jueves, 26 de mayo de 2011

A veces lo normal puede ser extraordinario...


Acabo de ver el nuevo anuncio de Estrella Damm para este verano 2011. Muy fresco, con chicos guays y tías buenas, como de costumbre; y por supuesto una banda sonora que va a sonar en todos los baretos, discotecas y terrazas a partir de ahora (Herman Düne, con "I Wish That I Could See You Soon"). El Bulli, Ferran Adrià y la Costa Brava los otros protagonistas.

Después de verlo todo y ver el curioso final que tiene (que el título de este post anticipa de alguna manera)... ¿soy muy conspiranoico o veo algún tipo de mensaje subliminal para las artesanas? Si lo he captado correctamente, tengo que decir que no me avergüenzo de estar más o menos de acuerdo (una buena Estrella Damm o similar a veces también apetece). Pero vamos, unos huevos de corral fritos, trufados y con panceta de buena procedencia siempre serán mejores que los huevos fritos clásicos :-).

martes, 24 de mayo de 2011

I Fira de Cervesa Artesana de Molins de Rei

Después de haber hecho "campana" en Blanes, este sábado tenía parada obligatoria en Molins de Rei para asistir a la primera edición de la feria de cerveza organizada por Zulogaarden.

Tuve la suerte de aparcar al lado, y ya desde fuera intuí que me gustaría lo que me encontraría dentro. La puerta de entrada ya anticipaba qué encontraría dentro: una nave antigua pero habilitada por los jóvenes de Molins de Reis para uso polivalente. Me encantó la idea de una feria de cerveza ahí dentro, con todo el colorido propio del sitio y lleno de cerveceros y sus productos. Qué caprichos tiene el tiempo, aún así, que la feria indoors se celebra en un día de sol y calor; y las anteriores, en las que la lluvia hizo acto de presencia, eran al aire libre.

Después de saludar a algún conocido (y a nuevos conocidos), estuve básicamente con Jordi (Cerveza Artesanal de Catalunya) comentando la jugada, hablando de la Gacetilla Cervecera y el próximo número, y por supuesto tomando alguna que otra cervecita.

A parte de las botellas que me llevé (entre las que me gustaría destacar la nueva creación de Reptilian, la Shakti), probé in situ una Font del Diable Épouvantail, monovarietal en lúpulos East Kent Goldings. Una apuesta muy original, rompiendo moldes en cuanto a cervezas weizen. Luego, antes de irme, tomé una Summer Ale de los amfitriones de la feria: muy afrutada, con un buen puñado de lúpulos y con un consecuente final seco. Muy refrescante.

Mi siguiente parada festivalera ya es Mediona. Ahí no me bastará "pasarme a saludar" y tomar alguna cerveza: caravana cervecera dirección Alt Penedès y a pasar el día (y si se tercia, la noche) en este gran acontecimiento cervecero.

viernes, 20 de mayo de 2011

Una noche en El Estribo... (Madrid - Parte I)

Una de las cosas bonitas de ser birraire (cervecero) son los lugares y la gente que conoces mientras disfrutas de tu bebida favorita. En este sentido, y siguiendo con mi particular exploración del panorama cervecero madrileño, tenía una visita pendiente desde hacía tiempo por la recomendación que me había hecho un belga, que quedó entusiasmado con una cervecería de Madrid. Esta cervecería, algo apartada de la zona más céntrica de la ciudad, es El Estribo.

De tamaño más bien reducido, lo primero que vi cuando entré fue una fantástica variedad de cervezas, muchas de ellas artesanas y españolas. Después de observar detenidamente el "material" durante varios minutos para hacerme una idea del recorrido de cervezas, pedí una Tyris para empezar suave una noche que se antojaba larga viendo la selección que tenía al alcance.

Mi primer contacto con Andrés, el dueño, fue para pedir la cerveza y la copa, así como pedirle que no me quitara la chapa, que ya lo haría yo con mi cachivache. Andrés, muy comprensivo con los coleccionistas, me dijo que si quería me la quitaba él con el truco del euro encima del tapón, a lo que sastisfecho accedí. Luego pude beber tranquilamente mi cerveza de trigo mientras leía mis cosillas y comentaba alguna cosa con Andrés y con otros clientes.

