Sorpresa Birraire - Julio 2012...

Segunda entrega de la Sorpresa Birraire. Si en el anterior mes el galardón era para una cerveza, en esta ocasión se lo lleva un «momento». Sí, sé que soy muy sofisticado, espiritual, zen y muchas otras cosas no-forzosamente-buenas otorgando la Sorpresa de Julio a un «momento», pero el·loquehay. Si vosotros hubierais estado en mis carnes en aquel «momento» concreto, también habríais pensado en escribir sobre él, y hasta en dedicarle algún trofeo patillero.

La historia que os voy a contar os sonará, porqué otros blogs (1 y 2) ya han hablado de ello. El hecho es que, una buena y calurosa mañana del mes que acabamos de dejar atrás, me dirigí a un local específico de la ciudad de l'Hospitalet de Llobregat; la Cervecería Freiburg, por si os interesa saberlo. Acababan de abrir; eran las ocho. Entré enseguida para saludar a Manolo, y me pedí un café con leche y un bacon con queso para preparar lo que venía.

"¿Y qué es lo que venía?", os preguntaréis aquellos que no habéis consultado los dos links que he puesto más arriba. Pues un encuentro bloguero que me hacía mucha ilusión, con Txema de "Y creo que he bebido" y Jordi, mi compañero de las grandes ocasiones, de "Cerveza Artesanal en Catalunya".

A Txema aún no le conocía, pero a un ex-jugador de fútbol americano os aseguro que se le ve cuando entra por la puerta de un local (a parte, su mítica foto en la bañera de cerveza ha dado la vuelta al mundo). Nos saludamos y empezamos a charlar, y al minuto llegó también Jordi. Ellos pidieron su desayuno, y yo pude concentrarme ya sólo en la cerveza (bueno, y en las deliciosas raciones que nos iba trayendo Manolo).

Empezamos con las dos referencias de barril del día en el Freiburg: la Mikkeller Funky E* y la Klap Van De Molen: una de ácida, otra de especiada. Sí, el desayuno de los campeones.

A continuación, compartimos una Port Brewing Mongo: una delicia... como todas las Port, vamos; y terminamos con una Iniquity Black Ale de Southern Tier, que le hacia gracia a Jordi, y que fue una gran elección, efectivamente.

Fue en ese preciso instante, entre una y otra cerveza, cuando se dio el «momento»: compartiendo buenas birras, con dos grandes cerveceros, en uno de mis locales favoritos un viernes por la mañana. El bienestar que sentí y la satisfacción de sentir que, después de todo, no fue tan mala idea empezar a escribir en este blog. «Momentos» así os aseguro que lo valen.

Quizás os esperaseis algo más apasionante... pero no os he vendido un submarino descapotable: para mí fue de verdad un verdadero placer, que espero poder repetir en breve con esta buena gente (¡y otra!) que he podido conocer gracias a la cerveza y también a la vía de escape de mi incontinencia verbal, que no es otra que este espacio virtual llamado Blog Birraire.

Salut i birra!



(El festín en si también habría podido ser motivo de Sorpresa... pero me gusta ser rebuscado y complicarme la vida).

Comentarios

  1. Así de sencillos son los grandes momentos!!! Y a repetirlos!!!! Salut!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso eso! A ver si institucionalizamos una QTJB o algo así, que nos dais envidia con la QTL jaja. Salut Txema!

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. No tengo la costumbre de hacer comentararios en los cuadernos de bitacoras (ni en los de cerveza). Mis excusas: NO tengo tiempo, no soy capaz de sintetizar TODO lo que me gustaria decir en una conversación(tampoco sms ni wasapas, sigo fiel al Tête-à-tête), y todavia lo que publico me sonrroja.... estas son las mias todos tenemos alguna.
    Pero, y la vida se llena de peros, me he sentido identificado con esa evasión momentanea de felicidad.
    Crec que fem Birra per aconseguir que la vida, tan la nostree com amb els qui compartim el viatje ha de ser un Itaca cap a la felicitat.
    ENs veiem al proper revolt del cami.
    Fes bondat.
    Salut&Birra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jordi, encantat de veure't per aquí!

      Yo creo que muchos cerveceros podrán sentirse identificados con un momento así. Y gracias a cerveceros como tú, que nos acercáis este genial lubricante social, tenemos más momentos de felicidad al año. ¡Si no es tan complicado tener buenos momentos! :-)

      Salut i fins el proper revolt!

      Eliminar
  4. Ya lo he dicho en numerosas ocasiones y no me cansaré nunca de hacerlo. Lo más grande que me ha dado escribir un blog con diferencia es poder conocer a tanta y tanta gente, entre los cuales hay algunos que merecen especialmente la pena, como el trío que os juntasteis en "Ca Manolo"! Grandes!!!

    Salut company!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El trío, con una presencia sonriente desde detrás de la barra :-). Totalmente de acuerdo con lo que dices. A ver cuando nos juntamos otro "momento" y tomamos unas. Salut Pau!

      Eliminar
  5. Una pena que esteis tan lejos. Cuando querais pasar por Valladolid o Madrid, organizamos tantas quedadas como hagan falta hasta tener una gran colección de "momentos". Salud y buena cerveza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta lo de colección de momentos :-). De hecho hay una idea medio avanzada en progreso. Te he incluído en el evento vía FB. A ver si tomamos unas cuantas juntos! Salud Barón!

      Eliminar
  6. Sin duda lo mejor de la cerveza es poder compartirla con amigos. ¡Espectacular desayuno para un viernes! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si uno no se cuida de uno mismo y de sus compañeros, ¿quién lo va a hacer? :-) Saludos Javi!

      Eliminar
  7. (TEDASCUENYOYO) JAJAJAJA, MIS FELICITACIONES, QUEDAR CON TXEMA SIEMPRE SUELE ACABAR ASÍ, EN UNA JORNADA INOLVIDABLE, HAY QUE CANONIZARLE, JIJIJI. SALUDOS

    ResponderEliminar
  8. Cualquier momento con Txema y Jordi significa pasar un buen rato. Enhorabuena por ese momento.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario