lunes, 28 de mayo de 2012

1er FFdA - Mis cervezas...

Con mucha ilusión por la buena acogida por parte de bloggers y demás cerveceros digitales, este viernes di el pistoletazo de salida al primer Finde Fondo de Armario (FFdA), una iniciativa que, como ya se ha contado anteriormente, busca hacer un favor a todos los cerveceros creando una ficción de celebración para sacar buenas botellas que vamos acumulando en el FdA. Se trata, al fin y al cabo, de tener una excusa para celebrar algo y degustar cervezas de las que no queremos consumir en el día a día por tratarse, a nuestro juicio, de cervezas especiales.

En el anterior post os presenté mis cervezas elegidas, además de dejaros con la incógnita de una "Tapada" de etiqueta minimalista, un poco estilo De Molen. Finalmente, mi FFdA particular se vio truncado por culpa de un proceso vírico que me dejó KO, y sólo 2 de las 4 botellas previstas pudieron ser degustadas por mi parte.
Sí, es el de "Érase
una vez...".

En este punto, y antes de pasar al análisis de mis cervezas FFdA, debo anunciar de que hubo respuestas semi-correctas y una de correctísima a la incógnita de la cerveza "Tapada". No quería desvelarlo hasta este post, cuando pensaba que ya la habría probado, pero la cuestión es que la tapada es una De Molen, pero no una cualquiera: la BDN 1897 de 4 Pedres. Así que Javi Calonge acertó y, como de costumbre, como no tengo nada más, te doy el reconocimiento. Siendo algo más difícil esta vez, cabe decir que con la botella delante creo que se puede llegar a intuir.

Y sin más dilación, os dejo con mis dos cervecitas.



1er FFdA - Cerveza #1:


La primera de mis cervezas en este Finde Fondo de Armario fue una americana a la que tenía muchas ganas. ¿Y si le tenía tantas ganas, que coj**es hacía en el FdA? Pues bien, la verdad es que las botellas que son carillas tengo cierta tendencia a reservarlas para momentos especiales, y de momento (y me imagino que así seguirá siendo) las cervezas de Pretty Things no nos llegan económicas (eso sí, muy ricas). Su formato de 66cl. también ayuda, así como su trabajado diseño que te hace augurar algo sublime.

La Jack d'Or es una cerveza estilo Saison, estilo interpretado libremente, como de costumbre, por Dann y Martha (de Pretty Things Beer and Ale Project). Con 6,5% ABV, presenta un perfil de cereales utilizados muy interesante, con maltas Pils y Vienna, así como Avena malteada, Trigo y Centeno. En cuanto a lúpulo encontramos Styrian Golding, Columbus y Nugget.

Abrí la botella y vertí la mitad de la cerveza en mi vaso de tulipa (el de Duvel). Esa primera "mitad" se presentaba clara y brillante, de color ámbar claro, con una buena espuma blanca y cremosa de durabilidad media, y con abundantes burbujas muy finas. En la segunda tirada, la turbidez dominaba la copa. 

El aroma se presentaba complejo y muy agradable, con un perfil bastante afrutado con notas de naranja, naranja confitada, albaricoques secos, además de lúpulos frescos ligeramente herbáceos y florales, y toques de paja y establo. El alcohol se deja notar de manera clara sin ser molesto, y especialmente en la segunda tirada aparecen aromas a especias como clavo o coriandro entre otras. Cuando está reposada, aparecen suaves notas a pomelo.

En boca destacan de entrada los lúpulos, con un perfil más fresco y americanizado del que presentan las Saison clásicas, así como suaves matices cítricos. Después evoluciona hacia tonos más intensos, con fruta confitada, maltas melosas, un toque de alcohol y especias. Los 57 IBUs no tienen una incidencia decisiva sobre el amargor moderado de esta cerveza. También es moderadamente dulce y deja ciertos toques ácidos. De cuerpo medio y final seco, la Jack d'Or es para mí otra gran interpretación estadounidense de un estilo belga. Una cerveza francamente recomendable.

Elegí esta cerveza para el FFdA para contar con alguna americana y, a la vez, con algún estilo no tan habitual. Creo que mi elección fue acertada: la tomé el mediodía del sábado, que sin ser extremadamente caluroso si fue bastante soleado, y saqué partido de la vertiente más refrescante que nos ofrecen las Saison, y ésta especialmente gracias a su lupulización con Styrian Golding y el carácter resinoso de Columbus y Nugget. La cerveza cumplió, y hasta superó, mis expectativas iniciales. Una muy buena manera de iniciar mi FFdA.



