domingo, 26 de junio de 2011

Presentación oficial Cervesa Artesana Moon

Para quien no tenga plan este viernes 1 de julio, me han pasado información acerca de este evento. Yo no sé aún si voy a poder asistir, pero no será por falta de ganas. Primero, degustación de cervezas artesanas Moon, y final de fiesta con musiquilla (con Tota & Martin) y cerveza. Después de haber charlado con la gente de Moon en Mediona y haber probado sus cervezas, sólo me queda recomendar este evento a quien pueda acercarse a Lliçà d'Amunt este viernes que viene.

miércoles, 22 de junio de 2011

Y por último... ¡Pozuelo! (Madrid - Parte IV)


Lo sé, la foto es
malísima. Lo siento.
Mi estancia en Madrid estaba llegando a su fin, y los últimos días habían sido muy intensos en cuanto a trabajo. Me faltaba visitar algunos templos cerveceros de la capital aún, y aquel jueves todo pareció girarse en mi contra cuando vimos que no podríamos salir de la oficina hasta pasadas las 23h. Sin embargo, el cervecero que llevo dentro se resistía a no hacer una última visita que le hacía especial ilusión, y saliendo de currar pude convencer a un compañero (¡gracias Pucho!) para que me dejara en Pozuelo de Alarcón y no en Madrid ciudad.

"¿Y que se te ha perdido en Pozuelo, macho?". "Nada, que para cenar cuatro pinchos al lado del hotel, me voy a una cervecería de Pozuelo a probar sus birras; es mi última noche". "¿Y vas solo? Estás enfermo".

Después de un intercambio de impresiones similar al de arriba, me quedé solo en medio de Pozuelo de Alarcón, mirando mi teléfono para seguir bien las direcciones que me llevarían a la taberna de Calvin's Beer en Avenida Europa.

Desde mi punto de partida hasta la taberna tenía unos 15 minutos andando, que aproveché para relajar mente y cuerpo y prepararme para degustar tranquilamente las 3 variedades de cerveza artesanal que nos ofrece Igor Oyarbide, el cervecero de Calvin's. Me estaba gustando Pozuelo; al menos, la Avenida Europa tiene muy buena pinta, y mi cuarto de hora de desconexión fue especialmente placentero.

Llegué, finalmente, a mi destino: una fachada limpia y digna de un buen templo cervecero, con un toque moderno pero a la vez tradicional, invitando a la gente a entrar. Me senté en una mesa en la planta baja, donde un camarero muy atento estuvo pendiente en seguida de que no me faltara de nada (es lo que tiene llevar corbata los días laborables...). Coñas a parte, el tipo fue muy simpático y servicial todo el rato, con o sin corbata (no tardé en quitármela), aunque ante mi pedido se quedó un poco a cuadros: una Calvin's Rubia, una Calvin's Tostada y una Hamburguesa Calvin's. Ante su perplejidad, le aclaré que me trajera la rubia primero, con la hamburguesa la tostada, y que luego ya veríamos.

sacada de Google Maps... como se puede apreciar, en la foto
no son las 23h pasadas... perdí mi foto :-(
La rubia se dejó beber, era facilona; si bien me sorprendió su cuerpo y su densidad. Lúpulos florales, algún toquecito de especias y sabor a trigo. Sin ser muy intensa, sí era muy sabrosa. La tostada, que llegó juntamente con la hamburguesa, perdía cuerpo respecto a la rubia, pero ganaba en complejidad gracias a una malta mucho más notoria en nariz y boca. Acompañó perfectamente la carne, que debo decir que estaba exquisita (que bueno contar con cervecerías en las que puedes tomar buena comida para acompañar buena cerveza).

