alguien o con sus productos no es mi estilo, ni el de este blog. Es por eso que, en mi línea, y aunque haya quien no comparta ni entienda mi visión al respecto, no voy a señalar a nadie (que cada cual se sonroje si tiene motivos para ello).

Llevo un buen tiempo asistiendo a tantos festivales como mi tiempo y dinero me permiten. En todos ellos he podido gozar de buena cerveza, mayoritariamente local; compartir buenos momentos con productores y otros compañeros cerveceros; descubrir cada día un poco más qué es la cerveza y entender por qué me atrae tanto esta bebida. Valoro mucho y doy gracias de que a pocos quilómetros de casa tenga, cada mes del año, al menos un festival al que asistir para disfrutar con aquellas cervezas que me tienen enamorado, o descubrir otras tantas.

No obstante, no todo es idílico en las ferias cerveceras, por supuesto. Entre vaso y vaso, risa y risa, de vez en cuando se da la siguiente situación:

- Joan, té, prova això.
- Què és?
- XXX, de YYY.
- Ufff...

Esta ficción quiere describir una escena que, por desgracia, se repite más de la cuenta. Estás en una feria y algún conocido del mundillo se te acerca con un vaso, y te pide que pruebes lo que contiene, muchas veces con una coletilla final muy indicativa: "Dale un trago largo, no te cortes". A veces, también se da el caso al revés, por supuesto, aunque cabe decir que tengo cierta suerte cuando pruebo cosas nuevas y no suelo dar a menudo con cervezas "Ufff...".

¿A qué quiero llegar con este guión patillero de serial de mediodía? Pues quiero denunciar dos actitudes de nuestros elaboradores, que son las únicas que pueden explicar este fenómeno-Ufff... que, desgraciadamente, no es aislado. Dos actitudes entre las que me es imposible decidir cual es peor o más reprochable: ¿la ignorancia o la codicia? En ferias, o volviendo de ellas en casa con mi botín, pruebo una cerveza manifiestamente contaminada (sí, Ufff... se refería justo a eso): ¿tiene el productor una falta de conocimiento tan preocupante como para no haberse enterado? ¿O es la avidez, en este caso, lo que ha propiciado que el contenido de mi vaso sea imbebible?

Sinceramente, no se qué me desagrada más. A priori, uno puede pensar que el ignorante lo hace sin mala intención... ¿pero queremos productores que echen atrás las tímidas incursiones de "no iniciados" en el panorama cervecero actual por culpa de su falta de preparación? ¿Es aceptable que haya gente que se dedique a cosas de las que no tiene la más menor idea? Antes de responder, pensar a nivel país a qué nos ha llevado este caso, con personas que, sin conocimiento ni formación, por ejemplo, han ocupado silla en muchos consejos de grandes empresas y entidades diversas. Hablamos de cosas muy distantes entre sí, pero para mí no deja de ser un micro-reflejo de lo que pasa a menudo en los altos estamentos de las sociedad.

Por su parte, tenemos a productores que lo venden todo, aún a sabiendas de que están vendiendo gato por liebre en un porcentaje más o menos elevado. Puedo entender que alguna botella suelta de un lote, por la razón que sea, no esté en buenas condiciones; pero no puedo entender que te sirvan directamente de un barril con cerveza en mal estado. ¿A caso no han probado la cerveza que sale de allí, antes de tirármela?

Entiendo que muchos productores tienen problemas para llegar a final de mes; que han tenido que hacer una inversión importante para empezar este negocio que, a priori, vamos a presumir que les ilusiona. Pero a mí también me cuesta llegar a final de mes, y no me gusta malgastar mi dinero en productos que no están en condiciones de ser vendidos honestamente. ¿Somos tontos los consumidores? Quizás sea lo que piensen; pero creo que a medio plazo la estrategia de vender cerveza no es precisamente sensata.

Actualmente salen cerveceras como setas: algunas con una base de conocimiento y experiencia más o menos contrastado; otras no. El producto final habla bastante de estos aspectos. Por mucho cariño que se invierta en la producción, a día de hoy, el equilibrio, bebibilidad y acabado de muchas cervezas "artesanas", "de gran calidad" o "con-ingredientes-que-te-cagas" son inferiores a las cervezas "demónico-industriales" que encontramos en el supermercado. El lúpulo será más fresco y notorio, pero estará mal integrado; la malta no presentará notas de cereales adjuntos como maiz o arroz, pero no estará compensada. Orgías de levadura pasarán por nuestra nariz y por nuestras copas; hay casos en que el filtrado no es tan mala idea, y no hace que una cerveza sea menos artesana, de menos calidad o peor. Y podría seguir así unos cuantos párrafos, y sin entrar a hablar de contaminaciones, sean por ignorancia o codicia.

Creo que muchos han querido crecer antes de tiempo: unos evolucionan a mejor con el tiempo; otros, mientrastanto, siguen engañados o engañando. En un escenario así, es de admirar la paciencia y honestidad que exhiben ciertas personas del mundillo, que llevan años en el panorama homebrewer, seguramente con muchas ganas de dar un paso adelante, pero esperando el momento en que puedan hacerlo con garantías de éxito empresarial: siendo sostenibles económicamente y presentando un producto atractivo y bien hecho a sus clientes.

Dicho esto, y enlazando con discusiones anteriores (en este blog y en otros), creo que la falta de conocimiento o de honestidad de algunos productores educa, y que no es taaan preocupante como lo pintan algunos el hecho de avisar a todos los cerveceros o lectores de blogs sobre la posible mala inversión de alrededor de 2-3€ de su bolsillo. A mí que no me ha venido nada dado, en la vida he aprendido a base de hostias. En la cerveza, las malas experiencias también enseñan.