1er FFdA - Cerveza #2:

El mismo día por la tarde, ataqué una birra que esperaba su turno desde mi viaje a Amsterdam. La Mommeriete Vrouwe van Gramsbergh es una cerveza estilo belga, bastante inclasificable dentro de un estilo concreto, que cuenta con 9,5% ABV en su versión más moderna (que es la que tomé yo).

Una vez vertida en la copa de tulipa, la VvG se veía moderadamente turbia, de color entre rubí y ámbar subido, con bastante espuma beige tacada por los depósitos de levadura, que retrocedió rápidamente, quedando una fina reminiscencia de ella que, no obstante, daba como para dejar un bonito rastro en las paredes del vaso. De carbonatación media con burbujas pequeñas, aparecieron, también, algunas trazas sólidas de tamaño medio.

El aroma era maltoso y dulce, francamente complejo. De buenas a primeras noté un suave toque a chocolate con leche, junto con café y regaliz, acompañado en mayor medida de fruta confitada (especialmente cerezas), especias y notas de levadura. El lúpulo era suave, pero aparecía con interesantes matices florales.

En boca similar, dándole el alcohol una intensidad importante, acentuando la fruta confitada y destapando nuevos toques asados, a azúcar quemado, a fruta seca (pasas especialmente) y un carácter algo más especiado. Muy dulce y moderadamente amarga, presentaba un cuerpo completo y un final entre dulzón y seco.
¿Y qué hacía esta birra en el FdA? Después de haber probado la Tripel de esta misma casa, compré esta cerveza esperando algo distinto, pues mi primera Mommeriete no me había dejado indiferente. Si un adjetivo me vino a la cabeza al tomar la VvG es "curiosa", que además vino acompañado de "rica", "compleja", "sorprendente" y algunos otros.

Para acompañar esta original cerveza tenía a punto un chocolate especial (de Lindt, no es para hacer publi) que lleva sal marina. Fue un pequeño placer contrastar las sensaciones de esta cerveza con la del chocolate, dulce y salado a la vez. Ninguno de los dos elementos se tapaba entre si, acentuándose aún más los sabores cada vez al pasar del chocolate a la cerveza y viceversa. Compartían terreno, no obstante, en las suaves notas a chocolate que presenta la VvG.

Sobre expectativas, no entró dentro de lo que yo catalogaría como cervezón, pero si dentro de las "originales que vale la pena probar". Si bien no tengo queja de ella, ni mucho menos: me alegró la tarde y los sentidos un buen rato, antes de que el simpático virus de "Érase una vez el cuerpo humano" se apoderara de mí y me jodiera la cabeza, el estómago, el fin de semana, lo que quedaba de FFdA y el inicio de semana.




Resumen y conclusiones...

Veo con mucha ilusión que van apareciendo ya las entradas de los distintos participantes al 1er FFdA. En el próximo post (miércoles o jueves de esta semana) voy a hacer un resumen de todos ellos y a sacar cuatro conclusiones de la gran patillada que nos ha unido virtualmente a todos durante un mismo espacio temporal.

Salut!

24 comentarios :

  1. ¡Una pena no haber llegado a la tapada por la pochez! Yo estuve debatiéndome con un resfriado que me había dejado KO los sentidos... al final me terminé de animar y no me arrepiento, pero el domingo por la mañana pensaba que causaría baja :-).

    Las dos tienen una pinta estupenda, aunque, sin ser especialmente fan de las USAnas (ni todo lo contrario), la descripción de la Pretty Things me ha hecho salivar de lo lindo :-)'''''

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué tal Deigote! Pues sí, una pena de la que aún sigo recuperándome... Esos virus eran más simpáticos en la tele :-P.

      Yo tampoco soy un gran seguidor de las americanas; soy bastante clásico, aunque sería injusto no señalar unas cuantas como cervezones. Pero vamos, las Pretty están más que recomendadas :-). Saludos!

      Eliminar
  2. Vaya, así que acerte! Cuando vi la imagen en seguida me vino a la cabeza la BDN, así que fui a buscarla al armario donde guardo mi pequeña colección de botellas para compararla con la imagen. Estaba seguro que era ella. Además en la imagen se intuye bastante bien el 7. Al decirme que no era estaba impaciente por saber cual era, pues la etiqueta debía de parecerse mucho a la de la BDN. Y tanto que se parecía, era la misma! :)

    Esta noche, cuando llegue a casa, colgaré aquí mismo mi FFdA, y avanzo que fue algo accidentado...

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya si acertaste! Y perdona por la mentirilla, pero quería darle emoción al tema :-P. Prometo no volver a hacerlo...

      Aún así ya ves, tampoco sirvió para mucho al final por no poder probar ni la Fullers ni la BDN... Una lástima.

      Ya tengo ganas de leer tu FFdA accidentado! Si es que habrá para todos los colores :-). Salud!