Finalmente, iba a por la Calvin's Negra. Se la pedí al camarero, y me dijo que no tenían en barril. Le pedí una botella, pues; a lo que me respondió que sólo tenían botellas de 75cl. "Que le vamos a hacer; trae una, por favor". En este punto, relajé mi ritmo de ingesta, la posición en la silla y mi frenética actividad mental del día; me desabroché un botón de la camisa también, pues si aún me quedaban 75cl por disfrutar no podía marcharme en seguida y debía tomármelo con calma. Asimismo, pedí una botellita de agua para hidratarme ante una ingesta de alcohol un tanto mayor a la esperada.

Un posavasos de la Tostada. Casi no les quedaban... luego
supe que unos colegas coleccionistas habían estado
una semana antes y habían "saqueado" la taberna :-).
La negra no defraudó, y se coronó como reina de la noche. Más compleja que sus hermanas, se trata de una Schwarzbier de nivel, con notas de regaliz y malta tostada muy interesantes. Reposada, perdió un poco de nariz, pero nada preocupante. Una vez probadas todas, tuve la ocasión de intercambiar impresiones acerca de las cervezas con el camarero, que también me confesó su predilección por la Negra.

Salí de la taberna, ya bastante tarde, con muy buen sabor de boca: un local amplio, agradable, con buen servicio; unas cervezas naturales que me hicieron disfrutar de lo lindo en mi última noche por Madrid (comunidad, se entiende); y una carta de comida muy extensa que espero poder probar en otra ocasión no muy remota. Sólo me queda recomendar, y mucho, pasarse por Pozuelo a probar las Calvin's y la comida que nos ofrecen en la taberna de Avenida Europa.

Espero poder ofrecer una segunda temporada de experiencias cerveceras por Madrid pronto. Esta primera, si no muy extensa, ha sido muy gratificante. Aquí tenéis los links a las anteriores entregas:

Madrid Parte I
Madrid Parte II
Madrid Parte III

viernes, 17 de junio de 2011

Álbum de Fotos (2/2) - VI Mostra de Cervesa Artesana de Mediona

Lo prometido es deuda. Aquí os presento la segunda entrega de mi pequeño reportaje fotográfico de la Mostra de Mediona.

Si no has visto la primera entrega: Álbum de Fotos (1/2).

Si aún no has leído la crónica detallada de mi experiencia por Mediona: La Crónica - VI Mostra de Cervesa Artesana de Mediona.


La gente de Bevirra, que repite experiencia en Mediona,
presentando una variedad importante de cervezas.

En esta imagen, como en otras del anterior post, se observa la variedad
de perfiles que se citaron en Mediona. Muy positivo ver familias enteras.

Los coleccionistas también se tomaron algún recesillo. En la imagen, el
chaleco "de ligar" de José Luis, con algunas insignias antiguas brutales.

Ester i Marc, o la alegría de descubrir nuevas cervezas con nivelazo.
Auténtica cerveza artesana Made in Valls.

Birra08, de Barcelona. Buena gente y buena cerveza;
una fórmula ganadora.

Se me parte el corazón de "pasar" de Les Clandestines en las ferías. Sus
cervezas son para mi de lo mejor que se hace sin lugar a dudas, pero todas
son "tengui", y no pocas veces.

Pepe, La Font del Diable y como disfrutar de verdad
con de una cerveza sin apenas carbonatación. 

Los de la Meseta Central (Reservona, Domus y Cibeles) repartiendo birra
y buen rollo. Curioso encontrarme en Mediona lo que tanto me ha
costado encontrar en Madrid.

Y por último, una postal del pueblo de Mediona. El año que viene, ¡más!

jueves, 16 de junio de 2011

Álbum de Fotos (1/2) - VI Mostra de Cervesa Artesana de Mediona

Bien, pues aquí va una pequeña selección de las fotos que tiré en Mediona, con comentarios a pie de cada una para "ambientar" un poquillo más. Espero que os gusten. (Siguiente post, Álbum de Fotos 2/2).

Si no leíste la crónica de la Mostra, puedes verla en el siguiente enlace: La Crónica - VI Mostra de Cervesa Artesana de Mediona.


Llegada a la Mostra. Bastante movimiento aún
siendo temprano.