Como ya dije en su momento, por el hecho de contar mis probablemente-irrelevantes historias cerveceras, no me siento ni prensa amateur, ni periodista; no creo que tenga ningún tipo de compromiso o deber moral con los lectores del blog para avisar de cervezas que a mí me parezcan malas. Mi compromiso es no mentir, y si algo no me gusta no lo voy a ensalzar; podéis estar seguros de ello.

Eso sí, recomiendo de manera entusiasta aplicar el sentido común y considerar dos veces el quedarse cajas enteras de cervezas que aún no han sido evaluadas por uno mismo. Que cada cual decida lo que le gusta y lo que no. Hay cosas que actualmente, por mucho que me asombre, se venden muy bien y gozan de cierta popularidad en el panorama local. ¿Quién soy yo, que carezco de formación alguna al respecto, para decir "tonto el que lo compre"? Pues eso, nadie.

jueves, 14 de junio de 2012

VII Mostra de Cervesa Artesana de Mediona - Opinión

(o ¿por qué Mediona es especial?)

Párking al llegar...
Vista ya la retransmisión diferida de mis historias medionenques más personales en el pasado post, en éste me centraré en comentar todos aquellos aspectos de la feria que me parecieron interesantes, o al menos remarcables. Para ello, voy a organizar mis impresiones más o menos en el orden temporal en que pasaron por mi cabeza, y con el típico apartado final de resumen que incluyo en este tipo de posts: el Me gustó / Se puede mejorar.

Espero poder transmitir, especialmente a los que no pudieron asistir, qué es lo que hace de esta feria la más grande de todas. Aunque os aseguro que hasta que no lo vives en primera persona cuesta entenderlo plenamente.

Al llegar al pueblo de Sant Joan de Mediona todo estaba fantásticamente indicado para no perderse y dejar el coche en los párkings habilitados para firaires y visitantes. Fui directo al que me tocaba y, una vez llegado allí, me di cuenta de que había madrugado más que la media de los asistentes (ver foto).

La feria empezaba, oficialmente, a las 11h; no obstante, yo llegué con mucha antelación. Tenía ganas de aclimatarme, saludar a asistentes y productores, situar los stands y las cervezas que llevaba en mente y, porque no, disfrutar del ambiente tranquilo y ver su evolución durante el día.

Aún llegando antes de tiempo, pude comprar mi vaso y empezar a consumir. Me gustó esta flexibilidad: si ya había cerveza disponible, ¿por qué no atacar? Así, con mi primera birra en mano, pude terminar mis apreciaciones iniciales.

La Torre...
Una de las cosas que me intrigaba desde el inicio era la Torre de Vigilància que, paso a paso, iba tomando altura en el stand de Nómada Brewing Co. Finalmente vi que el piso de arriba servía como almacén, y que la construcción estaría decorada con imágenes de las cervezas nómadas. Yo a las ferias y festivales voy por la cerveza; y si ésta no responde a lo que esperaba, me voy decepcionado aunque me la sirva la azafata que aguanta el paraguas a Valentino Rossi en los Grandes Premios de motos. Dicho esto, un poco de espectáculo siempre va bien y la Torre, por vistosa y extravagante, sumaba en este sentido.

Y si hablamos de espectáculo, no sería justo no volver a hablar de los Laugar, que uno podría llegar a sospechar que eran figurantes de la feria para crear buen rollo y echar unas risas con los demás visitantes. Efectivamente, si una cosa es marca de la casa en la Mostra de Mediona es la buena sintonía imperante.

El ambiente es sano y muy diverso, y a medida que avanza el día te das cuenta de que has visto gente de todos los estilos y procedencias, y de todas las franjas de edad: chavales y gente mayor, jóvenes y jóvenes vintage. Nadie sobra; todo individuo es un elemento más de esta masa humana relajada y sonriente que pasea entre carpas, media pinta en mano. Una vez al año, Mediona se viste de centro social cervecero dónde encontrar a productores y profesionales de la cerveza, además de conocidos del mundillo; y los desconocidos dejan de serlo en un abrir y cerrar de ojos. Gran lubricante social la cerveza es.

Por su parte, los productores estuvieron a la altura del evento, presentando muchas e interesantes novedades para hacer las delicias de los asistentes. Pero si con una cosa me quedo es con su actitud: el entusiasmo demostrado durante toda la Mostra, en que no era nada extraño ver a elaboradores visitando stands vecinos (o no tan vecinos) para probar también las novedades cerveceras. De acuerdo, nunca está de más ver qué están haciendo los de al lado, pero o son grandes actores o lo hacían con la misma ilusión que los que asistíamos a Mediona sin otra tarea que la de degustar cerveza.

El sol pareció que se relajaba y decidía apuntarse a la fiesta no apretando más que en momentos puntuales del día, algo que se agradeció muchísimo. Hasta en la climatología estaba todo controlado. Por si las moscas, como ya es costumbre, había una gran carpa central con muchas mesas y sillas para tomar tranquilamente la cerveza y comer. No había sitio para tanta gente, por supuesto; pero con un poco de paciencia uno podía sentarse sin tener que esperar demasiado.

