El monasterio madrileño...

La fachada justita... el interior muy bien.
Kloster (monasterio en alemán) es la siguiente cervecería que visité en una de mis recientes escapadas nocturnas por la ciudad de Madrid. El día que visité Oldenburg me anoté la existencia de esta otra cervecería, de la que no tenía referencias. Pensé que algún día pasaría a ver qué tenían en carta, pero no corría demasiada prisa a priori, dado que no tenía una pinta estupenda (por fuera).

Fue el compañero JAB que me comentó que valía la pena pasar por allí, y realmente fue así. Cruzada la puerta, dejando atrás la no-muy-atractiva fachada, de repente me encontré un ambiente totalmente inesperado: luces bajas, una decoración con gusto, jazz de fondo, una imponente barra en el medio del local y mesitas en cada rincón. Había poca gente, así que mi ya famoso compañero Cristian y yo nos sentamos en la barra (que a mi personalmente me gusta más, siempre que la comodidad no se vea seriamente afectada por ello).

Variedad en los grifos. Me gustó
el que tiene forma de saxo.
Una vez cómodos, nos vino el camarero y nos ofreció la carta de las cervezas y luego la de la comida (un detallazo). Al ver la primera quedé gratamente sorprendido de ver una buena variedad de cervezas internacionales, alguna de las cuales no tenía registradas. Fue por eso que, ante mi ignorancia y mi pasión por los productos británicos, pedí sin dudar una Hop Back Taiphoon.

Pude tomar tranquilamente esta cerveza mientras esperábamos la comida. Cuando Cristian ya estaba devorando los entrates yo seguía extasiado con mi Golden Ale; hay cosas más importantes en esta vida que la comida. Con un diseño estupendo y un tapón corona bastante curioso, esta Ale tan británica se presentaba muy clara y con una espuma fantástica, nariz suave con toques herbales, especiados, de limón y mandarina, así como notas de cereales. Similar en boca, ganaba intensidad, siendo moderadamente amarga. Cuerpo medio y sensación densa en la boca acababan de definir un muy buen ejemplar de este estilo.
¡Bien!

A partir de aquí, comí tranquilamente lo que mi buen compañero no se había zampado aún (con básicamente comida alemana para escoger, cogimos un menú para 2, que cumple bastante en cuanto a calidad y cantidad para cenar dos a buen precio). No pensaba irme de Kloster sin tomar otra Hop Back, ya que dado el nivel de la primera tenía mucho interés en probar la Stout. Siempre me gusta concluir las noches con una buena negra.

Estropeada...
Sin embargo, la Hop Back Entire Stout no estuvo a la altura de su hermana Taiphoon para mi gusto. Puede que mis apreciaciones pudieran ser injustas para la cerveza, ya que si una cosa no tengo que reprochar a la gente de Kloster es que mi Entire Stout había estado almacenada horizontalmente (y eso que la gente de Hop Back pone en sus etiquetas, y en letra suficientemente grande, que por favor se mantengan las botellas en posición vertical). Con el poso en el cuello y la chapa, la Stout estava rica, pero tenía algún toque curioso y un cuerpo algo desdibujado. Indiqué al camarero que sería una buena idea seguir las recomendaciones de la etiqueta, pero aunque me dio las gracias no sé si realmente me van a hacer caso y cambiarán este mal hábito (como voy a volver, voy a tener la posibilidad de auditarles de nuevo el almacenamiento...).

Aunque me digustó un poco que no cuidaran bien alguna de sus cervezas, el Kloster me parece un buen sitio para tomar unas cuantas en un ambiente muy agradable y con una variedad de cervezas bastante interesante. Por lo que pude ver, y como ya parece ser norma en la zona de Bilbao (barrio), copas y vasos oficiales para las cervezas, que también suma.


Update de anteayer:

Volví a Kloster y me fijé en el almacenamiento, y al menos la cerveza que yo pedí estaba "de pie". Espero que lo de mi Hop Back Entire Stout fuera una cosa eventual, porque el sitio me gusta bastante.

Comentarios

  1. El sitio está bastante bien. Luz tenue, ambiente acogedor, buena música de fondo, y una variedad aceptable de cervezas. Si vais varios suelen poner un cesto de patatas fritas (no las chips), con dos salsas como tapa!!! Además no es raro encontrarse con alguna cara conocida en la barra o en la planta de abajo. Me alegro de que te gustara, siendo además un servidor quien te recomendó el sitio. Salu2!

    ResponderEliminar
  2. Vete al Estribo, no es una cervecería, es un pub especializado en ginebras, rones, whiskies y demás, pero tiene una nevera de cervezas que va rotando que es la única con cosas de interés en Madrid, échale un ojo y si vas avísame!

    ResponderEliminar
  3. Otro tanto para la futura visita a Madrid. Así me gusta, que dejéis los deberes hechos para ir con los ojos cerrados, jaja!

    Saludos!

    Per cert, Mr. Birraire, espero la teva resposta al Face!!! ;P

    ResponderEliminar
  4. JAB, realmente tu recomendación fue buena. A parte de la fachada y la cerveza tumbada, lo demás genial. De hecho voy a ir casi cada semana, si puedo (en cuanto a comida me parece algo mejor que Europa).

    Qué tal Txolo. Pues al Estribo estuve varias veces entre abril y mayo, y la verdad es que el sitio me encanta. Variedad de cervezas y buen ambiente, así como un dueño (Andrés) muy majete. De por la zona, Andrés es lo más parecido a un Landlord británico: profesional y siempre dispuesto a una buena charla. Tengo que volver; lo malo es que ahora me pilla lejos de donde suelo estar.

    ResponderEliminar
  5. Pau, ja t'he respost!

    La idea de estos posts es también dejar una pequeña hoja de ruta para los demás cerveceros que, como yo, no son madrileños y quieren explorar un poco. Uno va investigando y se da cuenta que, aunque parece que no estén, hay varios locales que cervecísticamente están muy bien dotados. La zona de Bilbao (barrio) es genial.

    Salu2!

    ResponderEliminar
  6. Vaya, hace pocos días fui a la Oldenburg y estuve a punto de ir a esta otra, pero por la fachada pensé que no merecía la pena, ahora me arrepiento!

    La próxima vez que visite Madrid habrá que incluirla en mi lista de visitas.

    ResponderEliminar
  7. Buenas joancg. Pues viendo que a ti también te paso, me imagino que mucha gente lo habrá descartado por la fachada. Es una pena porque tienen un buen local y una variedad interesante de birra.

    Saludos compañero!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Una entre cien...

Best Beers

Post-verdad mediterránea