La gente de Brewdog. Una pasada de majos. Un placer
intercambiar impresiones con ellos.

La muy esperada Steve's Brave New Beer Best Bitter.
Aquí ya estaban listos para empezar a repartir placer líquido.

Mientras tanto, mucho movimiento en el pavellón. Los
coleccionistas estaban a tope. 

Sami Claret, cervecero de Humala Beer, Sabadell. Una de
las cervezas que no quería perderme.

La llegada de Steve Huxley hizo que la zona de su stand
fuera la más concurrida durante gran parte del día. 

Cervezas Cotoya. Si no sabías que eran asturianos, su acento no dejaba
lugar a dudas. Un placer hablar con ellos y probar sus cervezas.

La Segarreta, ganadores (Jafre 2010) en la categoría amateur de mejor
cerveza. Al loro, están de ampliación y no tardaremos en verles más.

Silvia, Nacho y Veer, su cerveza ecológica. Derrocharon buena birra
y, como podéis apreciar, un montón de simpatía.

martes, 14 de junio de 2011

La Crónica - VI Mostra de Cervesa Artesana de Mediona


Llegó el gran día, y las expectativas depositadas en la Mostra fueron colmadas. Los 32 expositores (Ales Agullons, Almogàver, Ausesken, Bleder, Bevirra, Birra08, BrewDog, Cotoya, Domus, Dougall's, Edbeer, Ester i Marc, Font del Diable, Glops, Guineu, Holzbräu, HumalaBeer, l'Anjub, La Cibeles, Les Clandestines, Maquis, Marina, Moon, Moska, Popaire, Reptilian, Reservona, Revelation Cat, Segarreta, Steve's Beer, Veer y Zulogaarden) estuvieron a la altura del evento, y hasta el tiempo respetó una jornada memorable de nuevas sensaciones cerveceras, buen rollo y coleccionismo.


Salí temprano de casa, pues quería estar a las 10 en punto en Mediona. Pasé por casa de un buen colega (y buen cervecero) y pusimos la directa dirección al Alt Penedès. Pudimos aparcar bien, por supuesto; si bien no fuimos los primeros en llegar ni de lejos. Mientras íbamos andando, contemplando la tranquilidad de Mediona y sus alrededores, el cuerpo empezaba a pedirnos cerveza, y más viendo el montón de furgonetas que, como  migas de pan en un cuento infantil, nos indicaban el camino para llegar al lado del Poliesportiu Antoni Ramallets.

Llegados allí, la satisfacción de ver tanto movimiento de cervezas y cerveceros a las 10 de la mañana me provocó una sonrisa de placer. Hicimos un recorrido rápido por delante de todos los stands para situarnos, empezar a establecer alguna prioridad y poner la X en la lista mental al lado del nombre de cada expositor. Vimos, además, que buena comida no faltaría, con una selección de comida autóctona de primera, con carne de potro y el fantástico jamón a la cerveza de Montse, de Masía Agullons.

Luego, entré en el pabellón para ver si estaban ya algunos compañeros coleccionistas, a quienes tuve el placer de saludar ya de buena mañana y desearles un buen día de cerveza e intercambios.

Entonces, llegó el momento de empezar lo que terminaría a media tarde (forzosamente por tener que conducir de vuelta). Si bien había poca cerveza disponible por estarse enfriando aún, pensé que saludaría a Carlos Rodríguez (Agullons) y, a parte de intercambiar alguna primera impresión sobre la Mostra, pedirle a ver qué tenía para empezar. Sólo me pudo ofrecer Pura Pale de una barrica que había contenido lambic (y fresas), pues le faltaba purgar los tiradores. Fue un muy buen comienzo, pues la poca carbonatación y la suavidad propia de la Pura Pale, que quedó impregnada de unas notas frutales frescas y fantásticas, hicieron que entrara fácilmente.