La boca agua...
¿Y la cerveza? Pues tal como ya sabíamos antes de que llegara el día, y tal como apunto un poco más arriba, la variedad y las novedades que se presentaban eran totalmente desbordantes por dinero, tiempo y salud. Se agradecieron mucho los precios: desde el vaso, que costaba 1,5€ siendo personalizado, al precio de la cerveza de barril, que estaba entre 1,5€ y 2€ dependiendo de cada productor. Esto es algo que entiendo que tiene que ver con el hecho de que los productores no pagan por estar en la feria, facilitando que algunos stands presenten precios francamente buenos.


Las facilidades y servicios adicionales de la feria fueron inmejorables en mi opinión. Durante todo el día había una gran variedad de comida riquísima a disposición del público a precios también muy ajustados. Asimismo, tuvimos música casi todo el día, con dos conciertos; uno de los cuales, el de jazz, os aseguro que fue cojonudo, con un grupo de larga trayectoria y popularidad como La Vella Dixieland.

Los servicios eran los propios del campo de fútbol, que siempre dan mejor resultado si son fijos que no cabinas móviles. Tal como ya comenté en el post informativo, había la posibilidad de acampar sin coste alguno por la noche en estas instalaciones, que sumado al servicio de taxis (del que por cierto me han hablado muy bien) a precios de risa facilitaban aquello del dedo de espuma y los dos dedos de frente.

"La Vella" en acción...
Más allá del Encuentro Coleccionista, no hubo actividades durante el festival. Maridajes, charlas, cursos: es fantástico contar con ello como complemento a las ferias. No obstante, no estoy seguro de que en Mediona hiciera uso de ello. Para mí, la feria es la actividad principal.

En resumen, sólo me queda felicitar a Carlos y a Montse, así como a los demás responsables de la organización, por el inmejorable trabajo llevado a cabo. Su hospitalidad, la experiencia de seis ediciones anteriores y la gran capacidad de convocatoria son clave en la creación de este gran momento que, anualmente, nos regalan a los cerveceros, y que nos permite gozar de gran cerveza y sentir aspectos diferenciales de la vida como son la felicidad, la camaradería o la libertad. Felicidades y muchas gracias de corazón.


Me gustó:


  • Ambiente diverso: jóvenes, gente mayor, familias, etc.
  • Buen rollo y sensación generalizada de gran evento.
  • La Torre de Vigilancia Nómada.
  • La ilusión y entusiasmo de los elaboradores que se disfrazaron de asistentes.
  • Variedad, variedad y variedad; y, en general, nivelazo.
  • Precios: des del vaso hasta la comida, pasando por los distintos servicios ofrecidos.
  • Facilidades (taxis, posibilidad de acampar).
  • Comida riquísima.
  • Música en todo momento y conciertos de nivel.
  • Climatología ideal.
  • Aseos.
  • Fuente con agua a presión para lavar el vaso.


Se puede mejorar:


  • Aunque desconozco las razones de que no hubiera una guía (no pude hablarlo con Carlos y Montse), en las últimas ferias "grandes" se ha considerado y la sensación es que empieza a verse como algo imprescindible. Debo reconocer que no lo consulto muy a menudo porque generalmente ya voy preparado, pero para dudas puntuales o como lectura entre birras está bien.
  • Situación de los altavoces: la música no me disgustó en ningún momento, pero un rato que estuve sentado en la carpa central tuve que acabar levantándome porque el volumen sumado al estilo de música era insufrible.
  • Un par de productores internacionales más habría sido genial tenerlos.



Y hasta aquí mis entradas de Mediona. Si no visteis la primera parte, aquí tenéis el enlace:

VII Mostra de Cervesa Artesana de Mediona - La Crónica...


Salut i per molts anys!


Ahora podéis hacer el antes y el después...

martes, 12 de junio de 2012

VII Mostra de Cervesa Artesana de Mediona - La Crónica...

(Aviso a la población, el post es largo. Mi capacidad de síntesis disminuye entrada a entrada).

El 9 de junio me levanté temprano. Tenía que preparar varias cosas; desayunar bien antes de salir de casa; asegurarme que no me dejaba las etiquetas y botellas que iba a entregar; etc. Muchas cosas para un día que prometía ser intenso en emociones y en lúpulo.

Después de una interesante "primera vuelta" de ferias y festivales cerveceros, llegaba LA feria: la VII Mostra de Cervesa Artesana de Mediona. Séptima edición de una de las piedras angulares

Al llegar, había una parada con collares, pins y otros objetos en la que había un montón de niños de entre 6 y 8 años (me imagino). Esto no tendría menor importancia de no ser por lo que me dijo uno de ellos: "Bon dia senyor [...]". Por primera vez en mi vida un niño me llamó señor. Esto da mucho que pensar. Mediona es una experiencia en todos los sentidos.

Preguntándome a mí mismo sobre la vida, fui a saludar a los primeros conocidos: Andrés Masero y Jordi Expósito, cada cual con sus quehaceres. Respectivamente, uno con la paradita de libros y Gacetilla Cervecera; y el otro con el encuentro de coleccionistas. Aún así, comimos el bocadillo de desayuno juntos; las ferias deben comenzar bien.

Junto antes de que empezara mi ronda, se cruzaron en mi camino "los hombres de verde": el quinteto de la alegría venido desde Baracaldo para liarla y repartir buen rollo durante la feria. Quien estuvo allí ya sabe que estoy hablando de los Laugar. Y mientras charlaba con ellos, me encontré a Pau y a Rosana (los lúpuloadictos), que venían acompañados de su encantadora perrita, que hizo las delicias de muchos de los asistentes durante todo el día.