El rock setentero/ochentero que sonaba de fondo, juntamente con una decoración adecuada, me dificultaron mucho fijar el límite horario y de cervezas de la noche, pues estaba disfrutando mucho de aquel buen ambiente. Finalmente, muy a mi pesar, decidí que iba a tomar cinco birras aquella noche, y que mis siguientes víctimas iban a ser una Brabante Lager, una Zeezuiper, una Domus Summa y una Paradox Isle of Arran.

Sobre la Tyris, un poco demasiado carbonatada para mi gusto, si bien una cerveza de trigo refrescante, buena para empezar. La Brabante Lager aplica todo lo del post anterior (gallo confundido y "embotellado para"); en este caso, la cerveza "original" es la Estaminet, fabricada también por Palm. La Zeezuiper muy bien, aunque poco compleja dentro de su estilo (Tripel). Mi primera cerveza toledana se salda con una impresión buena; si bien la Summa no es la mejor Scotch Ale que he probado, me parece muy positivo que se apueste por estilos menos vistos en el mundillo artesano español.

La traca final con una buena Imperial Stout de Brewdog para terminar la noche a gusto y contento, y marcharme a dormir satisfecho con mi experiencia en El Estribo.

A parte de mi cometido principal en la capital, que es currar como un loco todo el día, espero poder cumplir con mis "deberes" cerveceros y seguir con la agenda de visitas que tengo previstas para estas próximas semanas. Así, mis siguientes posts tendrán como denominador común la bonita ciudad de Madrid.


(Entregas posteriores):


lunes, 16 de mayo de 2011

Brabante, o la casualidad...

No era un miércoles cualquiera. Salí tarde del trabajo y buscaba algún sitio para ver como el Barça se proclamaba campeón de la Liga. Ya se había empezado a jugar la segunda parte, y yo seguía buscando por el centro de Madrid algún bar que no considerase más interesante cualquiera de los otros partidos que se jugaban.

Fruto del azar, o de alguna extraña conexión cervecero-telepática, mis ojos se fijaron en un local bastante fashion, con una pantalla gigante y el Levante-Barcelona en pantalla. No sabía que iba a tomar, pero era mi única opción. Aún así, entrando por la puerta, mis ojos divisaron unas botellas al lado del tirador de cerveza que, aunque estaban lejos, supe rápidamente que no formaban parte de mi etiqueta mental de "cerveza conocida y probada". En efecto, me encontraba delante de lo que para mi era una rareza (que no para muchos madrileños): Brabante Oro, "Cerveza Española Tradición de Flandes".

Lo primero que me sorprendió es que hablasen de una cerveza al estilo de Flandes y que en la etiqueta hubiera un gallo enorme, muy reminiscente de la bandera de Valonia. Una paradoja que podría causar malestar a algún conocido mío de tierras belgas.

Luego, mi total falta de información respecto a esta cerveza me hizo "desconfiar" y observé detalladamente la etiqueta para comprobar que estaba "embotellada para Cervezas Brabante". Con un par de búsquedas en Google, rápidamente pude saber qué cerveza se escondía detrás de un confundido gallo flamenco: la Steenbrugge Blond.

Más allá de todo esto, la cerveza es bastante mejor que lo que te dan por defecto en los bares de Madrid; notas afrutadas y algo de especias suaves para una cerveza fina pero con suficiente carácter. La conclusión es que con tanta curiosidad por dicha cerveza, casi ni miré el partido (que al final fue un simple trámite; ¡Campeones!). La post-data sería que en el Bazur (el bar fashion, que por cierto recomiendo para quien esté por la zona de Calle Miguel Ángel) no me cobraron un exceso por la cerveza (y encima me dieron una tapita y aceitunas), la cual cosa no entraba dentro de mis planes de inicio y agradecí un montón.

domingo, 8 de mayo de 2011

2a Fira de Cervesa Artesana de l'Arboç...

Ayer tuve la ocasión de estrenar la temporada de ferias cerveceras dado que mis planes de fin de semana pasaban cerca de l'Arboç. Así, después de un buen desayuno, salí con mi mujer dirección a este pueblo de la comarca del Baix Penedès con intención de ver qué cerveceros se citarían en esta feria de modesto tamaño.

El día no acompañaba, y sólo aparcar el coche empezó a llover, aunque moderadamente. Paseamos por la Calle Major, donde se concentraban las paradas de la Fira mientras observaba detalladamente los productos que nos presentaban. Me desilusionó ver (y por desgracia comprobar, en una de mis charlas) que, tal como apunta la Gacetilla Cervecera de este mes, algunas cervezas venían representadas por comerciales y no por cerveceros. Una lástima.