Mientras disfrutaba de mi primera cerveza, iban llegando más y más personas. Pude saludar otros compañeros cerveceros que se iban citando en Mediona, entre ellos a Andrés y Jordi de la Gacetilla Cervecera, que dejaron ejemplares físicos de la quinta entrega en los distintos stands (cabe destacar que para una gran ocasión como la Mostra, se ha hecho una tirada de 500 Gacetillas). Mientras, yo ya pensaba en la segunda que me tomaría.

Si bien quizás no era la más lógica por el recorrido que tenía pensado hacer, no pude resistirme de ir a por la nueva cerveza de Steve Huxley, la Best Bitter de la Steve's Brave New Beer. Para quien no pillara el doble sentido, os dejo este enlace. Y para quien no pillara una media pinta (¡al menos!), sólo comentar que se ha perdido la mejor bitter que he probado hasta el momento. Un dato para la tranquilidad: en breve, estará disponible en tiendas :-).

A partir de aquí, probé varias cervezas nuevas para mi, a parte de ser muy amablemente invitado a alguna que otra. Me gustaría destacar, en especial, la cerveza ecológica Veer, de Segovia, que a parte de ser producida por una gente muy maja, tiene toques muy sorprendentes al usar levadura de pan. También me sorprendieron Ester i Marc, con una stout muy afrutada (la Black Valls) que estaba deliciosa. Según me comentaron ellos mismos, producen para esta feria y para las fiestas con los colegas... que suerte tienen algunos.

La de trigo de la Segarreta fue una gran compañera en los momentos más calurosos del día. HumalaBeer, de Sabadell, también me ofrecieron algún que otro momento de placer con cervezas muy bien hechas, si bien no eran gente muy habladora. Todo lo contrario que los asturianos de Cotoya, que para esta ocasión se trajeron un surtido muy original de cervezas que daban la nota distinta, especialmente con su refrescante cerveza blanca con toques de clorofila. Como en las otras ferias, Popaire repartió buena cerveza y buen rollo a todo aquel que se aproximó a su stand (justo al lado del "limpia vasos" improvisado).

A parte de lo que tomé allí, que no fue poco, me llevé algunos souvenirs para recordar la VI Mostra también desde casa. Me había traído una mochila de montaña para poder transportar bien el material hasta el coche, donde cambiaría los cartones de 6 cervezas por una caja con compartimentos para que las cervezas permanecieran verticales todo el trayecto, y con el mínimo de movimiento. Aún así, la contribución de mis compañeros coleccionistas a la causa de mi humilde colección colmó mis expectativas de espacio y tuve que hacer un par de viajes.

Como tengo varias conclusiones del día, lo haré por puntos:

- En estos momentos, tenemos gente con muchas ganas de hacer buena cerveza, y además lo consiguen.
- El cartel de la Mostra era de lujo, y la jornada fue merecedora del éxito de asistencia y calidad cervecera que realmente obtuvo. Felicidades a Carlos, a Montse y a Mediona en general.
- Brewdog estuvo en la Mostra, la cual cosa es un lujazo. Si bien no se trajeron ninguna rareza, pude charlar con ellos un buen rato y me parecieron una gente muy humilde, amantes de la cerveza y de las buenas charlas. Que sirvan de espejo.
- Felicidades también a la organización del Encuentro Coleccionista. Pude ver grandes piezas en el Poliesportiu, y los coleccionistas estuvieron contando las mil y una de sus respectivas colecciones de breweriana. Para un coleccionista humilde como soy yo, fue magnífico contar con este "extra" en la Mostra.

Y me imagino que me dejo muchos pensamientos y vivencias por reflejar, pero fue un día largo y muy intenso. Aún así, mis siguientes posts van a estar dedicados a colgar imágenes de la jornada, así que algún "bonus" caerá.

viernes, 10 de junio de 2011

Un Mare di Birra: alternativa cervecera para el 11 de junio...

Sin afán, ni mucho menos, de hacer contra-publicidad a la VI Mostra de Cervesa Artesana de Mediona, os dejo aquí información acerca de un gran evento cervecero que se da este fin de semana: Un Mare di Birra.