      Eliminar
    2. También es mala pata que precisamente tú, que nos liaste a todos en esta iniciativa te pusieras malo. Ojo con los virus!! que Mediona está a la vuelta de la esquina...

      Que te mejores!

      Eliminar
    3. Gracias Javi! Por suerte empiezo a recuperarme ya del todo, así que Mediona no debería peligrar :-).

      Si que es mala suerte: esto es como montar una fiesta y tener que marcharme a la mitad :-P.

      Eliminar
  3. Nosotros ya hemos puesto el primero de nuestros dos post FFdA: http://eljardindellupulo.blogspot.com.es/2012/05/gulden-draak-vs-vintage-ale-2011-vs.html

    Ha sido algo cuiroso que teníamos ganas de hacer, y nos brindaste la excusa perfecta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Barón! Muy interesante, sin duda, poder probar las 3 Guldens paralelamente! Estoy contento de haber servido la excusa en bandeja a todos los que necesitabais una (yo también, por supuesto); de eso se trataba :-).

      Gracias por vuestra aportación!

      Eliminar
  4. Menudas cervezuelas!! Me da mucha curiosidad probar esa Mommeriete. A ver si vemos algunas por aquí. Envidia sana la combinación con ese chocolate, qué pinta!

    En cuanto a la yanki, a mi también me gustó mucho cuando la probé. De la misma cervecera me gustó bastante la St. Botolphs, una brown bien rica!

    Salut mestre y a mejorarse!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué tal Pau! Pues las Mommeriete por aquí de momento nada... A mí me las recomendó Gabriel; quizás un día nos dé una sorpresa :-).

      De Prettu Things tengo ganas de comprar más. Me gusta encontrar yankees que te clavan estilos que son tan inconfundiblemente belgas. Lost Abbey serían otros de mis favoritos en este sentido.

      Gracias Pau y una abraçada!

      Eliminar
  5. Para mí el FFdA comenzó de forma accidentada. Os cuento… Sábado por la tarde, mi disponía a tomar mi primera cerveza del FFdA, una Rochefort Trappistes 8, la saqué de la nevera y la puse en el mármol de la cocina. Cogí una copa para servirla y al ir a cogerla le di un golpe, la volqué ¡y se rompió! Toda la cerveza cayendo cual cascada del mármol al suelo. Una cerveza que había guardado durante tanto tiempo, y que aun no he probado. Una buena cerveza toda derramada por el suelo. Me quedé congelado. No me lo podía creer.

    Aquí os dejo una foto del desastre: http://img221.imageshack.us/img221/9568/dsc0324wj.jpg

    Recogí todo el estropicio y decidí abrir la segunda cerveza que había elegido, ya tendría tiempo más tarde para decidir cual sería la sustituta de la Rochefort.

    Abrí, esta vez sin incidentes, una Bitter XX, de la cervecera De Ranke. La compré en mi última visita a la tienda 4 Pedres, David me la recomendó así que tenía muchas ganas de probarla.

    La primera sensación en nariz fue a fruta tropical, un toque de mango, y a piña madura. También un sutil toque a caramelo, y notas florales y a cítricos. También podemos notar en nariz el alcohol.
    Una cerveza de color dorado, con algo de turbidez, con poca espuma pero compacta de color blanco.
    En boca entra dulce, con cuerpo, yo diría que esponjosa, con una carbonatación media-alta, dejando un regusto amargo a flores y cítricos, y con un final seco.
    Una cerveza que me ha gustado mucho, quizás perfecta para el aperitivo.

    Aun habiendo disfrutado de la Bitter XX seguía con el disgusto en el cuerpo por el incidente con la Rochefort, así que esa misma tarde fui con unos amigos a The Drunk Monk. Después de una Dougall’s 492 y una copa de Chimay Triple de barril (¡espectacular!) me sentía mucho mejor.

    Y el domingo por la tarde ya tenía decidido cual sería la sustituta de la malograda Rochefort, una St. Bernardus Prior 8. Una cerveza que compré en uno de mis pedido online y que aun no había tenido el placer de disfrutar.

    De aroma dulce, a caramelo y fruta madura, y toques cítricos. El aroma a alcohol se hace presente.
    Tiene un color marrón caramelo, muy turbio. Crea un torrente de espuma la servirla, de color hueso, y como era de espera con un buen encaje de Bruselas.
    El sabor es muy compensado, entre el dulce de la fruta madura y el amargo. Una cerveza muy fina, y donde apenas se nota la carbonatación. Deja un regusto amargo del lúpulo que acompaña al alcohol.

    Sin duda una cerveza muy interesante.