Aún así, pude hacerme con algunas botellas interesantes para degustar tranquilamente en casa y charlar un rato con cerveceros de verdad que se habían citado en l'Arboç para compartir experiencias.

Entre una cosa y otra, y la molesta lluvia que no incentivaba tomar cerveza en la calle, tuve que marcharme y no pude aprovechar para comer una butifarra y disfrutar de la música tradicional que acompañaría el evento hasta bien tarde. Tal como muchos de los expositores me comentaron, la siguiente parada es Blanes. Espero poder asistir la semana que viene :-).

En este edición, los cerveceros que se dieron cita en l'Arboç fueron: La Vella Caravana, La Gardènia (Rosita), Popaire, Wabi, Estraperlo, Clandestines de Montferri, Marina, Reptilian, La Font del Diable y Ausesken (creo que no me he dejado a nadie). Me habían comentado que estarían Llúpols i Llevats (Glops), pero almenos por la mañana no les vi.

Un último apunte para los organizadores: otro año sería bueno encontrar algunas indicaciones de cómo llegar (o almenos tener la dirección de la calle en el cartel), pues aunque l'Arboç es un pueblo pequeño, tuvimos que dar algunas vueltas de más antes de ver, de reojo, una botella enorme inflable de Rosita.

martes, 3 de mayo de 2011

¿Cerveza en bolsa?

Navegando sin rumbo fijo por internet, he encontrado este nuevo invento: el Beer on the Go (BeerPaq). Se trata de una bolsa (sí sí, tal cual) para poder llevar la cerveza tirada (draft) allí donde la necesitemos. En consecuencia, uno de los puntos fuertes de la estrategia comercial del BeerPaq es la de sustituir los vasos de plástico de los estadios de fútbol y demás deportes por una bolsa con tapón incorporado.

Así, en lugar de servir la cerveza al momento a cada cliente en un vaso de plástico, se deberían rellenar los BeerPaqs con cerveza tirada de forma previa para tenerlos listos. Las ventajas que ofrece según sus fabricantes es la rapidez de servicio, la posibilidad de vender cerveza directamente en las gradas, la seguridad de que nadie ha tocado tu cerveza, al tratarse de un sistema muy higiénico, y la tranquilidad de que una bolsa no va a ser usada como arma, a diferencia de lo que puede ocurrir con otro tipo de envases. Asimismo, destaca el hecho de que son envases "verdes": usan menos material que los vasos y se pueden incinerar para producir energía.

Puede parecer raro beber de directo de una bolsa, pero este producto tiene un diseño especial que permite que, una vez la bolsa está llena, la estructura siga siendo rígida para poder beber sin problemas la cerveza, conservando además la cerveza fresca cinco días, según dicen. Cuenta además con un tapón de rosca y una apertura suficientemente ancha como para poder oler y disfrutar de la cerveza debidamente.

En cuanto a costes, está claro que resulta más caro que un vasito de plástico. Aún así, la idea de sus fabricantes es que se pueden abaratar costes de transporte y laborales (dado que necesitas menos gente en la barra) para no incurrir directamente el coste adicional al cliente.

Los formatos son de pinta, media pinta y un formato especial para actividades al aire libre (conciertos y demás) de 1,8 litros.

Por lo que he leído, están hablando con la organización del Mundial 2014 de Brasil para "debutar" delante del gran público. La seguridad en los estadios seguro que será su mayor baza.

Si bien le veo poca salida en nuestro país (más que nada que no dejan vender alcohol en los estadios de fútbol), podría ser un producto interesante en otros mercados (EUA, UK). De hecho, desde que he descubierto el BeerPaq que no dejo de pensar en mis constantes excursiones a la barra en los partidos de rugby que pude ver hace unos meses en Gales.

Y a vosotros, ¿que os parece? No parece una mala idea, si bien faltaría probarlo y ver si realmente deja la cerveza inalterada de gusto y aroma como ellos dicen (dudo que sea así, a priori).

Para más información: Beer on the Go

lunes, 2 de mayo de 2011

Gacetilla Cervecera Número 4

Nueva entrega de la Gacetilla Cervecera. Por mi parte, tercera y penúltima entrega de mis experiencias cerveceras por Gales. Incluye, además, una agenda de eventos cerveceros muy útil para quien planee asistir a alguna feria de cerveza artesana este año.





Gacetilla Cervecera Número 4