Se trata de un crucero de 4 días por el Mar Mediterráneo, pero no es un crucero cualquiera: ¡es un crucero de cerveza artesana! Cuenta con multitud de homebrewers y micros italianas, y un sinfín de actividades cerveceras para pasar un fin de semana largo inolvidable.

De hecho, durante mi reciente viaje a Roma, los compañeros de la tienda Domus Birrae ya me hablaron de este sueño de ir en un barco cargado de birra artesanal. Lo estuvimos comentando un rato, yo sintiendo una gran envidia sana por aquel simpático romano que, con la mirada perdida, me contaba como había convencido a su parienta para que le dejara ir.

El compañero Gabriel de Just Another Beer Blog estará allí. Podéis seguir sus aventuras en directo a través de twitter (@JustAnotherBeer). Es de imaginar, aunque aún no esté muy activo, que el hashtag "#unmaredibirra" va a echar humo estos intensos días de cerveza.

Me encantan estas iniciativas. A ver si tomamos nota de los amigos italianos y pensamos una de gorda del mismo estilo :-).

miércoles, 8 de junio de 2011

Naturbier, o un lujo en Plaza Santa Ana... (Madrid - Parte III)

Inesperadamente, aquel día salí de currar tempranísimo. Me quedaba por delante 1/3 de tarde y toda la noche. Tenía ya un compromiso con unos colegas del trabajo madrileños para cenar juntos, así que si quería seguir con mi itinerario cervecero por la capital debía decidirme rápido. Con un par de búsquedas en el teléfono (que grandes los smartphones) tracé mi ruta hasta la céntrica Plaza Santa Ana.

Salí del autobús con un punto de impaciencia: no tenía todo el tiempo del mundo, y quería saborear tranquila y pausadamente las dos cervezas de propia fabricación que ofrecen en Naturbier. Llegué a la plaza y vi que sentarme fuera, con el buen tiempo que hacía, iba a ser complicado. No me importó demasiado tampoco, dado que tenía toda la intención de visitar el local por dentro, así que ¿qué mejor que sentarme en la barra y charlar un poco con la gente de allí?

Una vez que me acomodé, pedí mi primera Naturbier, la Helles (en una jarrita de unos 30cl.). Con un muy buen aspecto y poco aroma, una vez en boca todo era sensacional. Refrescante y suave, pero con suficientes matices para ser debidamente disfrutada. Me gustó, y mucho, hasta el punto que decidí no tocar las aceitunas que me habían servido para seguir gozando del sabor de la Helles sin "elementos externos".

Observando mi entorno, vi que las damas pedían la Helles, si es que pedían cerveza, y los caballeros todos optaban, sin excepción, por la Dunkles. Pensé que, como me sobraba tiempo aún, me pediría una de medio litro, pues parecía ser la preferida de aquellos que presumí eran más cerveceros. Pues no acerté.

Si bien la Dunkles es una Vienna bien digna, no consiguió conquistar mi paladar de la manera que lo había hecho su hermana rubia. Se trata de una cerveza bastante dulce, con notas tostadas interesantes y, como la Helles, con poco amargor, quizás hasta un poco menos. Nuevamente, poca nariz y mayor intensidad en boca.

Pude charlar poco con la chica de detrás de la barra, pues en el rato que estuve sentado allí sirvió, al menos, 100 jarras de cerveza, sin fijarse demasiado en como tiraba según mi criterio, pero tampoco estropeándola. Intercambiamos alguna impresión sobre las cervezas y el local, y le pregunté sobre la posibilidad de visitar las instalaciones "por dentro", aunque su respuesta no fue la que me habría gustado: "los miércoles, a partir de las 11". Mi siguiente pregunta fue lanzada a la desesperada, como el portero que sube a rematar un córner en el minuto 90: "¿mañana o noche?", a sabiendas de que mi pregunta tenía una respuesta bastante obvia (confirmado por la sonrisa de la chica). El hecho, es que mis horarios laborales no me permitirían nunca estar disponible en dichos horarios... (suspiro...).