Menos hablar y más atacar fue lo que pensé, y lo que estaréis pensando también. Para empezar me fui a ver a Carlos Rodríguez para felicitarle por la feria y desear que la tengamos por muchos años. Mientras hablábamos, para que no estuviera seco, me sirvió una Edgard de cask, que si bien estaba un poco removida por el traslado del barril (tal como me indicó el mismo Carlos) sería injusto no calificarla de buenísima. Muy similar a la que probé en Blanes, contaba con un cuerpo más delicado y una carbonatación muy plana. Ideal para empezar; Ales Agullons nunca falla.

Iba a limpiar mi vaso y me encontré con Jordi Poblador, que estaba de estreno con su 08003 Barceloneta. Era una de mis fijas en la lista, y no tardé en darme cuenta que fue un acierto. Sus 2,8% eran sorprendentes por la fortaleza y solidez que presentaba la cerveza, que tenía en nariz un carácter lupulado con notas de albaricoque y algo de melocotón, a parte de una incidencia leve pero clara del trigo crudo que lleva la receta. En boca muy agradable, con notas de cereal por todas partes y un perfil de lúpulo similar; con un curioso punto tostado en el trago. Tenía un punto aguado, pero agradable. Una cerveza muy fresca: tal como me indicó Jordi, ideal para tomar después de la playa.
Isaac Beltran me había tentado de buena mañana, y aunque por orden lógico no tocaba, no pude más y tuve que ir a probar la Marranada 2.0, una Sour fruto de envejecer la mítica Eclipsi de Reptilian en barrica de vino blanco del Penedès durante 3 meses. El resultado, inmejorable: mejor Sour en lo que va de año, y ya en aquel momento firme candidata a ser mi cerveza favorita del festival (algo que acabo confirmándose). Muy compleja pero magistralmente equilibrada; otra feria en que me quito el sombrero a la maestría de Isaac.

Después de lavar mi boca con algo de pan y agua, seguí mi ruta particular y fui a por los Brewers Brothers, que no tuvieron suficiente con presentar la Devil's y la Pacific recientemente que, en esta ocasión, nos traían una lager con mosto de vino blanco (de una variedad de uva local, de Blanes), madurada durante 6 meses: la Vinya Hop. En nariz presentaba un perfil muy fresco a fruta y a lúpulo, algo que se repetía en boca junto con un toquecito ácido que recordaba la sensación de masticar la piel de la uva. Con cuerpo medio y un final muy seco pero limpio, por suerte no quedó tapada por la anterior. ¡Buen trabajo Marinos!

En este punto, mi vida volvió a cruzarse con la de la "familia" lúpuloadicta. Después de intercambiar unas primeras impresiones y comentar nuestra cacería, pude probar junto a Pau la Strawberry Madness de Zulogaarden, a la que personalmente tenía muchas ganas. La nariz era exquisita: la de una Pale Ale básica con un toque importante de fresa fresca y algo dulzona. En boca entraba igualmente rica, quizás no tan equilibrada, perdiendo un poco de fuelle en el trago; pero no dejó de ser una birra experimental francamente interesante.

En este punto me encontré con Jaume de BeerCentre; una alegría verle por Mediona. Como buenos bagencs que somos, nos dirigimos al stand de Guineu y nos sirvieron una de las prioridades en versalita y rojo de mi lista: la IPA+300. Tal como soltaron por las redes sociales unos días antes, Guzmán tenía ganas de amargar la fiesta al personal, algo que consiguió con creces; si bien la cerveza empezaba con timidez (o con putería, depende de como se mire): naranja confitada, un leve toque de fresa, floral... para después encontrarse cara a cara con una lupulización desvergonzadamente amarga, sin pudor, dejando las paredes de la boca resinosas, secas; manténgase fuera del alcance de los niños. Está claro que prefiero que me amarguen un festival a que me lo agüen. IPA superlativa.

Fue en este punto que, aunque temprano dentro de mis cánones, decidí comer. Mi boca en general, y mis papilas gustativas en concreto, pedían un tiempo muerto. Era hora de visitar el stand de Montse y dejarme llevar por los encantos de la carne que se servía allí. Tenía clara mi elección: no quería pasar 2012 sin probar nuevamente el gran jamón asado marca de la casa, así que pedí un bocadillo de éstos junto con una hamburguesa de caballo con cebolla y queso. Para tan rica comida necesitaba una buena birra: con lúpulo, para arrastrar la grasa de la carne; fresca, para ayudar con el calor que empezaba a achuchar; conocida, para no tener que estar pendiente de tomar notas. Fue así como decidí atacar de nuevo la Devil's IPA de Marina, que ya probé en Blanes. Y lo rica que está.

Después de suplir a Andrés de manera intermitente en la parada de libros, pude hablar un rato con la "familia" de El Racó d'en Cesc, que por supuesto no se perdieron el espectáculo que tenía lugar en esta pequeña población del Alt Penedès. Asimismo, pude charlar también con Alex y Anna de Play&Beer.

Con la boca en mejores condiciones degustativas, fui a por una cerveza que prometía ser interesante: la Blat Raner de l'Anjub (a mi me costó pillarlo, pero hace un guiño a una conocida saga de ciencia ficción, jugando con la palabra "trigo" en catalán). Ésta Witbier nació con la intención de desafiar lo preestablecido, algo que conseguía con soltura y gusto. Con una nariz con variadas notas a cereal y algo de fruta, en boca sorprendía agradablemente en el trago dejando un retrogusto algo especiado como a jengibre y ahumado, esto último derivado de la adición de avena ahumada en la receta. Original y muy sabrosa. Un acierto.