    Una gran experiencia la de tomar buenas cervezas y escribir sobre ellas para poder compartir tus impresiones con más gente; que a su vez compartirá su experiencia contigo.
    Sin duda una gran iniciativa la del FFdA que espero se repita pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javi, se me han erizado los pelos al leerte lo de la Rochefort... Buffff!! No quiero ni imaginarme que me pasara algo así... Hasta el momento lo más jodido fue (y más de una vez, aunque ya hace tiempo de la última vez) que al abrir una cerveza empezó a salir un torrente incesante de cerveza por el cuello hasta derramarse media botella. 2 veces con cervezas de navidad y otra con una Alvinne... No he podido evitar acordarme al leerte... En fin, a intentar hacerse con otra, que merecen mucho la pena y no son difíciles ni caras de conseguir.

      Saludos!

      Eliminar
    2. La verdad es que cuando se rompió me quedé, sin exagerar, como dos minutos completamente paralizado, viendo como caía la cerveza, como se derramaba por el suelo de la cocina. Que momento más duro...

      Un saludo Lúpuloadicto!

      Eliminar
    3. Que mala suerte lo de la Rochefort, Javi. A mi me ha pasado alguna vez y, si le tienes muchas ganas, como dices, se te cae el alma al suelo, jejeje. Pero bueno, al menos tienes el Drunk Monk ahí para ahogar las penas, ya me gustaría a mi! jejeje. Un saludo!

      Eliminar
    4. La verdad es que sí, nada mejor para reponerse de un susto así que pasar un ratito en el Drunk Monk, mano de santo!! :)

      Un saludo Aniceto.

      Eliminar
    5. Me uno a las muestras de duelo de Aniceto y Pau. Pero debo decirte que te veo madera de blogger: haciendo la foto para dejar constancia de tu vivencia aún pasando por un momento personal trágico... Pobre Roche 8 :-S.

      Pero vamos, luego te diste un festín para olvidar al mal trago que no está nada mal :-). Hago un +1 a tu "¡espectacular!" relativo a la Chimay Cinq Cents de barril. Es una lástima que ahora la moda apunte a infravalorar las Chimay, con lo ricas que están.

      Gracias por tu aportación Javi :-). Un saludo!

      Eliminar
    6. La verdad es que me seduce la idea de hacer un blog y comentar mis experiencias cerveceras, pero aun me queda mucho por aprender, leer y beber :)
      Además leyendo vuestros blog creo que poco, o nada, podría aportar. Quizás en un futuro.

      Y sobre la Chimay, la Triple es la que más me gusta de las tres, pero no había tenido la oportunidad de probarla en barril, desde el sábado se encuentra entre mis cervezas favoritas.

      Un saludo!

      Eliminar
  6. Puff, la Jack d´Or la probé hace tiempo y me encantó! La otra ni la conocía, pero tiene muy buena pinta, sobre todo porque me encanta todo lo de estilo belga! jejeje. Enhorabuena por el post y sobre todo por habernos metido a todos en esto, me ha gustado mucho la experiencia y espero que se repita de alguna forma. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Aniceto! Pues la verdad es que ambas son grandes cervezas. Me faltaron dos, pero al menos cayeron la mitad :-).

      Estoy contento de que te haya gustado la experiencia; gracias por tus palabras. Sobre lo de repetir, algo voy a proponer en el siguiente post... :-).

      Saludos!

      Eliminar
    2. en el siguiente post? ya? jejeje que nervios...

      Eliminar
  7. Mmm... grande, grande, grande esa Saison de Pretty Things. Uno de mis estilos favoritos de cervezas. Y esta no es la única que tienen estos chicos de Massachusetts que merece mucho la pena. La Mommeriette que comentas no la conozco pero gracias a ti, y por tu recomendación tras tu visita a Amsterdam, me traje la Scheerse Tripel, precisamente de allí. Y no me defraudó, la verdad. Habrá que probar más cosas de estos holandeses. Enhorabuena por el post y la iniciativa del FFdA. Todo un éxito como habrás visto! Salu2!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas JAB! La verdad es que ahora mismo cabe prestar mucha atención a todo lo que venga de los Países Bajos, porque esta gente se ha empeñado en hacer despertar a sus vecinos sureños de su complacencia cervecera y muchos de sus cerveceros están dando mucho que hablar. Mommeriete es un claro ejemplo de ello, apostando por el aporte de nuevas sensaciones a estilos que ya nos sabemos casi de memoria.

      Gracias por tu colaboración y tus palabras, también. Estoy contento de las ganas que he visto por parte de tantos bloggers y cerveceros digitales en participar en una iniciativa de esta índole. Habrá que pensar nuevas y más patilleras iniciativas :-).

      Saludos!

      Eliminar
  8. Como te comenté muy buenas si señor, ya he subido las mias al blog espero que te gusten

    ResponderEliminar