No me fui sin antes inspeccionar el resto de instalaciones y descubrir, por sorpresa. que disponen de mesas en las que tu mismo te puedes servir la cerveza. Es divertido con los colegas, pero espero que te enseñen ellos mismos un poco como tirar, porque sino el festival de espuma y cerveza malbaratada puede ser espantoso.

Una buena experiencia y dos buenas cervezas. Un lujo en formato líquido producido en el centro de Madrid.


(Entradas anteriores y posterior):

lunes, 6 de junio de 2011

VI Mostra de Cervesa Artesana de Mediona...


Ya ha llegado la semana que tantos cerveceros estábamos esperando. El sábado que viene, 11 de junio, tenemos la sexta edición de la Mostra de Mediona, con 32 expositores para que no falte ni entretenimiento ni, por supuesto, cerveza para todo el mundo.

También es una gran cita para los coleccionistas, pues tenemos también un Encuentro Cervecero en Mediona para poder intercambiar y charlar de nuestras grandes aficiones. Asimismo, la cristalería personalizada de la Mostra también será de interés para muchos.

¡Espero veros a todos en este gran día para los cerveceros! Si queréis saber qué expositores estarán allí, os recomiendo este enlace.

jueves, 2 de junio de 2011

11, 12 y 13... (Madrid - Parte II)

Con una dosis por igual de casualidad y suerte, tuve una nueva experiencia cervecera en Madrid. El hecho es que habíamos quedado con un compañero de trabajo para cenar en un restaurante japonés. Una vez llegados al sitio, vimos que estaba cerrado. Volvimos andando al hotel, esperando encontrar algún sitio donde nos dieran de comer, hasta que pude ver, con gran alegria, que estábamos pasando por delante de la Cervecería Seny de Calle Alcalá.

El escaparate, como se ve en la foto, deja clara la apuesta que hacen por la cerveza internacional. Si bien no disponen de rarezas, ni mucho menos, pude encontrar alguna cervecita interesante para la noche. Comimos allí unos perritos calientes acompañados de cerveza, y luego me llevé alguna para la habitación. Concretamente, me tomé una Eku 28, una Scaldis (o Bush Ambrée) y una Belzebuth (11º, 12º y 13º). Aunque esencialmente distintas, son bastante parecidas: muy fuertes y malteadas, y en general dulces. Me gustó en especial la Scaldis (que curioso que de las tres sea la belga...), con interesantes toques frutales que le daban una frescura inusual para una cerveza tan graduada.

La Cervecería Seny, por su parte, es un local de tamaño bastante reducido y con un nombre que "nos pone" a los que somos catalanes. Está bien encontrar "frankfurts" donde tomar gran variedad de cerveza (almenos habría 40 de distintas) y donde haya promociones cerveceras (por ejemplo, 3 Chimays = 1 copa de regalo). El único pero de mi experiencia estaría en el trato recibido: no me trataron mal ni mucho menos, y la comida era decente para un sitio que no es de comida, pero me molestó tener que dar 2 minutos de explicaciones sobre porqué quería quitar la chapa de las cervezas con mi abridor (demasiada insistencia en que ellos mismos me quitarían las chapas sin marca, enseñándome una chapa dañada como prueba de ello). Soy coleccionista de chapas, tengo mis manías y punto.

Y tal como dicen los anglosajones, "to be continued"...

(Entrada anterior y posteriores):


miércoles, 1 de junio de 2011

Gacetilla Cervecera Número 5

Quinta entrega de la Gacetilla Cervecera. En este número, mi últimas reflexiones sobre Gales y la cerveza. Al loro todos los que tengáis en mente pasaros por la Mostra de Cervesa Artesana de Mediona, ya que se repartirán algunos ejemplares físicos de la Gacetilla :-).




Gacetilla Cervecera Número 5