Quedaba festival, pero no me gusta abusar de la ingesta de bebidas alcohólicas, así que decidí proseguir con alguna cerveza oscura para encarar la tarde. La primera de ellas fue la Janis Porter de Naparbier, otra buena cerveza de estos simpáticos navarros que se están ganando la gente a base de buena cerveza y buen rollo. De aspecto magnífico y nariz delicada, esta Porter resulta muy bebible, con notas tostadas propias de este estilo junto y una suave incidencia de lúpulos florales acompañadas de un cuerpo medio con tendencia a ligero. Muy equilibrada, para beberse unas cuantas y no parar.

Más tarde, el mismo Juan de Napar me ofreció unos tragos de la Pils. Y que os voy a decir: me encantó, convirtiéndose seguramente en mi favorita de sus cervezas, superando la todopoderosa ZZ+ Amber. Precio, calidad, equilibrio; estas birras lo tienen todo.

Siguiendo sendas norteñas, fui a por Javier Aldéa. Desde la torre de vigilancia (tal cual, no es figurado) que habían construido junto con Sami Claret y Ramon Sorribes en uno de los extremos de la feria, los Nómadas presentaban como tropocientas cosas. Hacía tiempo que quería hincarle el diente a una concreta, y fui a por ella: la Royal Porter a la Taza. Al probarla me di cuenta de que el nombre se lo sacaron ya vertida en un vaso y diligentemente degustada. Mejor no se puede describir. Una Porter subida de alcohol, súper gustosa, con maltas tostadas extremas, chocolate con leche, toques de café, pero también a frutos del bosque y fruta más clarita. Con un cuerpazo y una intensidad acojonantes, otra exhibición de este artista vasco-aragonés y la troupe nómada.

Tocado, pero no hundido, fui a por más. Quedaba probar una de las que más prometía en esta feria; una triple colaboración entre tres galácticos del panorama catalán: la Tres Tristes Tigres de Les Clandestines, Font del Diable y Reptilian. Con toda la mala leche, el nombre fue elegido para ver quien podía pedirla correctamente pronunciada a partir de media tarde. Para mantener la poca dignidad que me queda, pedí una "triple T"; y oiga, resultó ser fantástica. Y es que con unos padres así no se podía esperar nada más que una nariz que rozaba la perfección, un sabor intenso y equilibrado, un paladar muy agradable. Más afrutada que herbal, con el alcohol muy bien integrado, esta doble IPA me enamoró.

Volví a cruzarme con Pau, y fuimos juntos a probar una de las cerveceras que no pude conocer en el BBF por el tema de la rotación de barriles: la Gisberga, Reina de Aragón. Compartimos una de Trigo y una Porter; la primera muy refrescante, de intensidad aromática moderada y burbuja fina. Fácil de beber; ideal para el calor. La Porter con un carácter lupulado muy británico y un característico amargor maltoso; con más fuerza que la primera, me pareció mejor comparativamente. Tengo la suerte de que tendré ocasión de probar tranquilamente estas cervezas en casa gracias a que me regalaron una botella de cada una. Un detallazo; ¡muchas gracias!

Quedaba poco para que entrara en vigor la ley seca dentro de mi jurisdicción, tenía en mente un final arriesgado, y finalmente aposté por la prudencia y compartí una botella de 75cl. con mis compañeros gacetilleros Andrés, Jordi y Jorge: una Juliett Reserva de l'Anjub. Se trata de una "barleywine-stout" fruto de envejecer durante 5 meses en barrica la Juliett, que con la fermentación en madera gana 1,8% ABV sobre sus originales 6,2%. Nuevamente, una cerveza muy equilibrada; sabrosa y especial, compleja, con un perfil lupulado cítrico pero delicado, mucha malta óscura y una notoriedad importante pero bien integrada del alcohol. Fue un buen final de una birra que me espero tomar nuevamente un domingo desde mi butaca en casa.

Después de echar charlas con mucha otra gente (así que se me ocurra, el siempre-sonriente Manolo de Freiburg) y repetir con tantos otros (¿cuantas veces hablé con los Laugar?), era la hora de las compras. Tengo un buen arsenal en casa y no quería gastarme mucha pasta, así que mi botín medionenc se quedó en lo siguiente: una Summer IPA de HumalaBeer, elaborada en CCM; la Stupid Monkey y la Martorana de los romanos de Stavio (no me podía ir sin ellas); y la Ausesken Especial Mediona 2012, imprescindible para mi gusto. A esto cabe sumarle las dos Gisbergas.

Foto desenfocada, como mi vista durante el día.

Finalmente, a cerca de las 21h, decidí marcharme. Empezaba a haber muchísima gente, y no soy precisamente amante de las aglomeraciones. Aunque si tengo que decir la verdad, echaba en falta a mi mujer (sí, soy un romántico; pero es cierto).

Me había quedado sin probar muchas cervezas: algunas de ellas imperdonables; otras de limitadas que no habrá más ocasiones; otras de cerveceros que no veré hasta dentro de un año (o más, quien sabe). Pero tal como he dicho muchas veces anteriormente, aunque a veces no lo parezca, hay una vida más allá de la cerveza.

Mi próximo post tratará el festival desde una perspectiva menos voyeur y más de opinión. Os adelanto que mala mala no será. Salut i per molts anys!

viernes, 8 de junio de 2012

El Anti-Post, o Lisboa...

No es habitual leer posts sobre viajes cerveceramente no interesantes. Lo general es leer las mil maravillas o mil curiosidades cerveceras que hemos encontrado en tierras foráneas. Desde grandes templos cerveceros, unos conocidos y otros no, a cervezas exóticas; los posts-viaje dan envidia sana a los lectores, que algún día esperan emular o mejorar la experiencia que otro compañero ha tenido antes.

No es el caso de este post. Lo podría definir como un anti-post, porque no da envidia ni sana ni insana; y tampoco es interesante. Realmente, no sé ni porque lo estoy escribiendo. Me imagino que me gusta dejar constancia escrita de mis vivencias birraires.

El hecho es que el fin de semana pasado me escapé a Portugal, concretamente a Lisboa, para gozar de un fin de semana de tranquilidad con Mrs. Birraire en esta caótica capital europea, que destaca por la gran variedad de cerveza platos de bacalao que uno puede tomarse. El viaje no tenía objetivos cerveceros, pero alguna incursión en la cultura cervecera local, por irrelevante que sea, siempre acaba siendo un buen complemento.

Cabe aclarar que no teníamos previsto facturar maleta, así que la cerveza que me trajera de Portugal me la llevaría puesta. Todo sería consumido in situ; pero el recurso de coger algunas botellas para el hotel estaba allí... o no. Al llegar, vi que no había minibar en la habitación, así que mis posibilidades se veían limitadas a cervecerías. Pero oye, no problemo: no teníamos mucho tiempo para visitas de esta índole, pero algo caería.

En el itinerario que nos habíamos montado, aparecía el nombre de Cervejaria Trindade como sitio para comer. Fuimos allí especialmente porque teníamos grandes referencias en cuanto a la comida y el ambiente del sitio, pero habíamos podido leer en algún sitio que fabricaban su propia cerveza (algo de lo que, por alguna razón que no recuerdo, yo desconfié); así que la Trindade podía llegar a contener un bonus track de primera línea.

¿Qué tal fue? Bueno... sólo entrar me di cuenta de que cerveza propia no iban a tener, pues me encontré una barra con varios tiradores, todos ellos con variedades de Sagres. Efectivamente, la Cervejaria Trindade es la cervecería más antigua de Lisboa, y en ella se produjo cerveza desde 1836 hasta algún punto no especificado del siglo XX. La carta estaba redactada con gracia; algo así como:

"Trindade es la cervecería más antigua de la ciudad [...] Durante muchos años los lisboetas han podido gozar de nuestra cerveza, fabricada aquí en nuestras instalaciones. En la actualidad todo el mundo puede seguir disfrutando de la mejor cerveza de calidad gracias a nuestra gran selección".

Fácil de leer entre líneas, ¿no? Al menos para mí lo fue, ya que en mi trabajo las "ambigüidades bonitas" están a la orden del día. Yo no sé si estaría tan orgulloso como ellos de haber producido cerveza anteriormente y de tener, actualmente, la misma selección que el resto de bares del país; pero para gustos, EBCs.

Buena comida, local muy bonito. Cerveza igual que
los otros.

De lo que sí estaría orgulloso es de tener un restaurante que sirviera tan buen bacalao como el que pudimos comer (Bacalhau Sao Bras; os lo recomiendo juntamente con el restaurante), en mi caso acompañado de una pinta de Sagres Blonde que, con el calorazo que hacía, entró fantásticamente. La cerveza sigue siendo tal cual la recordaba; una euro lager típica con adjuntos que, sin ser nada del otro mundo, se deja beber y refresca; de aspecto correcto y paladar depurable.

Más tarde, al terminar el primer día de visitas, nos quedaba bastante tiempo libre hasta la hora de cenar. Era el momento ideal para hacer una pequeña excursión en transporte público y visitar una cervecería que me hacía ilusión. La Cervejaria Lusitana es (o era) una cadena de establecimientos que ofrecen (o ofrecían) una buena variedad de cervezas elaboradas por ellos mismos bajo el mismo nombre que los locales.

¿Habéis notado unos pretéritos entre paréntesis? Efectivamente, al llegar estaba cerrada; algo que pudo haberme costado el matrimonio ante la sed de cerveza que tenía Mrs. Birraire. Por suerte, la sangre no llegó al río, pero la desilusión fue tal, y la sed era tan acusada, que fuimos a la desesperada en busca de un colmado y nos compramos una lata de Coca-Cola. En aquellos momentos, creedme, entró tan fantásticamente como una Witbier después de una mañana en la playa (sí, TAN bien).

Fue en este punto que di, oficialmente, por cerrado el capítulo cervecero del viaje, y eso que no estábamos ni a la mitad. Desplazarme a una zona de la ciudad sin interés alguno para encontrarme un local en traspaso y no una cervecería me cabreó sobremanera. En ningún sitio pude leer que ya no existiera.

Y aunque el capítulo estuviera finiquitado, alguna que otra Sagres tomé. La última, concretamente, fue una Bohemia, que para dar ese puntillo final a las desgracias cerveceras del viaje me pareció bastante peor que la última vez que la había probado. No está mala-mala tampoco, pero en mi memoria estaba una cerveza que, cual Voll-Damm, ofrecía una alternativa interesante en bares comunes (sí, soy volldammista; y no tengo ningún problema en admitirlo).

No obstante, estoy hablando de bastantes-muchos años atrás, y puedo entender que mi percepción cervecera haya cambiado notablemente desde entonces; y que la Bohemia, así como tantas otras, no me diga lo mismo que antaño.

Turísticamente muy bien, eso sí. Una ciudad curiosa,
Lisboa.

Una muy buena experiencia el viaje desde el punto de vista turístico y de desconexión. Cerveceramente, horrible. Cierto es que se trataba de una escapada sin ninguna aspiración en este sentido: no me había preocupado de buscar grandes planes, ni mucho menos (consulté un par de referencias para poder hacer algo si nos encajaba, pero nada más). Pero vamos, alguna experiencia esperaba traérmela de vuelta.

Creo que este post llega en un buen momento: quien lo lea, pensará que es tan grande mi desgracia que merezco la gran experiencia de mañana en Mediona. Así, nadie se enfadará al ver el resumen de la feria.

Para viaje cervecero, por suerte, queda el verano...

miércoles, 6 de junio de 2012

VII Mostra de Cervesa Artesana de Mediona - Información...

Parece que fue ayer que empezaron a proliferar las ferias cerveceras, pero la más veterana de todas cumple ya siete ediciones. Estamos hablando, como no, de la Mostra de Cervesa Artesana de Mediona; el evento que puso el pequeño pueblo de Mediona en el mapa de Catalunya para la gente de fuera de su comarca, el Alt Penedès.

Carlos y Montse, de Masia Agullons, siguen al frente un año más, flanqueados nuevamente de cerveceros de toda la geografía: hasta 40 para esta edición (41 con Ales Agullons). La nota internacional de este año vendrá desde Italia, con los romanos de Stavio.

El emplazamiento será el habitual: al lado del Poliesportiu Municipal Antoni Ramallets (mítico portero del FC Barcelona, para quien no lo supiera), en el Carrer Disseminats sin número. Dentro del polideportivo propiamente se celebrará una nueva edición (la segunda) del Encuentro de Coleccionismo Cervecero, que organizamos desde la Gacetilla Cervecera dentro de los actos de la Mostra de Mediona. Los coleccionistas empezaran a las 10h, una hora antes que la feria, y terminarán a las 14h . Una buena ocasión para pasarse a intercambiar material o a admirar algunas piezas dignas de museo.

Sin dejar el apartado coleccionista, los asistentes a la feria podrán hacerse con los posavasos conmemorativos de ésta, en la que desde la Gacetilla también hemos participado. Aquí tenéis la imagen de su diseño.

Han quedado chulos, ¿no?

Durante la jornada, más allá del encuentro coleccionista, habrá música en directo pinchada por varios disc-jockeys. Asimismo, a las 20h tendremos un concierto de jazz a cargo de La Vella Dixieland; un auténtico lujo contar con La Vella para amenizar tan gran ocasión. Pedro López y los Impuntuales cerrará el apartado musical de la Mostra.

Destacar positivamente el servicio de taxis que ha preparado la organización para llevar a cerveceros de ida y vuelta desde la estación de Renfe de Vilafranca del Penedès hasta la fira, y de vuelta.  Hay precios pactados a 5€ por viaje. Los horarios serán de ida 9:45, 11:45, 13:45, 16:45 y 19:45; y de vuelta 10:45, 12:45, 15:15, 17:45 y 21:00. Asimismo, existe la posibilidad de acampar o hacer vivac en el campo de fútbol municipal de Mediona. No hay excusa para salir de Mediona con copas de más.

Habrá carne (y rica) todo el día en las barbacoas, a parte de otros tipos de comida; así como cerveza (¡sorpesa!). Os dejo, pues, con la tabla con los últimos datos que se conocen de asistencia de cerveceros para que vayáis preparando vuestros itinerarios de visita a los stands. Vaya fiestaza nos espera; ¡no os perdáis esta imprescindible cita!




A quien le apetezca, puede visitar mis posts del año pasado para empezar a salibar:




Salut i birra!


(abajo, los dos carteles oficiales)



lunes, 4 de junio de 2012

1er FFdA - Conclusiones y algo más...

Y punto y final también, no sufráis. Que esto ya se alarga, y el logo del evento está empezando a pedirme comisión por derechos de imagen.

Antes de que me líe a hablar, MUCHAS GRACIAS. En serio, no esperaba para nada la respuesta que habéis tenido todos. Sinceramente, cuando imaginé el FFdA pensé que seríamos 4 o 5, más que nada por compromiso, y que me daría cuenta de que no puedes escribir un post después de una siesta.

En ningún caso, y os lo digo de verdad, esperaba la aceptación y la ilusión demostrada por todos los participantes (activos o pasivos). Si podemos hablar de éxito, éste es de todos: la idea salió de mi cabeza, OK; pero la hemos llevado a cabo entre toda la gente que nos vamos reuniendo digitalmente por estos lares.

Así que nada, espero que esto sea la primera piedra para que la comunidad cervecera digital esté más unida y comparta más momentos y actividades, aunque sea a través de la pantalla. Eso sí, sin descartar desvirtualizaciones puntuales...

En fin, al grano.




CONCLUSIONES:


Nos tomamos unas cuantas; eso seguro. A parte, hombre, destacar la variedad que hemos sacado a relucir entre todos los participantes. Salvo alguna excepción, las botellas reservadas han cumplido las expectativas que habían derivado en su reserva en el Fondo de Armario. De hecho, sólo hace falta ver las joyas que han desfilado en esta primera edición para darse cuenta de que mucha decepción no podía haber.

Hablemos de estadísticas, que siempre es interesante. Más de la mitad de las cervezas son oscuritas, si bien un 60% no parece una victoria clara; personalmente pensaba que el reparto sería más desigual en este sentido.

La repartición por países sí nos deja un dato muy concluente: más de la mitad, un 53%, de las cervezas de este primer finde FdA son procedentes de Bélgica; paliza flamenco-valona. Está claro que el efecto Westvleteren XII jugaba a favor, pero "sólo" se tomaron 4, que contra las 24 belgas del total no es mucho. Me alegra, personalmente, este resultado (y ya sé que yo no contribuí a que fuera así).

Las nacionales no han contado con una gran representación: 3 cervezas, y dos de ellas gracias a los barrilacos que se sacó el equipo del BBF; la otra, la barrica 2011 de Lúpuloadicto. Pero miremos el lado positivo: seguro que en litros hemos ganado. La victoria es nuestra :-).

Rarezas se han visto muchas. En cuanto a estilos, destacar la Kölsch que nos presentó HdC; la Pumpkin de Alberto y Patricia; y las dos rarezas de tradición escocesa (Pine Ale y Elderberry Black Ale) de Andrés y Mireia.

El premio Fondo de Armario, sin duda, para las dos vintages de Carlos: una Westvleteren 6 y una Cuvée de l'Ermitage. Puede que en el sitio donde aguardaban su turno éstas cervezas se puedan fermentar algunas lambics.

Entrando en pequeñas especificidades, ya podemos concluir que las Wesvleteren XII se echarán de menos cuando se acabe todo el tema de los packs de Cervebel, pues como ya se ha apuntado hasta 4 personas las han sacado (aunque una de ellas no era de pack). Por su parte, De Molen se sitúa, sin lugar a dudas, entre las preferidas de todos, siendo la marca que en más casas distintas se ha dejado ver (a excepción de Westvleteren, claro). Y, por último, destacar que hemos visto la gama completa de Westvleteren (si nos ponemos estrictos, la 6, la Blonde, la 8, la 12 y la XII) y la de Gulden Draak.

Dejando a parte los números, uno de los aspectos más destacados por todos ha sido la oportunidad de conocer muchos otros blogs cerveceros gracias a este 1er FFdA. Me alegro mucho de que no sólo nos hayamos tomado unas buenas birras, sino que además haya servido para situar mejor a otros compañeros que, como todos, pierde el tiempo dándole a la tecla para contar sus aventuras y desventuras birraires.

Los comentarios también apuntan a que se espera una nueva edición del FFdA; algunos la quieren pronto, otros no se mojan. Quizás sea el momento de fijar, entre todos, qué periodicidad nos gustaría para este evento concreto; especialmente porque algunos ¡ya han empezado a guardar birras para la siguiente!

Así pues, ¿para cuando la próxima? Hay quien apuntaba dos meses, otros menos, otros más. Yo en principio había pensado anualmente (!), pero vistas las ganas quizás podríamos fijarlo cada medio año, o de manera trimestral. ¿A vosotros qué os parece? Agradeceré comentarios y así nos ponemos todos de acuerdo.


Y ALGO MÁS:

Pero para que no nos quedemos parados ahora que todos tenemos ganas de más, lanzo una nueva propuestilla para que estemos entretenidos. No os preocupéis los más formales: tendrá post de presentación, algún nombre más o menos pegadizo y, como no, un logo chungo que, al menos en mis posts, os lo vais a chupar unas cuantas veces.

Eso, claro está, siempre que os parezca bien esta nueva iniciativa; que cambia el formato y contenido del FFdA pero que está pensada también para la colaboración interbloguera.

Se trataría, pues, de elegir tres cervezas cada uno (las que sea; no importa si son repetidas entre nosotros ni nada) y defender su refrescabilidad e idoneidad para tomar en verano, ahora que ya estamos casi entrando en éste y que el sol nos está acosando desde bien temprano y hasta que anochece. Defender no es hacer una nota de cata, que también se puede hacer, sino argumentar el por qué esa cerveza se convierte en especialmente interesante cuando viene verano. He aquí algún criterio adicional en cuanto a las tres cervezas a elegir y defender:

  • La primera birra debería ser una de nacional (seas de donde seas, vengas de donde vengas). ¡Hay que aupar la industria local en tiempos revueltos! Además tenemos grandes birras para saciar la sed para los meses más calurosos del año, y es nuestro deber promocionarlas.
  • La segunda sería una cerveza de súper. Sí; una de las que tantas veces hemos tomado. O no tantas. La cuestión es compartir nuestro know-how (como me gusta este palabro) para que otros cerveceros  conozcan las referencias de no-muy-dificultosa-adquisición que vale la pena tener en cuenta.
  • La última sería una birra comodín; sin reglas, sin restricciones. Desde cosas inimaginables que puedan resultar refrescantes a cosas normales. Da igual. Y el que se quiera sacar una buena rareza, ¡que se la saque! (la rareza; lo otro no, por favor).

¿Qué os parece? ¿Otra patillada? ¿Pero de las que, como el FFdA, se puede llevar a cabo? ¿O de las que se tiene que desechar de manera pronta y diligente?


(Y CON ESTO TERMINO, LO PROMETO):

Como último apunte, creo no equivocarme al afirmar que entre todos hemos apreciado una inquietud importante para hacer cosas juntos. No me gustaría apoderarme para nada de la capacidad decisoria y organizadora de actividades de esta índole por haber sido el primero en tener una mala idea un día al despertarme de una siesta. Así que hablemos, comentemos y, si cabe, montemos alguna plataforma de diálogo más allá de los comentarios.

Quizás lo más fácil sería reproducir un poco el formato de las míticas "Rondas" y organizar diálogos, degustaciones, actividades varias o lo que sea, de manera ordenada, pasando el relevo organizativo mensualmente de blog a blog.

Espero vuestros comentarios en cuanto a todo lo comentado en el post. ¡Gracias a todos y hasta la próxima!